Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

11 de octubre de 2010

Gemelos: el desafío de la individualidad

Gemelos http://criandomultiples.blogspot.com

Los hermanos gemelos no sólo han sido protagonistas de antiguas leyendas, sino que también alimentaron algunos mitos modernos. En la mitología griega, los gemelos Cástor y Pólux, hijos de Zeus, eran inseparables. Participaron juntos en múltiples hazañas, y cuando Cástor fue muerto en una disputa, su hermano quedó desconsolado. En respuesta a sus plegarias, Zeus los reunió y les permitió estar siempre juntos. Posteriormente fueron transformados en la constelación de Géminis.

Otros gemelos famosos fueron Rómulo y Remo, hijos de Marte, dios de la guerra. Habían sido arrojados al río Tíber en una cesta y luego rescatados y alimentados por una loba. Finalmente Rómulo se convirtió en el fundador y primer rey de Roma.

Dar a luz más de un niño a la vez siempre ha causado cierta fascinación y también ha generado algunos interrogantes en las familias. Una de las preocupaciones de muchos padres de gemelos es que sus hijos puedan tener vidas independientes.

¿Por qué algunos mellizos son idénticos y otros no?

Si en el momento de la concepción son fecundados dos óvulos diferentes, ambos cigotos se desarrollan en el útero de manera independiente. Si bien cada uno de los embriones tendrá en sus células la mitad de la información hereditaria de su madre, y la otra mitad, de su padre, esa información no será exactamente la misma en los dos hermanos. De hecho, uno de los niños podrá ser morocho y el otro rubio, o tener distinto sexo.

Pero hay situaciones en las que el único cigoto formado se divide en dos, en los primeros días del desarrollo, dando lugar a dos cigotos con la misma información genética. Este es el caso de los gemelosunivitelinos, que son idénticos y tienen, necesariamente, el mismo sexo. Por lo general, se habla de gemelosdicigóticos, o mellizos, cuando los embriones se formaron a partir de cigotos diferentes; y gemelosmonocigóticos, cuando se trata de un mismo cigoto. Mientras los gemelos monocigóticos poseen la misma información genética en sus células, los dicigóticos comparten sólo un 50 por ciento, como cualquier hermano nacido de la misma madre y el mismo padre.

Además, los gemelos dicigóticos tienen distintas placentas, mientras que los monocitógicos, por lo general, la comparten. Aunque hay casos en que los gemelos monocigóticos poseen cada uno su placenta, lo que puede generar confusión. Si hay dos placentas, los padres suelen pensar que sus hijos son dicigóticos.

Algunos mitos

Existe la creencia de que, en los casos de alumbramientos múltiples, una madre no puede amamantar a sus hijos porque no tendrá leche suficiente. El problema es que este mito desalienta a las madres a amamantar. Y, por lo general, los niños que nacen en un alumbramiento múltiple poseen bajo peso y tienen una mayor necesidad de alimentarse con leche materna, que les ofrece nutrientes de mejor calidad y aumenta las defensas del organismo.

Otro problema vinculado con los gemelos es que los padres, muchas veces, tienen la preocupación de que sus hijos no puedan desarrollar personalidades individuales. Existen casos de adultos gemelos que viven juntos, se visten en forma similar, y nunca han tenido vidas independientes. Por tal razón, muchos padres se plantean cómo evitar que eso suceda con sus hijos gemelos.

De hecho, en los primeros meses de la crianza de los niños de un alumbramiento múltiple, los padres sienten que no pueden brindar a sus hijos un cuidado individualizado. Pero los especialistas subrayan que, durante el período que va de los 18 meses a los tres años, que es la etapa en que los niños están formando su identidad individual, los padres pueden contribuir a que los niños desarrollen su personalidad.

Desarrollar la individualidad

Uno de los consejos de los especialistas es que cada niño disponga de su propia ropa, y que no estén vestidos siempre del mismo modo. Está claro que muchos padres no pueden resistirse a la tentación de vestir a sus gemelos de manera similar. Tal vez eso no sea perjudicial cuando son muy pequeños, pero, con el tiempo, contribuye a que muchas de las personas que rodean a los gemelos no puedan diferenciarlos. También es importante que las prendas tengan una etiqueta con su nombre, o que estén guardadas en cajones diferentes, de manera de que cada uno sepa cuál es su ropa, y pueda diferenciar lo que le pertenece. Asimismo, los especialistas señalan la importancia de que cada niño disponga de sus propios juguetes. Si todo pertenece a ambos, es difícil que los gemelos puedan pensarse a sí mismos como personas diferentes.

Otro factor por tener en cuenta es llamar a cada niño por su nombre, y no referirse a ellos como los gemelos. Es importante que, en la escuela, tanto las maestras como sus compañeros, puedan diferenciarlos por la ropa, o por el color de la mochila o de los útiles.

En los cumpleaños, también se aconseja preparar dos tartas, cantar el “feliz cumpleaños” dos veces, y realizar dos regalos diferentes. También conviene alentar a la familia y a los amigos para que procedan de ese modo. No hay nada más frustrante para dos gemelos que tener que compartir el regalo de cumpleaños.

Con respecto a la necesidad de que los niños tengan experiencias por separado, no siempre es fácil, o posible, planear unas vacaciones diferentes para cada uno. Pero sí es posible que el padre, por ejemplo, se lleve a pasear a uno de los niños, y que el hermano se quede con la madre. O que ésta, o el padre, comparta momentos por separado con cada uno de los gemelos, ya sea a la mañana, o a la hora de ir a dormir.

La posibilidad de que cada uno de los niños pueda compartir un período breve con un adulto, o con otros chicos, sin la ayuda, la interferencia o la competencia del hermano gemelo, es algo que puede brindar un gran apoyo al desarrollo individual de los hermanos. Especialmente, en los casos en que uno de los gemelos es más hablador, o es el que siempre expresa las necesidades de su hermano, más tranquilo y callado. De todos modos, los especialistas recalcan que la separación física no es lo que fomenta la individualidad. Lo importante, afirman, es que los padres establezcan relaciones individuales con cada uno de los niños.

Por otra parte, el deseo de promover la individualidad de los gemelos puede llevar a los padres a imponer a sus hijos diferencias que no existen en la realidad. Si los chicos tienen inquietudes e intereses similares, no es conveniente que los padres les nieguen la posibilidad de desarrollar los mismos deportes o las mismas actividades, si es eso lo que ellos desean.

En suma, el desafío de lograr la individualidad y convertirse en adultos independientes puede ser más complicado para los gemelos que para la mayoría de los niños que vienen a este mundo sincompañía. Pero las formas mediante las cuales los padres pueden ayudar en ese difícil proceso tienen que ser muy sutiles, sin violar los fuertes lazos que existen entre los gemelos.

Gemelos: no tan idénticos

El delicado balance que existe entre genes y medio ambiente siempre ha intrigado a los científicos. Si bien está claro que nuestro patrimonio genético determina un número de rasgos físicos y ciertas tendencias de nuestro organismo, también es cierto que los estilos de vida, la nutrición y hasta el contexto cultural pueden tener una importancia equivalente en los caminos de la salud.

Un artículo reciente del New England Journal of Medicine (NEJM) trata de iluminar justamente este dilema. Un equipo de investigadores suecos llevó a cabo un estudio con gemelos para determinar si el desarrollo de enfermedades malignas se vincula con los genes.

Paul Lichtenstein, del Departamento de Epidemiología Médica del Instituto Karolinska, de Estocolmo, realizó un estudio con 44.788 pares de gemelos correspondientes a registros suecos, daneses y fineses con el fin de evaluar los riesgos de padecer tumores en 28 sitios del cuerpo.

En cada uno de los registros se analizaron las historias clínicas de gemelos nacidos entre 1886 y 1925, y entre 1926 y 1958. Más de la mitad de los individuos incluidos en el estudio había padecido, o padecía, por lo menos, un tipo de cáncer.

Cabe aclarar que los gemelos monocigóticos tienen idéntica información genética, mientras que los dicigóticos comparten, solamente, alrededor del 50 por ciento de la carga hereditaria. Los investigadores se concentraron en el estudio de los gemelos monocigóticos, que comparten la totalidad de la carga genética.

Si bien los investigadores encontraron que los gemelos de personas afectadas de cáncer de estómago, colon, pulmón, mama y próstata, tenían un mayor riesgo de padecer la enfermedad, las conclusiones indican que los factores genéticos efectúan una mínima contribución a la susceptibilidad al mayor número de tipos de cáncer. Los hallazgos indican que el ambiente juega un rol principal en la producción del cáncer, señalan los investigadores. "Los resultados indican que, para casi todos los sitios, el gemelo de una persona con cáncer tiene sólo un riesgo moderado de padecer un cáncer en el mismo sitio", señala Lichtenstein, en NEJM.

"Concluimos que el mayor contribuyente del cáncer en la población de gemelos es el ambiente", afirma el investigador. Incluso para tipos de tumores que estadísticamente muestran evidencia de un componente hereditario, la mayor parte de los pares de gemelos fueron discordantes en cuanto a la presencia del cáncer, indicando que el riesgo de cáncer, incluso entre parientes cercanos, es moderado.

Los genes y la personalidad

Los gemelos monocigóticos también han sido motivo de investigación con el fin de discernir la mayor o menor influencia de los genes en las características de la personalidad. Si bien hay acuerdo en que las pautas del desarrollo de un niño están determinadas tanto por los genes como por las circunstancias ambientales, subsisten algunas discrepancias entre los investigadores.

Por tal motivo, se han realizado estudios comparativos de las semejanzas y diferencias entre gemelos monocigóticos que crecen en ambientes distintos, y gemelos que han crecido juntos. La hipótesis es que si los genes son los determinantes, los gemelos que fueron separados serán tan similares entre sí como los que se desarrollaron juntos. Sin embargo, los estudios realizados no han podido resolver aún a discrepancia. De hecho, los ambientes en que se desarrollaron los gemelos que fueron separados no siempre son tan diferentes como para marcar diferencias radicales entre ellos.

Se sabe que los genes determinan muchos de los rasgos físicos y de la personalidad de un individuo, pero está claro que no todo está escrito en los genes. Y los gemelos son una prueba de ello.

La imagen es de Chiquita, en deviantart

No hay comentarios:

Publicar un comentario