Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

30 de diciembre de 2010

Cacareando: parto vaginal de Rosa (cefálica y podálica)


Nuestra forera Rosa nos cuenta hoy su parto. Debido a una enfermedad de la madre, el parto se tuvo que inducir con 37+4 semanas. Sus mellizos Ana y Juan estaban colocados en cefálica y podálica respectivamente. Desde el principio del embarazo, la mayoría del equipo medico apostaba por una cesárea, pero gracias a la intervención de una comadrona y a una dilatación digna del Guiness de los records, Rosa pudo tener su deseado parto vaginal, aunque inducido y comenzar directamente con la lactancia. Gracias Rosa por compartir tu experiencia con nosotras :)


"Como ya sabéis el 14 empezaron con la inducción. Poco que contar; de 9 a 21 h. me tuvieron con el gel de prostaglandinas puesto (y monitorizada y tumbada... que horrorrr) y nada, alguna contracción, pero ni siquiera dolorosa. En todo el día dilate la punta de un dedito. Me subieron a planta, cené y sobre las 1 de la mañana empecé con contracciones hasta las 3, ahí se pararon (no eran demasiado dolorosas).

El 15 sobre las 9 me bajaron otra vez a paritorios y empezaron directamente con oxitocina (dosis bajitas). Sobre las 12 había dilatado 1 cm. Me rompieron la bolsa. Luego me subieron la dosis y sobre las 15 me puse a morir... contracciones cada 3, 2, luego 1 minuto, insoportables... La comadrona (que para mi fue un ángel caído del cielo) me dijo que, a pesar de que ella no es pro epidural, a mi me la recomendaba, porque no eran contracciones "naturales" y así no iba a aguantar. Le hice caso, me la pusieron y la verdad es que uffff... un cambio brutal. A las 16 h me volvieron a mirar... 2 cm... La comadrona me dijo que me daban hasta las 18 h y que si no avanzaba..... cesárea.

Sobre las 18h vino la comadrona a ponerme una sonda para el pipí. Le dije que tenia ganas de ir al baño a hacer "cosillas mayores". Me hace un tacto y se le queda la cara a cuadros. Me dice que eso no son ganas de ir al baño, que son ganas de empujar, ¡que estoy de parto! No me lo creía, 8 cm en dos horas????

Entonces fue cuando todas echaron a correr (ya todas contaban con que iba a ser cesárea, la ginecóloga la primera de todas) y me dijeron que cerrara las piernas y no empujara. Dejaron entrar a mi marido un momento, que tampoco se lo creía cuando le dije que me llevaban al quirófano, que ya estaba a punto. Allí no le dejaron entrar.


Cuando llegamos al quirófano, no había nadie. Llego la ginecóloga con la cara blanca como la pared (luego me confesó que de todo el equipo era la única que había dicho que ella se negaba a atender mi parto y que contaba con que acabaría en cesárea). Cuando la comadrona me dijo que si tenía ganas de empujar, que empujara, solo habían llegado un par de enfermeras (el ginecólogo de apoyo tampoco había llegado). Así que me puse a empujar y empujar, animada por mi comadrona maravillosa, que me decía que era una campeona, y en 7 u 8 pujos note salir a Ana. La sensación mas bonita de mi vida, puedo asegurarlo. Me la enseñaron mientras se la llevaban al lado y yo emocionada perdida. La ginecóloga, que se miraba la puerta cada 2 segundos para ver si llegaba el ginecólogo de apoyo, me dijo que ya me emocionaría luego…

La comadrona me pregunto si tenia ganas de seguir empujando y le dije que si. ¡Y en dos pujos mas nació Juan, de culete! 2 minutos de diferencia. La ginecóloga no se lo podía creer, tenia una cara de alucine que era para grabarla. Cuando ya me estaban cosiendo y apañando por ahí abajo, llego el ginecólogo de apoyo con la lengua fuera. Se quedo a cuadros al ver que ya estaba todo hecho. Ana peso 2210 kg y midio 47 cm y Juan 2080 kg y 46 cm.

Gracias a la comadrona me dejaron darles el pecho en una habitación de al lado de los quirófanos en cuanto yo estuve cosida y ellos listos. ¡Los dos a la vez! Un sueño hecho realidad.

Al final he tenido mi parto “casi” soñado. Teniendo en cuenta que era inducido, no puedo quejarme."


No hay comentarios:

Publicar un comentario