Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

19 de septiembre de 2011

El desarrollo del lenguaje en múltiples (4)

Antes de comenzar la lectura de esta entrada, te recomendamos leer las entradas anteriores de este especial sobre el lenguaje en múltiples:


Como os prometimos la semana pasada, las dos últimas entradas de este especial son dos relatos de mamis con múltiples bilingües. Esperamos que os resulten interesantes.


Escribe las palabras "gemelos" y "lenguaje" en un motor de búsqueda en Internet y seguramente encontrarás varios artículos que describen cómo los niños nacidos en parto múltiple tienen mayor riesgo que los hijos únicos de tener retrasos en el desarrollo del lenguaje. Este mayor riesgo se atribuye a la mayor probabilidad de parto prematuro a la que se enfrentan los múltiples, pero también al hecho de que tienden a recibir menos conversaciones propias y únicas de sus cuidadores. Dada la información desalentadora sobre retrasos en el lenguaje y los múltiples, parece poco intuitivo exponer a tus hijos a más de un idioma. Después de todo, si tienen un mayor riesgo de tener problemas con un idioma, entonces ¿por qué complicar las cosas con un segundo? En realidad, hay muchas buenas razones para hablar una segunda lengua con tus bebés tan pronto como sea posible.

Para empezar, los seres humanos tienen una habilidad innata para adquirir habilidades de lenguaje, y sabemos que los bebés ya están familiarizándose con el lenguaje de su madre y el sonido de su voz cuando aún están en el útero. Una vez nacidos, los lactantes y niños pequeños usan lo que los lingüistas llaman "automaticidad" para entender primero y luego empezar a hablar las lenguas a las que están expuestos. Se trata de la capacidad aparentemente sin esfuerzo que los niños tienen para aprender el lenguaje. Ellos no tienen que memorizar conscientemente el vocabulario o practicar ejercicios de gramática como suelen hacer los adultos cuando tienen que aprender un segundo idioma, ellos lo absorben y lo crean. La noticia realmente interesante es que los niños poseen la capacidad biológica de utilizar el automatismo de adquirir dos o más idiomas con la misma naturalidad que lo hacen con uno solo. Si bien puede haber alguna mezcla de lenguas al principio, la mayoría de los niños pueden distinguir una de otra a la edad de tres años. Ellos saben que tienen que hablar inglés con mamá y que la abuela sólo entiende el polaco.

A continuación, sabemos que la capacidad de utilizar más de un idioma tiene efectos positivos en el desarrollo integral educativo y lingüístico de los niños. Ser bilingüe se ha demostrado como un beneficio en la flexibilidad cognitiva de un niño, la formación de conceptos, el pensamiento divergente, el razonamiento general, las habilidades verbales, e incluso les ayuda a tener una mejor capacidad de atención. Socialmente, los bilingües tienen un acceso potencial a más amigos. Estos mismos beneficios también han sido vinculados a los niños nacidos en parto múltiple que desarrollan un lenguaje único entre ellos, posiblemente debido a que ambos tienen las ventajas del aprendizaje de canales alternativos de comunicación.

Cuando nuestros gemelos nacieron en 2001, era fácil proporcionarles una exposición al bilingüismo porque mi marido es un hablante nativo de alemán. A pesar de que hablo español con soltura, el inglés es mi lengua materna y la que hablo con menos esfuerzo, por lo que es la que uso con nuestros hijos. Al cabo de los años hemos completado el alemán que se aprende en casa con un programa de idioma local, y visitas frecuentes a la familia paterna en Austria. También tenemos un hijo de cinco años de edad, y los tres son muy competentes en su segunda lengua. Nuestros gemelos incluso han comenzado a aprender a leer y escribir en alemán. Para aquellas familias que no tienen miembros bilingües, ofrecer a sus hijos la exposición a otro idioma puede ser un reto, pero hay programas disponibles en la comunidad, e incluso tomar prestados libros y CDs en otros idiomas de la biblioteca es un buen comienzo.

Aprender un idioma es un largo viaje, e incluso nuestro idioma nativo está en constante cambio con nuevas palabras y significados. La mayoría de nosotros puede recordar un momento en que "Internet" no significaba nada y mandar "mensajes de texto" no habría tenido sentido. Sabemos que el aprendizaje de más de un idioma no causa retrasos de desarrollo y puede ser muy beneficioso, por lo que iniciar a sus hijos en un viaje bilingüe tan pronto como sea posible es un gran regalo.

Por Sara Kuehnrich
Extraído de NOMOTC

No hay comentarios:

Publicar un comentario