Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

9 de octubre de 2010

La carga del feto y la evolución de la lordosis lumbar en las mujeres


Este documento poco conocido, que se coló en las cartas al director de la revista Nature, representa una expansión fundamental en la comprensión científica de la columna vertebral de las mujeres.  Aunque durante mucho tiempo se ha llegado al acuerdo de  que las mujeres tienen una mayor distancia entre sus articulaciones de la cadera que los hombres, ningún estudio anterior ha examinado dimorfismo sexual, o diferencias, en la columna lumbar humana.

Estos investigadores de Harvard revelan que las vértebras lumbares en las mujeres difieren de las de los hombres de varias maneras. La diferencia más importante es el grado de acuñamiento que forma la curvatura lumbar. Cuña se refiere a la forma en que las vértebras se forman, específicamente que son más cortos en la parte posterior y más alto en el frente. Cuando la cuña de estas  vértebras se apilan una sobre la otra, forman un arco, o curva.

Hiperlordosis lumbra http://criandomultiples.blogspot.com

La curva lumbar completa en los hombres se extiende sólo dos vértebras, L4 y L5. En contraste, el patrón femenino de acuñamiento vertebral incluye L3, L4 y L5. Los autores explican que las hembras se benefician del tercer nivel de acuñamiento durante el embarazo, ya que les permite aumentar la cantidad de curvatura lumbar con una menor rotación intervertebral.

Hasta hace poco, las hembras humanas pasaban la mayor parte de sus vidas adultas embarazadas o lactantes. Según este estudio, el embarazo cambia la masa del tronco hasta en un 31%. La espina dorsal femenina lo compensa mediante la extensión de la curva lumbar natural. Sin embargo, estos resultados están en contraste con un grupo de gestantes estudiadas en la década de 1970 en las que se observó un aplanamiento de la columna vertebral lumbar en una postura erecta normal.

Una observación general del torso embarazadas revela que, en lugar de una columna excesivamente curvada, el desarrollo de las nalgas parece ser mayor en estas mujeres. Esto plantea la cuestión de si  la progresiva extensión del abdomen aumentando la carga en los glúteos hace que estos músculos se desarrollen para proporcionar tracción a la lucha contra el vientre de la embarazada. Tal vez el dolor en la parte inferior de la espalda, conocido por ser común al final del embarazo, es más frecuente en mujeres que no han desarrollado completamente glúteos.

Muchos sistemas de ejercicio y de fisioterapia  exigen que las mujeres se ajusten a la forma de la columna masculina. La curvatura lumbar natural femenina es normalmente etiquetada como "hiperlordosis" y corregida a "neutral" de modo arbitrario. Este estudio es el primero en aclarar la realidad de la columna femenina y la naturaleza esencial de la curvatura lumbar pronunciada.

Katherine K. Whitcome, Liza J. Shapiro y Daniel E. Lieberman de los Departamentos de Antropología de las Universidades de Texas y Harvard. Publicado en la revista Nature.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por difundirlo. Ahora entiendo mucho mejor mi espalda ;)

    ResponderEliminar