Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

30 de junio de 2011

El gato y la gallina, por Carlos González

paritorio http://criandomultiples.blogspot.com

Picoteaba un día una gallina
entre unos desperdicios de cocina
cuando le sobrevino un deseo urgente
de alzar la vista al frente
y caminar con paso vacilante
(el cuello para atrás y para adelante)
hacia un montón de paja allí dispuesto.

Cacarea, se sienta, se menea,
pica, repica, suplica, tuerce el gesto,
se levanta, se vuelve, cacarea,
puja, empuja, apretuja y pone un huevo.

Un gato, que de todo fue testigo
(aunque el suceso no era nada nuevo)
reflexiona, lamiéndose el ombligo:
"A las puertas del siglo XXI,
y que aún pongan los huevos de uno en uno!"
No alcanza a comprender su alma felina
que una simple gallina,
no sabiendo de ciencia, ni de oficio,
sin el auxilio de gente preparada,
ni acceso al beneficio
de la moderna técnica avanzada
esté a poner un huevo autorizada.

Se acerca el gato a un perro que dormita
al sol junto al corral
y al oído unas frases le musita
en tono coloquial:
"¿Se ha fijado, colega
en cómo pone la gallina, ciega
al peligro, sin método ni nada?
Hemos de poner fin a un sufrimiento
que hace de las gallinas instrumento
de la naturaleza desatada."

"Tiene razón", responde el aludido,
"que es la puesta una empresa complicada
para hacerla en un nido.
Hay que abrir un centro veterinario,
a modo de huevario,
en el que sea la puesta controlada
y el huevo por expertos atendido."

Buscar deciden, pues, a la gallina
que a la puesta parezca más cercana,
y resulta ser tal la Serafina.
El gato le pregunta: "Dime, hermana,
¿no notas de algún huevo la venida?"
"Nada noto" — "¡Es puesta retenida!"
"Hemos de proceder sin dilación.
Estírate para la exploración."
"¿Me siento así?" — "¡No, tonta, boca arriba!"
Procede a desplumar el perineo
(¡qué vergüenza!). "Colega, ya lo veo.
Con una lavativa
y una infusión de hormonas adecuada
habremos de inducir ahora la puesta;
y una vez dilatada,
hacer palanca con una cuchara
y recoger el huevo en una cesta."
(Hubo de dar el gato una tajada,
porque, si no, no entraba la cuchara.)

Ya se extiende la voz: ¡Por fin la ciencia
da respuesta a este problema diario!
Las gallinas, con suma diligencia
acuden al huevario.
Y es fama que de ciento que allí ponen
son las cien boca arriba desplumadas
las noventa tajadas,
las cincuenta inducidas, cuarenta
instrumentadas, y algo más de treinta
salen con un buen corte en la barriga.
Tan sólo una recela: nuestra amiga
que iniciaba esta historia.
Porque es gallina vieja, que ya ha puesto
mucho huevo en la vida, y todo esto
le huele más a esclavitud que a gloria.

¿No ha de tener mi cuento moraleja?
Hela aquí: Mujer, no seas gallina,
y si lo eres, sé gallina vieja.
Pregunta al que entusiasta te aconseja
métodos tan científicos y nuevos.
"¿Ayudas tú en verdad a la gallina,
o sólo vienes a tocar los huevos?"

Por Carlos González
La imagen es de http://www.travelpod.com

29 de junio de 2011

Doble visión



La psicóloga especialista en gemelos Nancy Segal nos demuestra que la genética y el medio ambiente están inextricablemente ligados. Por Jean Hennelly Keith.

Al conocerse a los treinta y un años, Marcos y Gerry descubrieron que había “espeluznantes” similitudes. Gemelos idénticos separados al nacer y criados por familias diferentes, ambos fueron los bomberos, ambos tenían la misma risa distintiva, ambos preferían la comida italiana y china, y ambos disfrutaban de la caza y la pesca. Asistentes a fiestas y entusiastas bebedores de cerveza, incluso tenían la misma manera peculiar de sostener una lata de cerveza, apoyando la base con un dedo meñique.

Los mellizos, y especialmente los gemelos idénticos, nos fascinan. Para los científicos, su atractivo es doble: “Los gemelos son auténticos laboratorios naturales”, dice Nancy Segal, profesora de psicología del desarrollo y directora fundadora del Centro de Estudios de Gemelos en la Universidad Estatal de California, Fullerton, y melliza ella misma. En su nuevo libro”, Indivisible por dos: Vidas de gemelos extraordinarios”, presenta Marcos y Gerry, que podrían ejemplificar el concepto que “los genes predisponen a los individuos a buscar determinados entornos y experiencias durante el desarrollo”. Segal describe los antecedentes genéticos como “un escudero fiel, lo que nos lleva hacia las personas, lugares y acontecimientos que nos dan placer y lejos de los que no lo hacen”.

Con los años, ha estudiado numerosos conjuntos de gemelos idénticos criados por separado que tienen diversos grados de similitud. En contraste con Marcos y Gerry, Oskar y Jack, que fueron separados a los seis meses de edad, criados en diferentes países y culturas por padres distintos a mediados del siglo XX. Jack, un blanco judío, fue criado por su padre entre los negros en Trinidad y más tarde se convirtió en un oficial de la marina israelí. Oskar fue criado como católico por su madre en la Alemania de Hitler, y como la mayoría de otros jóvenes gentiles alemanes, se vio obligado a unirse a las Juventudes Hitlerianas. Reunidos por primera vez a los veintiún años, se encontraron que tenían puntos de vista intolerables para el otro en los político y lo religioso y tuvieron una relación problemática durante toda su vida. Segal los conoció en 1979 cuando participó en un importante estudio sobre gemelos criados por separado en el “Centro de Investigación de gemelos y de adopción” de la Universidad de Minnesota, donde estaba entonces en la facultad. Su evaluación: “El contenido de las creencias y tendencias históricas de Oskar y Jack fue influenciado por el medio ambiente, pero su similar grado de compromiso con sus creencias, su fervor, y la forma en que se han enfrentado a la vida en estos diferentes lugares viene más de su personalidad, que está más basada en la genética”.

Debido a que los gemelos, así como trillizos, cuatrillizos, y quintillizos, tienen una parte o toda su composición genética en común, son sujetos ideales en la investigación de los científicos en sus intentos de separar la forma en que la herencia y el medio ambiente contribuyen a diversas características humanas. Segal, Segal llamada “la experta mundial sobre la psicología de los gemelos” por Steve Pinker, profesor de Psicología de la Familia Johnstone en Harvard, ha estudiado los gemelos durante casi treinta años. Segal descubrió que su vida era la psicología en la Universidad de Boston.. Sobre la base de su propia experiencia, escribió un artículo sobre el ajuste personal en un curso de psicología anormal. Al haber crecido con su hermana gemela, Anne, se sentía intrigada de por qué eran tan diferentes - en las miradas, personalidad y temperamento - a pesar de haber estado juntas desde el nacimiento y tener los mismos padres y amigos. En “Las relaciones entre gemelos y sus implicaciones para la ubicación en la escuela “, examinó cómo ella y su hermana y sus padres tratan con los gemelos que son separados en la escuela por primera vez. “Tuve que buscar en toda la literatura sobre los gemelos, y chico, me lo pasé genial. No me cansaba de ella. Pensé en esta investigación sobre gemelos y en cuestiones como la influencia de la naturaleza y la educación, y me fascinó. Yo sabía que iba a ser para mi carrera”.

NATURALEZA Y EDUCACIÓN A LA VEZ

La investigación de los psicólogos en el nuevo campo de la conducta genética, dice Segal, ha reelaborado los convencionales debates de naturaleza-contra-educación hacia una teoría de la naturaleza-por el camino de la educación. “Los genes y la naturaleza trabajan juntos”, dice. “Están inextricablemente entrelazados dentro de los individuos. Los estudios con gemelos indican que la influencia genética afecta prácticamente a cada característica humana y que el entorno equilibra las diferencias entre los comportamientos. “La investigación sobre gemelos en todo el mundo, escribe, indica que para todos nosotros”, los genes explican una mayor proporción de las diferencias individuales en las capacidades intelectuales que los rasgos de la personalidad “, que” son más susceptibles a la influencia del medio ambiente. “La conexión entre las características físicas y fisiológicas (por ejemplo, altura, peso, y color de ojos), están sometidas en un 90 por ciento a los genes”, según las estimaciones de Segal. La inteligencia está algo menos relacionada genéticamente, aproximadamente del 50 al 70 por ciento, y habilidades mentales especiales, como la velocidad y precisión perceptiva, la visualización espacial y la fluidez verbal, se determinan a partes iguales por los genes y el medio ambiente. Los rasgos de personalidad, las actitudes sociales y las tendencias políticas son también determinadas de forma equitativa por los genes y el medio ambiente, dice.

La investigación principal de Segal se centra en el comportamiento humano e incluye la cooperación y la competencia, el altruismo, los vínculos personales, y el duelo. Estudia a los gemelos para comprender las relaciones sociales en la población general, con la esperanza de sacar conclusiones de lo que hace que la gente se lleve bien. Ella considera que los gemelos idénticos suelen cooperar más que otros. “No sé exactamente lo que subyace “, dice”, pero es probable que sea una combinación de su similar inteligencia y tipos de personalidad y una sensación de confianza. “

Además de estudiar los gemelos idénticos (resultado de la división de un huevo fertilizado por un espermatozoide y que comparten todos sus genes) y los gemelos fraternos (los que provienen de dos óvulos fertilizados por espermatozoides diferentes y comparten aproximadamente la mitad de los genes, al igual que los hermanos no gemelos), Segal es la única investigadora conocida que estudia a los gemelos “virtuales”, o pseudo-gemelos. Se trata de dos personas de la misma edad pero con diferentes padres, que son criados juntos desde la infancia. “Lo maravilloso acerca de estos niños “, dice Segal, “es que comparten una relación muy similar a la gemelar sin el vínculo biológico”. El progreso de sus estudios muestra un modesto grado de similitud en gemelos virtuales en cuanto a inteligencia general y especial capacidad mental”, porque son jóvenes, están viviendo juntos en la casa, y el ambiente del hogar es muy potente”, dice.

En colaboración con colegas de la Universidad de San Francisco, es co-investigadora principal del estudio “Mellizos, adoptados, compañeros y hermanos”, que investiga las relaciones sociales y las similitudes en el desarrollo del comportamiento en los gemelos idénticos de ocho a doce años de edad, los gemelos fraternos, gemelos virtuales, hermanos y mejores amigos. "Esto nos permite manipular las conexiones genéticas y ambientales, y luego desentrañar los fundamentos de lo que les lleva a la similitud, lo que está impulsando la relación. Somos el único estudio que incluye la matriz de parentesco”. Agregar la dimensión virtual de los mellizos a la mezcla fortalece el diseño de la investigación de los gemelos, dice Kimberly Saudino, una profesora de psicología del College of Arts and Science y directora del Laboratorio sobre el Desarrollo del Comportamiento Genético de la Universidad de Boston, cuya investigación sobre los mellizos tiene el objetivo de comprender el desarrollo del temperamento en la infancia temprana.

EL PUNTO DE VISTA HUMANO POR DOS

"Una cosa que hace que el trabajo de Nancy sea diferente", dice Saudino, "es que mira a los gemelos no sólo como una herramienta, sino también como seres humanos. Su buen hacer tiende puentes entre la ciencia y el lado humanista. "Además de la investigación científica, Segal está interesada en la experiencia humana de los gemelos. "Demasiadas cosas sobre la vida de los gemelos se pierde en análisis cuantitativos", dice, “y estas vidas son tan significativas desde una perspectiva de interés humano”.En “Indivisible por Dos”, presenta viñetas de una docena de pares de gemelos, trillizos y cuatrillizos que han nacido o sido criados en circunstancias excepcionales. Combinando los descubrimientos científicos con las apreciaciones humanas, sus observaciones de primera mano profundizan en sus temas, dándoles "un rostro muy humano", dice Saudino.

Tome los gemelos idénticos Stepha y Annetta, que son supervivientes judíos del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, campamento, donde el famoso Josef Mengele las hizo enfermar trasfundiéndoles sangre de gemelos idénticos de sexo masculino, por quien tenía la intención de dejarlas embarazadas. Salvadas de la realización de este extraño experimento por la liberación del campo en 1945, se mudaron a Melbourne, Australia, donde Segal las entrevistó en 2004. Las octogenarias recordaron cómo confiaron y se apoyaron la una en la otra en Auschwitz (cada una viviendo para la otra “sin hablar” como explica Annetta. Ellas se describen a sí mismas como “dos cuerpos y un alma”.

Una similar cercanía existe entre Marcy y Tracy. Cuando su hermana supo que no podría tener hijos debido a una rara enfermedad, Marcy se ofreció a tenerlo ella, y fue inseminada artificialmente con esperma del marido de Tracy. El resultado fue una hija que es tan similar genéticamente a Tracy como si hubiera sido suya. “Siempre estamos más pendiente de la otra que de nosotras mismas”, le dijo Marcy a Segal.

Para muchos gemelos, su vínculo es tan estrecho que no parecen necesarias otras compañías, dice Segal, y a muchos gemelos idénticos les gustaría que sus parejas entendieran su especial necesidad de ser alguien muy cercano en la vida de su gemelo. En matrimonios entre gemelos idénticos este entendimiento existe. Surgen intrigantes relaciones genéticas cuando los gemelos se vuelven los padres genéticos así como los tíos y tías de sus hijos gemelos.

La otra cara de la vinculación gemelar puede ser la pérdida excepcionalmente dolorosa. Los estudios de Segal incluyen el efecto en un gemelo que sobrevive cuando el otro muere. "Brenda-Linda", gemelas de Nueva York estaban tan unidas que cada una era conocida por sus nombres combinados. Cuando Brenda murió en el ataque al World Trade Center, Linda estuvo desconsolada, experimentando “una pena enorme,” dice Segal. Después de la muerte de su hermana, el trabajo de Linda en la enseñanza se hizo temporalmente aplastante, y ella se tomó una licencia sin sueldo. Comenzó a celebrar sus cumpleaños, acontecimientos compartidos antes alegres, en soledad e incomunicada en casa. Por sus estudios de pérdida, Segal ha descubierto que para todos los gemelos, y más aún para aquellos que son idénticos, la pena por la pérdida de su gemelo es mayor que de la muerte de cualquier otro pariente excepto el cónyuge o un hijo, que es igualmente intenso. “Sobrevivir a tu gemelo,” escribe ella, “les hace afrontar una tarea difícil de redefinición de ellos mismos, como individuos y como gemelos.”

Segal es invitada con frecuencia a programas de televisión, como “Good Morning America”, “20/20”, “El show de Oprah Winfrey” o “Discovery”, en los que habla de los aspectos científicos y sociales de ser un gemelo. A menudo es reclamada como experta legal en casos que afectan a gemelos, especialmente en cuestiones de daños graves o muerte, negligencias médicas y custodia de hijos. Ella aboga firmemente por mantener juntos a los gemelos. También habla de los efectos de la muerte de un gemelo y de mutilación al “privar” al gemelo que que sobrevive “de un desarrollo gemelar. Cuando un gemelo pierde el otro,” dice, “hay aspectos únicos como no ser ya capaz de celebrar el cumpleaños y recordar constantemente a la persona que ya no está allí”, una carga injusta, sostiene.

CASI IDÉNTICOS

Dado que los gemelos idénticos comparten el 100% de sus genes cuando son concebidos, son tan parecidos como dos gotas de agua. Segal indica, sin embargo, que nunca dos personas son exactamente iguales. Su ambiente antes, durante, y después del nacimiento es diferente. Tienen una colocación diferente en el útero y pueden recibir cantidades diferentes de nutrición y exposición a hormonas. Su nacimiento, orden de nacimiento, y peso de nacimiento se diferencian también. Y los accidentes genéticos, como “cromosomas perdidos, mutaciones de genes, y problemas técnicos en la expresión de genes,” ocurren, cuenta Segal. “Indivisible por Dos” cuenta la historia de unos chicos trillizos idénticos, una rareza que ocurre en sólo un de 50.000 nacimientos. Aunque los genes de los tres eran idénticos, uno de los hermanos es homosexual. Segal dice que los genes desempeñan un papel en la identidad sexual, pero es confuso hasta qué punto, y postula que se podría considerar la exposición variante a hormonas prenatalmente, al menos en parte, como la diferencia en la orientación sexual de los trillizos.

Segal ve como una gran promesa un nuevo área de investigación, la epigenética, que se refiere a modificaciones químicas naturales que ocurren en genomas individuales, marcándolos para que tengan una actividad aumentada o disminuida. En el nacimiento, los gemelos tienen perfiles epigenéticos completamente similares, dice, pero los perfiles muestran diferencias crecientes a medida que los gemelos envejecen y según el tiempo que vivan alejados el uno del otro, lo que indica que el ambiente puede contribuir a cambios en los marcadores. Según un artículo de New York Times reciente, la investigación epigenética en gemelos podría dar pistas a las "diferencias epigenéticas que contribuyen al cáncer” y otras enfermedades.

“En el 60 por ciento de los casos de gemelos que vea, si un gemelo es esquizofrénico, el co-gemelo será normal,” dice Segal. “¿Por qué sucede esto? ¿Por qué el ambiente puede provocar una cierta propensión en uno o dejar tranquilo al otro?” Le gustaría encontrar respuestas más precisas a preguntas que han dejado perplejos mucho tiempo a científicos sobre las causas de que los gemelos y otros múltiples se diferencien en su vulnerabilidad a enfermedades como la esquizofrenia y la enfermedad bipolar y en otros rasgos genéticamente relacionados y condicionados.

Cuando ella pretende que la investigación sobre los gemelos sea amplia, Segal intenta descubrir más sobre las bases del comportamiento humano en la población en libertad: como llegamos a tener rasgos particulares de personalidad, orientación sexual, capacidades intelectuales y actitudes sociales , esencialmente, lo que nos hace únicos.

Artículo original de www.bu.edu, traducido por Marisol
Imagen del álbum de photobucket de tralousan

28 de junio de 2011

Por fin juntos: cuidados


Tras muchos meses de espera, ya podéis abrazaros, ya sois una familia. Los primeros meses son de aprendizaje y conocimiento mutuo.
  1. No es necesario bañarle cada día, pero si lo haces comprueba que la temperatura del agua sea parecida a la de su cuerpo, caldea el ambiente y ten a mano lo que necesitas. Seca bien todos los pliegues de su piel.
  2. Es cierto que los recién nacidos necesitan estar abrigados durante los primeros días, porque se tienen que acostumbrar a un ambiente muy distinto al útero materno. Pero después no hay que abrigarles ni mucho ni poco. Tocándoles el abdomen y la espalda sabremos si tienen frío o calor.
  3. Para curar el cordón es importante lavarse las manos. Se dejan caer en la base unas gotas de alcohol de 70º y se coloca una gasa encima. Va bien dejar que se airee. Si huele mal o aparecen secreciones llevadlo al pediatra.
  4. El cabello del bebé se cae a os dos o tres meses y hacia los seis empieza a ser sustituido por el definitivo. Cortárselo es una simple cuestión estética: puede hacerse cuando se quiera siempre que se usen tijeras adecuadas y el bebé esté tranquilo.
  5. Las uñas se pueden cortar siempre que se usen unas tijeras para bebés. Sujeta su mano con tu pulgar en el dorso y córtalas rectas, sin apurar, sobre todo en los extremos.
  6. Siempre hacia atrás. Así debe limpiarse la zona del pañal en cada cambio para evitar que los genitales entren en contacto con las heces.
  7. La piel de un bebé es fina y delicada, se irrita con facilidad. Por ese motivo es conveniente lavar su ropa aparte y aclararla bien.
  8. Para eliminar la costra láctea, la mejor opción es masajear suavemente la zona con aceite de oliva, almendras o aguacate, para que se ablande. Irá cayéndose al lavarle la cabeza.
  9. Existen zonas especialmente sensibles. Los oídos no deben limpiarse; el cerumen es una protección natural. Las legañas se retiran con una gasa o un paño húmedo, desplazándolos hacia el exterior del ojo.
  10. El masaje tiene muchos beneficios. El contacto amoroso, suave y respetuoso le relaja, tonifica su musculatura, fortalece el sistema inmunológico y le da seguridad. Calienta el producto entre las manos y empieza por las piernas para crear un clima de confianza.
Artículo de la revista “El mundo de tu bebé” nº 200, escrito por: Julio Basulto, Dr. Carlos González, Laura Gutman, Rosa jové e Imma Marín.
Foto de http://detodosloscolores.blogspot.com  

27 de junio de 2011

Carros gemelares: Bugaboo donkey


Bugaboo ha sacado al mercado, por fin, el Bugaboo Donkey, un cochecito de lo más versátil, que te permite llevar a uno o dos niños, de la misma o de diferentes edades.

Esto lo hace ideal para llevar a gemelos desde su nacimiento (ya que admite capazos y sillitas portabebés) o a hermanos de distintas edades. Además, las sillas se pueden poner mirando hacia adelante o hacia atrás según nuestra preferencia (y la de los peques, claro) y son totalmente reclinables. Ahora bien, el precio, es otra cosa. Desde luego, si tienes dinero de sobra, es una opción nada desechable, pero es que la versión twin cuesta la friolera de 1500 € aproximadamente...

Las ruedas delanteras son giratorias, de 10 pulgadas, y las traseras de 12 pulgadas; además son neumáticas, lo que añade un plus de suavidad en su conducción. El manillar es regulable en altura y además dispone de una especie de cinta para la muñeca, que viene muy bien para que el carro no se te vaya de la mano.

Un dato curioso es que la cestilla inferior se expande cuando el carrito pasa de la posición mono a la duo o la twin.

La versión twin incluye: chasis con ruedas, dos asas de transporte, dos capazos, dos capotas, dos sillas, dos cubrepiés, dos fundas de lluvia, un bolso de equipaje lateral y un cestillo inferior.

Ojo: Durante el año 2011, las unidades a la venta de la silla Donkey estarán limitadas en toda la red comercial por imperativos de su proceso de producción.

Dimensiones plegado: 87 x 60 x 40 cm
Ancho máximo desplegado: mono 60 cm, duo/twin: 74 cm
Peso: mono 13kg, duo/twin 15kg

26 de junio de 2011

Lactancia en gemelos de bajo peso



Mis nietos Benjamín y Joaquina nacieron por cesárea, a partir de un embarazo múltiple.

De los tres bebés concebidos, uno murió intraútero en la semana 35 de gestación.

Benjamín nació con un peso de 2.080kg, Joaquina con 1.650 kg. El dolor por la pérdida de Manuel y la angustia por la salud de los bebés no impidieron a sus padres poner en marcha una verdadera lucha y un enorme esfuerzo para salvaguardar la lactancia materna. Durante el embarazo, Sofía y Roberto los nuevos padres, se habían informado sobre los enormes beneficios que la Lactancia Materna significaba para los bebés prematuros; por esta razón, cuando sobrevino la muerte de un bebé y la cesárea de urgencia, ya muchos recursos estaban pensados.

Ambos bebés fueron internados en neonatología y Benjamín recibió una transfusión de sangre. Sofía inmersa en su dolor de madre, encontró las fuerzas para comenzar una intensa rutina de estímulo y extracción. Comenzamos con una bomba manual durante un día y medio. Gracias a Dios, pronto llegó una bomba eléctrica de bombeo doble, porque no sé realmente cómo lo hubiéramos conseguido con la bomba manual, el tiempo cierto de 24 horas es poco para el gran trabajo a realizar. Mi conclusión sobre este punto es que es muy importante que la madre cuente con la posibilidad de acceder a una bomba eléctrica y de bombeo doble, ante la posibilidad de que ese embarazo múltiple termine en un parto prematuro.

Con la ayuda de su esposo, sus hermanas, una de las cuales ya había pasado por la experiencia de tener un bebé prematuro, y toda la familia, Sofía estimuló sus pechos doce veces y a veces más en 24 horas, estableciendo la producción de leche materna y aumentándola día a día.

Seis días después del nacimiento Benjamín llego a sus brazos. Sofía tuvo que dialogar con el equipo de salud, para que se permitiera al bebé estar en la habitación con su madre, la indicación era que lo amamantara en la sala de cuidados especiales y que el niño permaneciera en este lugar, en cuna.

Benjamín necesitaba la presencia y el amor de sus padres de forma constante, además de alguna forma de alimentación, ya que no se prendía al pecho.

Comenzamos a alimentarlo con cucharita día y noche, llevando un registro riguroso de las cantidades de leche materna que el bebé recibía. Somos una familia numerosa, todos nos unimos en esta situación y por turnos apoyábamos a los padres, convencidos todos que la Lactancia Materna significaba muchísimo para los bebés.

A los nueve días, mamá y bebé con un peso de 1.950 kg partieron a casa, con la angustia de dejar a Joaquina en la incubadora.

A partir de entonces comenzó para Sofía otro desafío, el tiempo no le alcanzaba para atender a Benjamín que seguía sin mamar, estimular sus pechos, extraerse leche para los dos, almacenar la leche para llevar a su beba, ir al hospital a sostenerla en sus brazos.

Su estado de ánimo era de mucha angustia, fue entonces cuando otro recurso se puso en marcha. Su hermana mayor Carolina estaba amamantando a su hijo Lorenzo de 2 años y cuatro meses. Tiempo antes del parto de los trillizos, Carolina se había hecho los análisis de HIV y Hepatitis B, y habíamos guardado su leche en el freezer para darle más tranquilidad a Sofía. Ambas hermanas decidieron comenzar a utilizar leche de Carolina pero recién extraída. Sabíamos que en estos casos los factores inmunológicos son importantes y la leche recién extraída es más segura, Sofía y Carolina estaban mucho juntas, estando en contacto con los mismos gérmenes y además la leche de Carolina era especialmente grasosa, ya que alimentaba un niño grande. Carolina comenzó entonces a utilizar la bomba eléctrica tres veces por día, teniendo que ingeniarnos para que Lorenzo su hijo nos permitiera el trabajo de extracción. Carolina extraía su leche por la mañana antes de que Lorenzo despertara, cuando rato después Lorenzo se amamantaba, ponía una nota de humor a tanto esfuerzo, expresando su sorpresa a su madre al no encontrar los pechos rebosantes que él acostumbraba a mamar por la mañana. Sofía tenia una producción abundante y podía alimentar a dos bebés, pero al tener que adelantar tomas de leche extraída para alimentar un bebé con cucharita y otro con sonda, no llegaba con el tiempo. Utilizar leche donada por su hermana trajo tranquilidad a Sofía. Era un espectáculo singular ver a ambas preparar recipientes con ambas leches cuidando todos los detalles. Es muy importante la leche de la madre de los bebés nacidos prematuros por sus factores especiales, así que todo debía tenerse en cuenta. En esos días Sofía comenzó también a desechar en algunas extracciones parte de la primera leche, para dar a sus bebés uno con cucharita otro con sonda, leche con más contenido graso. En ese momento los pediatras a cargo de los bebés sugirieron la posibilidad de dar fórmula, pero Sofía se negó con amabilidad. Al cumplirse los quince días desde el nacimiento Joaquina vino a su hogar con un peso de 1.800. Imposible alimentar dos bebés con cucharita día y noche, todo se complicaba. Ninguno de los dos bebés mamaba del pecho de su madre; utilizábamos recursos como poner la bomba eléctrica en un pecho y en el otro el bebé, la bomba bajaba le leche y el bebé sin succionar reciba leche del otro pecho, Sofía decidió entonces comenzar con el vasito. Utilizamos los vasitos que vienen con los medicamentos pediátricos. Los alimentábamos con vasito en un tiempo de diez minutos, sabíamos las cantidades diarias de leche materna que por su peso debían recibir, anotábamos, en un cuaderno las extracciones de Sofía, las cantidades extraídas y los horarios, en otro cuaderno horarios y cantidades de cada bebé, pañales mojados y con caca.



Sofía sufría por que el tiempo no le alcanzaba para tener en brazos todo lo que ella deseaba a sus bebés, pero su afán por la Lactancia Materna era enorme, los bebés estaban siempre a Upa papá, tíos, y abuelos los sosteníamos día y noche.


Los bebés comenzaron a aumentar de peso y la paz comenzó a llegar a Sofía y su esposo. Un día decidieron no dar más vasitos de noche, ya que ambos bebs comenzaron a mostrar entusiasmo por mamar, en pocos días sólo tomaban tres vasitos por día, y los pañales mostraban una buena transferencia de leche.

Y así en unos días los esforzados padres y el resto de la familia comenzamos a disfrutar de la Lactancia Materna exclusiva.

Los recursos para la lactancia de múltiples prematuros como la bomba eléctrica y la almohada para amamantar mellizos son invalorables, además de otros recursos que las ingeniosas madres de múltiples inventan. Sofía dormía con sus bebés, pero siendo tan pequeños ella estaba siempre temiendo que se deslizaran de sus brazos, así que se ponía a la noche un strapless o top de puro algodón y metía un bebé de cada lado, así si el sueño la vencía ellos quedaban adheridos a su cuerpo y además podían seguir mamando. Desde el comienzo utilizó el portabebé tipo kepina y como ellos eran tan pequeños los ponía juntos, más adelante llevaba un bebé en cada portabebé colgando de cada lado. Hoy Benjamín y Joaquina tienen 2 años y tres meses, ambos amamantan.

Extraído de dardemamar. Foto y vídeo inclusive.

Post scriptum: solicitamos permiso, como solemos hacer, para publicar este relato a la web dardemamar, que se puso en contacto con Etel Conti, la abuela de los bebés y autora del relato, quien a su vez nos respondió autorizándonos y contándonos una parte más de la historia:

(...) Por mi parte la razón de escribir esta historia en el que el dolor por la pérdida de uno de mis nietos se entremezclaba con la felicidad de tener los otros dos bebés, la angustia por sacarlos adelante, el esfuerzo por que recibieran la leche de mi hija y el acomodarnos todo el tiempo a diferentes circunstancias, fue el enorme deseo de apoyar a otras madres, con información y la experiencia que como familia habíamos atesorado.

Benjamín y Joaquina se amamantaron hasta los cinco años y un mes, y estoy segura que los beneficios del esfuerzo y el compromiso puestos en marcha por sus padres acompañados por toda la familia serán para toda la vida.

Es un honor para nosotros los padres abuelos y tíos de Benja y Joaqui saber que hay personas como vos que piensan que esto ayudará a otros padres.

Si es posible, desearía que al nombrarme incluyas con mi nombre Etel Conti, que soy madre de siete hijos y abuela de 8 nietos con un nieto más en camino. mi maternidad y mi abuelidad son las grandes riquezas de mi vida. (...)

25 de junio de 2011

Por fin juntos: salud


Tras muchos meses de espera, ya podéis abrazaros, ya sois una familia. Los primeros meses son de aprendizaje y conocimiento mutuo.
  1. Durante unos días tienen las palmas de las manos y plantas de los pies de un tono violáceo por la inmadurez de los capilares de las extremidades. En cuanto la circulación se estabilice, la piel tomará el color rosáceo típico.
  2. La ictericia, ese tono amarillento de la piel, se debe a que no pueden eliminar la bilirrubina que se genera al destruirse la reserva de glóbulos rojos con la que nacen. La mayoría de los casos se resuelve espontáneamente.
  3. El control de peso es una manera objetiva de valorar el crecimiento, pero no la única. Puedes ver las tablas de la OMS en: http://www.Who.int/childgrowth/standards. Lo importante es que el peso y la talla estén proporcionados, y que vayan aumentando.
  4. Muchas madres creen que su bebé se ha resfriado la primera semana. Pero con esos estornudos, lo que hacen los recién nacidos es eliminar restos de mucosidad y líquido amniótico.
  5. La fiebre no es una enfermedad, es un síntoma. Si el niño está bien y la temperatura no es muy alta, no es necesario bajársela. Lo antipiréticos, a partir de los 38ºC.
  6. De la misma manera que nunca hay que tomar u medicamento sin prescripción médica, el que se receta debe tomarse hasta el final.
  7. Para eliminar la mucosidad de la nariz se aplica el suero despacio, casi gota a gota, para que se diluya y salgan con mayor facilidad.
  8. Los primeros dientes suelen aparecer entre los seis y los 10 meses. Durante esos días el bebé puede mostrarse inquieto e irritado, con hinchazón o hematoma en las encías. Pero no es causa de fiebre ni diarrea.
  9. Si su dieta es diversificada, puede limpiar sus piezas dentales bebiendo u poco de agua. Cuando tenga más dientes, puede empezar a jugar a cepillarse, sin pasta hasta los tres años.
  10. Para evitar el ¨Síndrome de Muerte Súbita del Lactante" se recomienda dormir boca arriba, usar un colchón normal sin almohada, no poner juguetes en la cama, no abrigar al bebé en exceso y no fumar en su entorno. Dar el pecho tiene un efecto protector.
  11. Las heces del bebé de pecho son amarillentas y con grumos y, aunque a veces se espacian en el tiempo, no hay que pensar que está estreñido. Las del bebé de biberón son más compactas.
  12. No es necesario esterilizar todos sus objetos de uso diario. Es suficiente con un lavado a fondo con agua caliente y jabón, y dejar que se sequen bien.
  13. La ingesta excesiva de aire es una de las causas más frecuentes de gases. ¿Cómo lo tragan? Al llorar, si comen con ansiedad o en mala posición… Más adelante, una dieta muy rica en fibra podría causar flatulencia.
  14. Para tratar las diarreas hay que olvidarse de las dietas astringentes. Primero hay que dar al niño agua con sales de rehidratación y, después, alimentos según su apetito.
  15. Algunos niños regurgitan. En la mayoría de los casos la leche que devuelven es la que se le ha dado de más, por lo que es importante no insistir en que se lo tomen todo.
Artículo de la revista “El mundo de tu bebé” nº 200, escrito por: Julio Basulto, Dr. Carlos González, Laura Gutman, Rosa jové e Imma Marín.

24 de junio de 2011

40 pasos hacia la disciplina positiva (8)


La semana pasada pasamos por el Ecuador de esta aventura en el mundo de la disciplina positiva :) Sólo 20 mas para interiorizar, esta chupadito lo que nos queda ;)

21- Escúchale reflexivamente
A la hora de escuchar es bueno parafrasear las palabras del niño.

22- Escucharles activamente
En la escucha activa, escuchamos los sentimientos escondidos entre las palabras haciéndole ver que entendemos sus sentimientos.

23- Supervisa, supervisa, supervisa
Es una herramienta necesaria sobre todo para niños más pequeños

24- Distrae y/o reorienta
En vez de prohibirles hacer algo es preferible decirles u orientarles sobre lo que pueden hacer.

25- Utiliza las 4 R para recuperarse de los errores:
R
econocer que se ha cometido un error, Responsabilizarse de lo que se ha hecho mal, Reconciliarse (pidiendo perdón) y Resolver (buscar una solución conjuntamente).

Para mí, como madre de mellizos, las tres últimas herramientas son el pan de cada día. Supervisa, supervisa... la última vez que no supervisamos todo lo que deberíamos haber hecho, caía el agua por la escalera de la casa ;) En múltiples hay una regla de oro "si hacen ruido, tranquila, si no hacen ruido, ve a ver lo que estan haciendo" ;) Por lo menos en los míos se cumple totalmente.
Distraer y/o reorientar son algo que yo uso bastante para evitar conflictos entre ellos sobre todo cuando quieren lo mismo y por lo que sea, sólo tenemos uno.
Hasta ahora sólo había utilizado las ultimas dos R (reconciliarse y resolver) pero creo que reconocer y responsabilizarse necesitan un lugar en mi hogar.
Bueno y sobre el escuchar... eso es algo que deberíamos hacer no sólo con nuestros hijos sino con todo el que se nos cruza en nuestra vida. ¿Cuántas peleas de pareja no ocurrirían si escucháramos los sentimientos escondidos entre las palabras  e hiciéramos ver a nuestra pareja que entendemos sus sentimientos?
¿Qué os parecen las herramientas de esta semana?

Que paséis un buen fin de semana :)


Foto: http://www.communicateinstitute.com 

23 de junio de 2011

Buenas noticias sobre Habiba y su hija Alma


La Fundación Raíces anunciaba ayer en su pagina de Facebook:
" JUNTAS, ABRAZADAS Y LIBRES.La pequeña Alma se recupera apoyando su cabecita en el pecho de su madre sin separarse ni un instante, como si todo hubiera sido un mal sueño.Habiba brilla como aún no la habíamos visto. Os aseguramos que todo lo hecho sin duda ha merecido la pena. Alma, Habiba y nosotros/as os estaremos eternamente agradecidos/as por vuestro apoyo."

La versión "oficial" con unos argumentos...sin comentarios. A través del periódico La vanguardia:

" Instituto del Menor acuerda el cese de la tutela de la hija de Habiba, que acepta el seguimiento de servicios sociales

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)
La Comisión de Tutela del Instituto Madrileño del Menor y la Familia (IMMF) ha decidido cesar la tutela provisional de la hija de Habiba tras cambiar las circunstancias de ésta última, que ha aceptado el seguimiento de los
servicios sociales, ha informado la Consejería de Asuntos Sociales en un comunicado. El caso de esta madre salió a la luz cuando la Fundación Raíces denunció que el IMMF había retirado la tutela de su bebé de 15 meses a una madre sin recursos que vivía hasta ahora en un centro maternal, ayudada por los Servicios Sociales. Mientras que la Fundación alegaba que era por amamantar a su hija, el Gobierno regional esgrimió informes de expertos que hablaban de su conducta agresiva y de la incapacidad de cuidar a la pequeña.

Sin embargo, ahora, unas semanas después de que se conociera el caso, la madre "ha acreditado mediante un escrito presentado al IMMF que cuenta con una oferta de trabajo y dispone de un lugar de residencia en un piso para mujeres e hijos en situación de máxima vulnerabilidad lo que garantiza el bienestar de la menor". Asimismo, los profesionales también han valorado que en estas tres semanas la actitud de la madre "ha evolucionado favorablemente en coordinación con los servicios sociales". De la misma manera, "y siempre velando por el interés de la menor", la madre ha aceptado el apoyo y seguimiento de los servicios sociales de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid así como iniciar una terapia psicológica tal y como se le ofreció en la residencia de madres e hijos de la Comunidad de Madrid en la que estuvo alojada dos meses y medio."

Desde aquí nos alegramos de todo corazón que por fin Habiba y Alma estén otra vez juntas. Esperemos que un caso como este no se repita nunca y que Habiba y Alma nunca tengan que pasar por otra separación.

Duerme dulce Alma, por fin estas otra vez en los brazos de tu mami :)

Por fin juntos: lactancia


LACTANCIA
  1. La leche materna es el mejor alimento que puede tomar un bebé. Las recomendaciones de todas las instituciones sanitarias, tanto mundiales como españolas, es dar el pecho a demanda durante dos años o más, acompañado a partir de los seis meses por otros alimentos.
  2. La lactancia materna es más fácil cuando se inicia pronto, idealmente en la primera hora de vida. El bebé sólo tiene que mamar; normalmente no necesita sueros ni complementos.
  3. El bebé mamará bien si abre bien la boca, con la nariz a la altura del pezón. De esta manera, con el pezón apuntando al paladar, pondrá la lengua debajo de la areola y abarcará gran parte de ella. No debe cogerse sólo del pezón.
  4. Sujetarlo con tu mano en la mitad de su espalda, mientras su cabeza reposa en tu antebrazo, y no en la articulación del codo, mejora la posición y facilita el agarre.
  5. No hay alimentos que incrementen la cantidad de leche. Es el bebé quien aumenta la capacidad de producción del pecho con la succión. Todas las madres tienen leche buena.
  6. Hay que evitar usar el chupete hasta que la lactancia esté bien establecida, ya que puede provocar el síndrome de confusión: el bebé no se sujeta bien al pecho porque con el chupete succiona con la boca muy cerrada.
  7. Visitar un grupo de apoyo tras el parto es muy útil. Verás cómo dan el pecho otras madres, te ayudarán con la técnica y podréis compartir experiencias. http://www.ihan.es/index32.asp
  8. Todo va bien si moja los pañales unas cinco veces al día, se suelta del pecho relajado, el pecho está menos lleno que al principio, el peso va progresando, él está contento y su aspecto general es bueno.
  9. La ampolla que a veces tienen en el labio superior se llama callo de succión. Es común cuando hay una posición mejorable. Aparece por la presión que hacen al estar mal agarrados.
  10. La lactancia materna casi siempre es compatible con la toma de medicamentos y el uso de cosméticos. Consulta con un sanitario que conozca el tema y la web http://www.e-lactancia.org.
  11. Ante una hospitalización o la vuelta al trabajo, es una buena idea extraerse leche. Hay que lavarse bien las manos. Conviene no llenar los envases por completo, congelar la leche que no se vaya a dar el mismo día, y descongelarla a temperatura ambiente, bajo el grifo o al baño maría, y removerla para unificar su temperatura.
  12. Nunca es tarde para amamantar. ¡Lo han conseguido incluso madres adoptivas! Tras un parón puede intentarse. La técnica consiste en colocar al bebé varias veces al día para que succione mientras la madre utiliza un relactador (un recipiente lleno de leche que se cuelga del cuello y del que salen unos tubitos hacia el pecho). El bebé estimula la mama y traga la leche que resbala por la piel materna.
Artículo de la revista “El mundo de tu bebé” nº 200, escrito por: Julio Basulto, Dr. Carlos González, Laura Gutman, Rosa jové e Imma Marín.
Foto de Campaña de Nutrición Infantil RPP

22 de junio de 2011

La vida con múltiples: Miriam



¿Podrías describirnos cómo fue el momento en que os comunican “Vienen gemelos (o trillizos…)”? ¿Qué sentiste?

Me acababa de enterar de que estaba embarazada y tenía una cita con la que sería mi comadrona un lunes. El viernes mientras hacia la compra empecé a perder mucha sangre por lo que pensé que había perdido a mi bebé. El lunes fui a hacerme una ecografía con el alma debajo del brazo. Mi marido me animaba y me decía que él sabía que estaba todo bien, que no me preocupase. La comadrona empezó a hacer la ecografía y miraba aquel aparatejo una y otra vez. Tocaba los botones, nos miraba. A todo esto mi marido le pregunto “¿qué pasa?” a lo que ella dijo nerviosa “me estoy orientando”. "¿Orientando?¿Es que nunca ha hecho una eco antes? pensé yo. "De repente, le dio la vuelta al monitor y aumentó la imagen y..... vi dos círculos negros..... y dos cositas que se movieron a la vez como diciendo “¡mamaaaaaá! ¡que estamos aquí”. “¿Son dos?” pregunté, “sí” dijo la comadrona tímidamente. Mi marido y yo nos miramos y comenzamos a reír. Una risa que todavía dura aun con los comentarios tan negativos que recibimos cuando lo contamos (incluso una compañera de trabajo me dio el pésame).

¿Cuáles fueron los principales problemas a los que te enfrentaste durante el parto? ¿Podrías darnos algún consejos para superarlos?
Yo tuve un embarazo muy bueno hasta la semana 32 donde se empezó a convertir en una pesadilla. Desarrollé una pre-eclampsia por lo que me ingresaron urgentemente. En el país donde yo vivo, el protocolo en estos casos es intentar aguantar hasta las 36 semanas para evitar complicaciones a los bebés (en España me habrían inducido el parto el mismo día que me ingresaron). Aguanté tres semanas más en las que mis hijos crecieron y se desarrollaron pero yo me fui poniendo peor y peor ya que la pre-eclampsia se complicó con un síndrome Hellp. Así que me indujeron el parto con 36 semanas. Durante la inducción mi situación se empeoró aún más acercándome a un ataque de eclampsia por lo que al final tuve una cesárea de urgencia. Ahora cuando miro atrás me doy cuenta de que cometí el grave error de no descansar lo suficiente y continué trabajando y con una ajetreada vida hasta la semana 32 donde me pararon los pies en seco. Quizás habría enfermado igual, pero por lo menos mi cuerpo no habría estado tan agotado en el momento en el que la enfermedad se presentó. Mi consejo para las futuras madres de múltiples que lean este cuestionario: descansa durante el embarazo, baja el ritmo al mínimo. Tu cuerpo necesita toda la energiza para fabricar 40 deditos.

Una vez que nacen toca organizarse. ¿Algún truco para conseguirlo para las futuras madres de gemelos o trillizos? Organizarse yo no lo llamaría, yo lo llamara más sobrevivir ;) Para nosotros los primeros meses fueron muy duros con unos peques muy peques que no se agarraban bien al pecho, que comían cada poco tiempo y yo que todavía estaba muy pachuchilla del embarazo. Nuestra tabla de salvación fue ayuda externa con la comida y la casa y aprovechar cada momento en el que los peques dormían (por suerte fueron muchos que mis hijos son unas marmotillas ;) para dormir también. También me ayudó el bajar el listón al mínimo del mínimo, vamos que yo hasta tiré el listón ;) Fueron unos meses muy intensos física y emocionalmente que ahora recuerdo con mucho cariño porque los disfruté mucho, sobre todo porque mi único objetivo era estar con mis hijos. La casa, las visitas, salir a la calle, las amigas... me importaban bastante poco, sólo quería disfrutar el momento y ese momento era en casa babeando con mis hijos. Mi única espina fue la lactancia de la que hablo más adelante. Un consejo, haz muchas fotos para poder vivir el principio otra vez porque pasa demasiado deprisa.

Hora de lactancia. ¿Cómo os apañáis para dar de mamar a los dos? ¿y si son más de dos? Aunque me informé mucho durante el embarazo sobre lactancia y contacté con una asesora, cometí tres graves errores. Primero, pensé que la lactancia sería algo “instintivo” que mi cuerpo sabría hacer por sí mismo. Segundo, no conocía a nadie que tuviera múltiples y no tenía ni idea de cómo organizarme para dar de mamar a dos. Y tercero, pensé que la lactancia materna era en exclusiva o era nada. La combinación de las tres me llevó a abandonarla a los cuatro meses.

Mis hijos tuvieron que pasar dos semanas en la incubadora. Me subió la leche muy pronto y con el sacaleches me apañé bastante bien para que tomasen la mayoría de la leche de su mamá pero nunca conseguí que se cogiesen bien al pecho. Cuando llegue a casa me agobié. La lactancia diferida era agotadora, todo el día con el sacaleches en la mano, intentar ponerles al pecho, los biberones... sobre todo porque yo estaba todavía muy débil. En un principio sacaba muchísima leche, pero a las pocas semanas empecé a sacar cada vez menos, cada vez menos y aunque me estimulaba mucho (hasta tuve sangre en los pezones del sacaleches) cada vez salía menos. Mis hijos por su parte seguían los pobres sin poderse coger bien y cada vez tenían más hambre, con lo que la proporción de leche materna se iba haciendo cada vez más pequeña, con lo que yo me agobiaba más y más. El único consejo que me dio mi asesora era “ponte más el sacaleches”. Llegó un momento en el que sacaba más lágrimas que leche y que me sentía tan sola y tan fracasada que lo apagué. Así con cuatro meses se acabó la lactancia materna de mis hijos.

Ahora cuando miro atrás me da mucha pena. Nunca se me ocurrió que aunque fuese UNA toma al día, cada gota que les diera era oro. Nunca se me ocurrió que el mejor sacaleches era mis hijos y que si me los hubiera puesto al pecho todo el día la cosa habría ido mejor y sobre todo habría sido más agradable para todos. Nunca se me ocurrió cómo me podía poner a los dos a la vez a mamar cuando estaba sola. Nunca se me ocurrió buscar otras madres que hubieran pasado por algo similar. Nunca se me ocurrió que los biberones que les daba deberían ser especiales (o usar el metodo Kassing) para que no se acostumbraran a tomar la leche muy deprisa y luego se frustraran cuando del pecho salía más despacio. Nunca me di cuenta de que cada lactancia materna tiene una forma y que la forma que toma es la más perfecta. Ahora siempre que me encuentro una embarazada múltiple le dijo lo mismo. “Pasate por el foro lee y sobre todo pregunta todo lo que quieras. Busca un grupo de lactancia donde haya alguna madre de múltiples o una asesora con experiencia. Busca alguien que haya pasado una relactación en sus propias carnes. Es más fácil andar el camino de la mano de alguien que ya lo ha caminado y tropezado en los baches. Disfruta de tu lactancia aunque no sea perfecta, aunque no sea al 100% es algo mágico y es un regalo que les haces a tus hijos. “

Lo peor de todo fue como me sentí cuando apagué el sacaleches ya que no estaba nada contenta con mi decisión, pero no sabía como arreglarlo de otra forma. Me sentía frustrada y decepcionada conmigo misma. ¿Cómo no había sido capaz de hacer algo que se lleva haciendo miles de años? Cada vez que les daba un bibe a mis peques me sentía fatal. Hasta que un dia decidi que no podia dar marcha atrás y que era lo que era y empecé a disfrutar esos momentos de darles el bibe a mis cachorritos. Sobre todo la introducción de la alimentación complementaria me sirvió para tomarme la revancha y les hacia unas cositas de comer de rechupete ;)

Después de mucho tiempo, cuando empezamos con el blog, me di cuenta que sí que había algo que todavía podía hacer para cerrar mi herida que todavía sangraba cada vez que veía a una madre dar el pecho o leía sobre el tema. Podía ayudar en este proyecto del blog para publicar muchiiiiiiiiiiiiiiiiisima información sobre la lactancia materna en múltiples. No podía cambiar mi pasado pero sí ayudar a otras futuras mamás a cambiar el futuro de su lactancia.

Ropa para dos, comida para dos, juguetes para dos… ¿Prefieres todo por igual porque es más cómodo o por que no se peguen, o crees que es mejor diferenciar y que cada uno vaya diferente, tenga juguetes distintos, etc? Por otro lado, el aspecto económico, ¿qué tipo de ayudas, servicios o trucos recomiendas? Yo considero que mis hijos son dos personas diferentes que casualmente estuvieron en mi barriga al mismo tiempo. Siguiendo este pensamiento lo visto de forma diferente y les ofrezco diferentes juguetes ajustándose al gusto de cada uno. Para bicis, triciclos, etc... tenemos uno para cada uno. El hecho de tener dos juguetes iguales no evita las peleas no te creas. Imagínate, compras dos coches rojos para evitar problemas. Juan está con su coche rojo, viene Pepe y se lo quita. Tú intentas convencer a Pepe que el otro coche, que esta solito en la mesa, es igual pero no hay manera, él quiere el de Juan. Esto tiene una razón evolutiva. Un hermano es un igual, si lo que tiene el en la mano no le daña, no me dañará a mí, por tanto es seguro de coger. El otro coche parece igual, pero quién sabe, quizás sea venenoso, así que cojo el de mi hermano que sé que es bueno y listo. Una cosa que a nosotros nos ha ido muy bien es introducir bastante pronto el concepto de cambiar un juguete por otro. Cuando uno de mis hijos quería una cosa que tenía su hermano, les ayudaba a buscar otro juguete que le pudiera interesar a su hermano. ¡Ahora con 4 años hacen unos trueques que tela marinera!

Ayudas: comenta a todas tus amistades/vecinos/compis de trabajo... que vas a tener más de un bebé. Te inundarán con ropa, juguetes... Aprovecha las rebajas y las abuelas para comprar ropa para la siguiente temporada. Compra ropa de segunda mano. Al principio sobre todo si son prematuros, van a crecer a tal velocidad que muchas cosas las van a usar solo un par de semanas, así que yo aconsejaría no comprar mucha ropa. Mejor que mucha ropa, yo compraría una secadora.

Hora de ir al cole, ¿juntos o separados? He leído algunas experiencias en el foro y veo que, aunque parece que se recomienda separarles, preferís que la separación sea lo más tarde posible. ¿Qué crees que es más recomendable y por qué?
Mis hijos van juntos a la misma clase. Tienen una relación bastante equilibrada y cada uno va por su cuenta pero busca a su hermano cuando necesita seguridad. Cada uno está desarrollando su personalidad acorde a su edad (siempre han sido muy diferentes) pero están a la vez beneficiándose de tener siempre cerca a alguien que te conoce muy bien y que te da seguridad. Me parece que son unos privilegiados. El colegio no puso ninguna pega, más que nada porque es de una línea ;)

Yo creo que no hay nada “lo más recomendable” con lo que se pueda generalizar y aplicar a todos los múltiples. Cada pareja/trío... es un mundo y lo que funciona para unos, es un desastre para los otros. Personalmente, yo creo que tanto en cuanto no haya un problema y uno completamente acapare al otro, no hay razón para separarlos. No hay ningún estudio que demuestre que separarlos ayude a desarrollar la personalidad o que se consigan mejores resultados académicos. Sí que los hay que demuestran que la separación, sobre todo si se produce alrededor de los tres años, puede ser muy traumática para ellos. La decisión de ir juntos o separados debería ser una decisión conjunta entre el colegio, los padres y por supuesto, los hijos. En cada caso se debería evaluar cómo los peques se comportan y si se estorban en su desarrollo y decidir entonces que hacer. También debería ser una decisión que tendríamos que ir evaluando en las diferentes etapas por las que pasan los peques. Cómo son con tres años es completamente diferente a cómo son con once cuando a lo mejor ellos mismos nos piden ir a clases separadas.

Imagino que la crianza múltiple no es nada sencilla y a veces todo se complica al mismo tiempo. ¿Qué haces cuando se te acaba la paciencia? Creo que como se reacciona cuando a uno se le acaba la paciencia, no tiene nada que ver si se tienen múltiples o no, sino con la forma de criar que se tiene. Un padre autoritario se impondrá tenga uno o quince hijos mientras que un padre que, como nosotras, practique la crianza de apego, respetará siempre a su hijo e intentará establecer un dialogo con él. Así que cuando se me acaba la paciencia, respiro hondo, cuento hasta 100000000000000000 e intento razonar con mis hijos. Alguna vez se me escapa un grito pero procuro que sean las mínimas (aunque no siempre lo consigo...). Una cosa que creo que es importante, quizás más que con un solo peque, es el evitar situaciones potencialmente “peligrosas”. Por ejemplo, si sabemos que los peques a partir de las 20:00 no hay quien los aguante, nos deberíamos plantear el ajustar el horario de la familia para que a esa hora se vayan a dormir y no haya que empezar a pensar qué vamos a cenar.

Resúmeme en pocas palabras o frases, cómo ha sido y es vuestra experiencia personal desde el embarazo, pasando por el parto al después, cuándo ya empiezan a crecer y hacerse personitas de 3, 5, 7 años… Mi experiencia personal: en tres palabras. Maternidad al cuadrado. Se es madre de dos criaturas pero también se es madre de ese viículo tan especial que tienen entre ellos y eso es una experiencia increíble. Me gustaría también dar el mensaje de que tener múltiples no es una “maldición” Está claro que es duro pero ¿qué es más duro, tener dos bebés sanos sonriéndote a la vez o un hijo que tiene una enfermedad muy grave? A veces la gente raya la falta de respeto haciendo comentarios negativos sobre los múltiples, sobre todo si se tiene ya un hijo y los pésames vuelan a tu alrededor.

Lo único que de verdad me da mucha pena es no tener dos bocas para poderlos besar a la vez y no tener cuatro brazos para poderlos abrazar a la vez y no tener cuatro ojos para poderlos mirar a la vez. Es de verdad un regalo para un padre. Como una de nuestras foreras dice “algo bueno habrás hecho que la vida te regala dos bebés”. Gracias vida, ¡es el regalo más bonito que me habías podido hacer!

Miriam, madre de mellizos.

21 de junio de 2011

El Defensor pide que el bebé de “Habiba” sea evaluado en un hospital

El Defensor del Pueblo muestra su “preocupación tras conocer informes médicos que advierten del “riesgo” de separar a la madre de su hija y urge al Gobierno madrileño a que reúna a ambas

OLGA R. SANMARTÍN / Madrid
La oficina del Defensor del Pueblo ha pedido que la niña de 15 meses que fue separada de su madre por la Comunidad de Madrid sea reconocida “sin demora” en una unidad de hospitalización pediátrica. En un escrito remitido el jueves a la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, esta institución expresa su “preocupación” por el contenido de nuevos informes médicos que ha recibido de parte del abogado de la progenitora.

En ellos, los facultativos adviernte de los “riesgos” y “daños” que puede provocar la decisión de la Administración autonómica de mantener al bebé sin el contacto con su madre. Y ponen en cuestión la cualificación profesional de los equipos psicosociales que recomendaron retirar a Habiba (nombre ficticio) la tutela de Alma porque se negaba, entre otras cosas, a dejar la lactancia.



La defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano, se dirige al Gobierno regional por segunda ocasión y le pide que, conforme a lo que ya solicitó el pasado día 8, “se ofrezca un recurso de convivencia permanente para la madre y la hija, que parece ahora muy urgente a la vista de los informes sobre la salud física y mental de la niña”.

Es decir, a falta d eque se termine su investigación, el Defensor se muestra partidario de que madre e hija vuelvan a vivir juntas cuanto antes, con la ayuda asistencial de la Administración. Y pide que se examina a la niña porque hasta seis médicos han alertado de los perjuicios que puede suponer para esta el permancer alejada de su madre (llevan tres semanas viéndose solo de forma esporádica).

Tres miembros del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría creen que “la decisión de separar a Alma de Habiba es dañina para ambas” y que “cuanto más dure la separación, mayor será el daño inflingido a Alma”. “A Alma se le somete a un estrés excesivo, el estrés de la separación, que tiene consecuencias físicas y psicológicas”, dice el texto firmado por Adolfo Gómez Papí, médico adjunto del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Tarragona “Joan XXIII”; Josefa Aguayo Maldonado jefa de Sección de Neonatología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, y Carmen Pallás Alonso, jefe de Servicio de Neonatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Los facultativos argumentan que, en contra de los que sostiene la Comunidad de Madrid, “la actitud de Habiba”, dándole a su hia el pecho a demanda, fue “perfectamente adecuada” y “siguió las recomendaciones actuales” de la OMS y Unicef.

Otro informe redactado por la psiquiatra Ibone Olza, que atendió a Habiba en urgencias cuando fue separada de su hija y que ha seguido tratándola después, advierte de que “la separación mantenida de la madre y el destete forzado suponen una agrasión muy grave que pone a la niña en situación de alto riesgo psíquico y vital”.

Además, la psicóloga Gabriela Bianco, experta en Psicología Trascultural y de las Migraciones y en Psicología Perinatal, manifiesta en otro informe que los trabajadores sociales que atendieron a Habiba y a su hija “no tienen formación mínima en psicoterapia ni en lactancia, ni conocimiento de los fenómenos psicosociales propios de la experiencia migratoria”. José Luis Linaza, catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, también ha expresado que “no está prevalenciendo el interés del menor que garantizan nuestran leyes”.

Cerca de 20.000 firmas se han recogido ya para exigir que el Gobierno madrileño devuelva a Habiba la tutela de su hija, un caso del que ya se ha hecho eco la prensa internacional y que ayer reunió a un centenar de personas frente a la residencia en la que vivían madre e hija. Allí cantaron nanas.

Se puede leer online en http://www.youkioske.com/prensa-espanola/el-mundo-18-junio-2011-1/ (Página 18)

Fuente: http://todossomoshabiba.blogspot.com

20 de junio de 2011

¿Reciben los bebés suficientes abrazos?



Los estudios demuestran que toda cría mamífera necesita un contacto físico constante. La cría humana, por nacer más inmadura, aún más. ¿Reciben los bebés todo el contacto que necesitan?

Los científicos saben bien que todas las crías de mamíferos necesitan un mínimo de contacto para lograr un desarrollo normal. Los cachorros necesitan ser lamidos, o tocados en el caso de los primates, para alcanzar una madurez adecuada. Se han hecho experimentos con roedores y con monos a los que se les privaba de contacto físico, únicamente recibían alimento, y al crecer se convertían invariablemente en adultos anómalos, incapaces de socializarse de manera adecuada ni de cuidar de forma eficiente a sus propias crías. (De hecho, en francés existe la expresión `un oso mal lamido´ para referirse a alguien insociable o de trato difícil.)

Por desgracia este experimento se hizo también con humanos: el emperador Federico II ordenó que varios bebés fuesen aislados y recibiesen tan sólo alimento y cobijo de sus cuidadoras, prohibiendo que les dirigiesen la palabra o cualquier muestra afectiva, con el fin de averiguar en qué idioma hablarían primero. Todos murieron.

También a comienzos del siglo veinte, el pediatra americano Fritz Talbot, alarmado por la elevada mortalidad de los menores de 2 años en clínicas y orfanatos, donde teóricamente los bebés disponían de cobijo y alimento, viajó a una clínica alemana donde los niños diagnosticados con marasmo ( enfermedad de origen desconocido que se caracterizaba por pérdida de peso, abatimiento y desgana entre otros síntomas, y que acababa con la vida de un alto porcentaje de ellos) lograban sobrevivir. Allí halló a una mujer, Anna, corpulenta y ya mayor, que acarreaba permanentemente unos cuantos pequeñuelos. Cuando los niños perdían las ganas de vivir y comenzaba este proceso, Anna los llevaba en contacto con ella a todas horas, contraviniendo las normas que imperaban en la época que decían que a los niños debían cogerles lo mínimo necesario para su higiene y alimentación para que no se echaran a perder.

Los niños de Anna sobrevivían siempre, y Fritz talbot quedó tan impactado que a partir de entonces se dedicó a difundir la idea de `atención amorosa´.

Más recientemente, el New York Times ha publicado un artículo sobre el papel crítico del contacto en el desarrollo infantil en el que se menciona `el estancamiento psicológico y físico de niños privados de contacto físico aunque por lo demás bien alimentados y cuidados´ (Goleman, 1988).

La cuestión es ¿reciben los niños occidentales el suficiente contacto físico para completar su desarrollo de forma satisfactoria? ¿Cuánto contacto exactamente se necesita para crecer sano emocional y afectivamente?. No lo sabemos, lo que sí sabemos es que en nuestra civilización desde hace unos cien años se hacen las cosas de manera muy diferente con los bebés a como se ha hecho siempre. Pertenecemos a una de las pocas culturas del mundo donde en la actualidad lo general es que los niños duerman solos, incluso en habitaciones separadas desde la más temprana edad. Donde muchos bebés van de la cuna al carrito y del carrito a la hamaca durante meses con el fin de que no se acostumbren a ser cogidos. Cuando damos un paseo de tres horas llevando al bebé en un carro, aunque nos parezca que hemos pasado la tarde con él, podemos tener por seguro que la sensación del bebé ha sido de no-mamá durante todo ese tiempo. Algunos además, pasan más de ocho horas al día en guarderías donde existe una cuidadora por cada ocho niños.
En España, los índices de lactancia, un modo de alimentación que asegura un saludable contacto "piel con piel", son todavía muy inferiores a los de otros países, y algunos "expertos" de gran difusión aseguran que lo mejor es ignorar sus llantos cuando los bebés, como inteligentes mamíferos cuyo instinto les dice lo que necesitan, luchan para cambiar eso. Parece que se está haciendo con los niños un gran experimento de resultados inciertos.

Cuando una mamá humana tiene un hijo, montones de expertos, familiares bienintencionados, y fabricantes de artilugios para bebés tratan de influir sobre ella utilizando todo tipo de argumentos. La mamá humana quiere a su pequeño con locura y quiere darle lo mejor, pero duda entre tanta información contradictoria, así que puede que se decida por una determinada tendencia o puede que varíe su forma de hacer las cosas en su búsqueda de la crianza óptima, y sufre mucho pensando si lo estará haciendo bien o no. Un día se fija en los animales: las gallinas, las vacas, las musarañas y las leonas, que siguen su instinto ancestral y son madres perfectas. Jamás dudan, jamás actúan de manera arbitraria o incoherente y desde luego, nunca malcrían a sus hijos consintiéndoles demasiado o alejándolos antes de que estén preparados. Su aportación de contacto físico es continua, tal y como les dicta su instinto. También del mismo modo siguen su instinto otras madres humanas en algunos sitios del planeta, donde los bebés son llevados a la espalda, duermen siempre en compañía hasta que son los suficientemente mayores para arreglárselas solos, las lactancias son prolongadas y sus llantos siempre son atendidos, tal es el caso de los ¡kung en África o de algunas tribus inuits del Norte de Canadá. En estas tribus, por cierto, los casos de cólicos son casi inexistentes y la salud emocional de sus individuos es notablemente superior a la de la media occidental.

Como conclusión parece ser que tocar, coger y abrazar a los bebés es una de las mejores cosas que se pueden hacer para garantizar su correcto desarrollo emocional y afectivo y toda una inversión para el futuro: está escrito en el instinto de cualquier mamífero saludable. Así que, como alguien decía una vez "cree en el llanto de tu hijo, abrázalo, consuélalo, tenlo cerca de ti y no le niegues ni un solo abrazo, ni una sola vez le escatimes tu contacto, porque para un bebé pequeñito el ansia de ser cogido puede ser tan acuciante como la necesidad de comer".

Por Natalia Suárez Acero
Foto de Marisol

19 de junio de 2011

Por fin juntos: adaptación


Tras muchos meses de espera, ya podéis abrazaros, ya sois una familia. Los primeros meses son de aprendizaje y conocimiento mutuo.

ADAPTACIÓN
1. Un recién nacido necesita del contacto con su madre, sentir su calor, su seguridad. El contacto físico continuo es la base de su futuro bienestar.
2. El llanto de un bebé es un grito de ayuda que siempre hay que atender. Con él intenta transmitirnos sus necesidades básicas: comida, abrigo, compañía, tranquilidad. Las lágrimas indican sufrimiento, y precisan consuelo.
3. Vuestra casa debería ser u lugar en el que se respire calma. Durante un tiempo hay que evitar cualquier interferencia que complique esta etapa de adaptación y conocimiento mutuo.
4. Todo sería más sencillo si supiéramos que necesita un bebé en cada momento, pero la vida no es así. Lo más inteligente es adaptarse a su ritmo para acabar comprendiéndole mejor.
5. Es imprescindible que en casa no se fume. El humo no sólo convierte a los bebés en fumadores pasivos, sino que, además, aumenta las posibilidades de que tengan asma u otras enfermedades respiratorias.
6. ¿Qué son los cólicos en realidad? ¿Gases, inmadurez, nerviosismo a última hora? Parece que es una cuestión de adaptabilidad: el bebé necesita sentirse seguro, con su madre, cuanto más tiempo mejor. Los bebés que permanecen en contacto con el cuerpo materno lloran mucho menos.
7. Al dejar a un bebé sobre una superficie plana, o al cogerlo, hay que mantenerlo cerca de nuestro cuerpo. Hasta los tres o cuatro meses la musculatura del cuello no es suficientemente fuerte: sujeta su cabeza suavemente con la palma de tu mano.
8. Para un niño pequeño, lo que no ve no existe. Por eso, necesita acompañarte por las diferentes habitaciones mientras haces tus tareas. Colócalo sobre tu pecho con un portabebés siempre que puedas y la actividad no implique riesgos. Sino lo puedes desplazar con su moisés o su hamaca.
9. El aire libre nos conviene a todos, pero sobre todo a la nueva madre; es un antídoto contra el agobio de sentirse encerrada entre cuatro paredes. Si el clima es bueno, un bebé puede salir de casa desde el primer día.
10. Para el bebé es vital notar los límites de su cuerpo como los notaba en el útero materno. Si está inquieto, coloca t mano sobre su cabeza y mantenla allí; notarás que enseguida se calma.
11. No te sientas en la obligación de compartir a tu hijo, dejando que vaya de brazos en brazos de extraños. Si un bebé llora cuando lo cogen, hay que respetarlo; a lo mejor es que en ese momento no desea estar con esa persona.
12. Los bebés captan el nerviosismo del adulto. Ante un momento de conflicto, de llanto que no se sabe consolar, es mejor dejar al bebé en brazos de alguien cercano –el padre, la abuela...- que le transmita la calma y la serenidad que necesita.

Artículo de la revista “El mundo de tu bebé” nº 200, escrito por: Julio Basulto, Dr. Carlos González, Laura Gutman, Rosa jové e Imma Marín.

18 de junio de 2011

La protección a la infancia en España y el maltrato institucional

Carlos González sobre la situación de Habiba. Como siempre, sublime.


Tengo en mis manos el libro La crianza del niño. Lecciones de puericultura, del Dr. Enrique Suñer Ordóñez, publicado en San Sebastián en 1939. El Dr. Suñer había fundado en 1923 la Escuela Nacional de Puericultura, y tras el triunfo de Franco fue de nuevo director de esa institución y del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España.

En su libro, entre muestras «de recuerdo, admiración y cariño a S. E. el Jefe del Estado, a nuestro Generalísimo», propone separar de sus madres a los hijos de las viudas de guerra «rojas» para darlos en adpción a familias «nacionales» o ingresarlos en instituciones:

[…] destacar la conducta que es menester seguir con aquellos niños de nuestros enemigos de hoy; de los huérfanos de padres que dentro de nuestro territorio recibirán seguramente de sus madres la inoculación de un rencor tan profundo como inextinguible. […]

¿Deberemos dejar todas estas almas infantiles y juveniles en contacto íntimo con la fuente del veneno causante del odio? Claro que no. […] Este odio hay que borrarlo; este veneno es menester a todo trance neutralizarlo con el único antídoto que puede hacerlo inactivo: con el empleo de una profunda caridad encomendada a nuestras mujeres, las de nuestra España, las que albergan nuestros sentimientos. Un esfuerzo inmenso pide la Patria a nuestras familias. Este esfuerzo es el de la adopción en los propios hogares a ser posible, en los establecimientos en donde se vigilen a los alojados desvalidos, como madrinas o madrecitas, prestándoles afectos, asistencia y cuidados como a los hijos propios. La adopción de estos hijos del enemigo que nos odia será la única manera de combatir el gran problema nacional que nos amenaza en la post-guerra.

Lo que otras dictaduras hicieron de forma clandestina, el secuestro sistemático de los niños de la oposición, en España se hizo a la luz y se puso por escrito. Tal vez fue así como entró en nuestro sistema de atención a la infancia la idea de que ciertas madres son peligrosas para sus hijos, no porque les vayan a maltratar, sino simplemente porque les van a educar mal. La idea de que ciertos niños estarían mejor en una «buena familia», o incluso en una institución, que con sus madres. Una vez establecida, esa idea se puede aplicar a otros casos, y servir de justificación moral para otras actitudes.

En ningún momento ha habido una condena, una ruptura, una solución de continuidad en nuestro sistema de atención a la infancia. Treinta años después, los mismos que tras la guerra habían secuestrado hijos de «rojos», u otros profesionales más jóvenes, discípulos o subordinados de los anteriores, secuestraban a otros niños para darlos en adopción. No eran monstruos, simplemente se creían en posesión de un conocimiento superior y de un derecho superior. Ellos «sabían» que algunos niños, especialmente hijos de mujeres pobres o de madres adolescentes o solteras, iban a ser desgraciados; y por tanto «podían» separarlos de sus madres para buscarles una buena familia. Eso necesitó la complicidad o el silencio de cientos o miles de profesionales, que difícilmente hubieran podido conciliar el sueño cada noche si no hubieran sido capaces de convencerse a sí mismos de que estaban justificados, de que todo era por el bien del niño.

Y de nuevo, treinta años después, esos mismos profesionales u otros más jóvenes que han sido sus discipulos y sus subordinados siguen separando a los niños de sus madres, sin escrúpulos, sin vacilaciones, sin remordimientos. Porque siguen creyendo que los niños están mejor lejos de sus madres.
El caso de Habiba no es ni mucho menos único. Los he visto con mis propios ojos, he hablado con sus abogados, compañeros pediatras me han explicado su frustración cuando una madre de escasos recursos rechaza la idea de ir a solicitar una ayuda a los servicios sociales «no, allí es donde nos quitan a los niños». En internet encontrará relatos de madres y de hijos:

http://judith-serra-estrela.lacoctelera.net/
http://www.centrosdemenores.com/
http://niostutelados-trini.blogspot.com/

El problema es que nuestra legislación permite a las instituciones de atención a la infancia llevarse a los niños sin obtener primero la orden de un juez. Tienen potestad absoluta, y luego son los padres los que deben, en todo caso, acudir a los jueces para pedir que les devuelvan a sus hijos, lo que ha ocurrido muchas veces, pero siempre demasiado tarde y cuando los niños ya han sufrido graves daños psicológicos.

Véase por ejemplo la Guía Básica de la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia de la Generalitat de Cataluña: http://www20.gencat.cat/docs/dasc/03Ambits%20tematics/07Infanciaiadolescencia/Recursos_professionals/Pdf/DGAIA_guiaCAT_taronja%20(3).pdf. En la página 13 se explica la diferencia entre «menor maltratado» y «menor desamparado»; en este último caso «se aprecia cualquier forma de incumplimiento o de ejercicio inadecuado de los deberes de protección establecidos por las leyes en la guardia de los menores o faltan a éstos los elementos básicos para el desarrollo integral de su personalidad».
La situación de desamparo se declara mediante «resolución motivada del organismo competente de la Administración […] Se notifica a las partes afectadas y al Ministerio Fiscal para que se garanticen los derechos de los afectados».

«La declaración de desamparo comporta la asunción automática de las funciones tutelares sobre el menor por parte del organismo competente (DGAIA). Implica la suspensión de la potestad del padre y de la madre o de la tutela ordinaria durante el tiempo de aplicación de la medida. La DGAIA puede delegar la guardia del menor que ha tutelado».

Es decir: son los funcionarios los que declaran el desamparo, por motivos tan inconcretos como «cualquier forma de ejercicio inadecuado»; no tienen que pedir autorización al Ministerio Fiscal para hacerlo, sino sólo informarle después de haberlo hecho, y pueden quedarse al niño o pasárselo a quien ellos quieran.
No estamos hablando de proteger a un menor porque ha sufrido malos tratos. Basta con que detecten lo que ellos llaman una «situación de riesgo». Ya hablar de un «riesgo de malos tratos» daría escalofríos. ¿Se imagina que se pudiera detener a alguien que nunca en su vida ha robado un banco porque existe «un riesgo de que robe un banco»? Si estuviésemos hablando de un riesgo de malos tratos, sería el único caso en que, como en las películas de ciencia ficción, se puede castigar a un futuro delincuente antes de que cometa el delito. Pero es que ni siquiera se trata de eso. No hace falta sospechar o temer malos tratos ni ningún otro delito. El «riesgo» es un riesgo genérico e indefinido, no se sabe de qué, tal vez de que el niño sea «malcriado», o no se «socialice» adecuadamente, o vaya a saber de qué. Riesgos que, de materializarse, no constituirían un delito.

¿Y a quién le pasan las instituciones el niño así «amparado»? Pues habitualmente a un centro privado concertado que cobra por menor y al que interesa, como a los hoteles, conseguir la máxima ocupación posible. Sólo que el centro de menores cobra mucho más que un hotel.

Aquí pueden ver una estadística sobre más de 8000 niños «protegidos»: http://www20.gencat.cat/docs/dasc/03Ambits%20tematics/07Infanciaiadolescencia/Proteccio_infancia_i_adolescencia/Sistema_catala/Pag4.Abril2010(3).pdf. El 47,6% se protegen en su propia familia. El 18,3%, en una familia ajena, en acogimiento o adopción. El 34%, 2.785 menores, en centros de asistencia.

Pero los costes son muy distintos, según el informe de junio de 2009 del Síndic de Greuges, el defensor del pueblo catalán: http://www.sindic.cat/site/unitFiles/2478/Informe%20Protecci%C3%B3%20Inf%C3%A0ncia.pdf. Como puede ver en la página 236, la administración gasta 1.275 euros al año por cada niño acogido en la propia familia, 2.597 euros al año por cada niño acogido en su familia extensa, 3.129 euros por cada niño dado en acogimiento o adopción, ¡y entre 30.000 y 40.000 euros al año por cada niño internado, según el tipo de centro!

Saldría mucho más barato dar una ayuda económica a las familias sin recursos que quitarles a los niños. Pero nuestro sistema desconfía de las familias, sobre todo de las familias pobres, y prefiere gastarse el dinero en centros controlados por profesionales.

Carlos González
Fuente: http://todossomoshabiba.blogspot.com

17 de junio de 2011

40 pasos hacia la disciplina positiva (7)


Otros cinco consejos para leer, pensar, rumiar y practicar este fin de semana (bueno y la semana que viene, la otra.... ;)
 16- Utiliza las emociones honestamente.
Hablar sobre las propias emociones y sentimientos es un buen ejemplo para los niños. Una fórmula adecuada sería: "Me siento___________ cuando___________, porque__________, y me gustaría___________".

17- Enseña las diferencias entre lo que los niños sienten y lo que hacen.
Hay que dejar que los niños expresen sus sentimientos (esos son reales y no debemos negarlos), aunque desaprobemos su conducta (ésta sí se puede evitar o corregir). Por ejemplo, ante un ataque de celos entendemos los sentimientos, pero evitamos que el niño pegue a su hermanita.

18- Asume las responsabilidades que tienes en el conflicto.
Si aceptamos nuestra parte de culpa en el conflicto, facilitamos igualmente que el niño asuma su parte de culpa.

19- Dale un cronómetro.
Un cronómetro puede ayudar al niño a decidir cuándo empezar con los deberes o cuándo apagar la televisión.

20- Adéntrate en el mundo de los niños.
Preguntarse qué hay detrás de la conducta de los niños.

Me gustan especialmente la primera y la segunda. Si utilizamos nuestras emociones honestamente haremos que nuestros hijos puedan reconocer esas emociones en si mismos y en otros pudiéndose hacer más empáticos. Una versión de la segunda, es un mantra mío que se repite en mi cabeza cuando alguno de mis hijos tiene una rabieta, hace una trastada. "Quiero a este niño pero no quiero a su comportamiento". También se lo digo así a ellos para que aprendan que el amor de su madre es incondicional y no está supeditado a que se coman todo, se laven solos los dientes y no se peleen con sus hermanos. 

Por último me gustaría comentar que yo, mamá de múltiples, le doy al cronometro un uso extra. Cuando los peques tienen que compartir algo (juguete, saltar en la cama elástica...) uso un cronometro con alarma para cronometrar el tiempo que cada uno tiene el turno. Se parten de la risa cuando suena el piiiii y dejan el turno a su hermano sin ningún problema. Creo que es porque confían que después vendrá otro piiii y su hermano les dejará el turno a ellos.

¿Qué os parecen las herramientas de esta semana?

Que paséis un buen fin de semana :)

¿Te perdiste nuestro viaje en las semanas anteriores? No problem! Todavía estás a tiempo de unirte a este viaje a la tierra de la disciplina positiva :)
40 pasos hacia la disciplina positiva (5)

Foto: http://www.communicateinstitute.com