Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

20 de septiembre de 2011

Crianza con apego en múltiples


Muchas madres, familiarizadas con la crianza con apego, comienzan su embarazo llenas de admiración y anticipación sobre la nueva personita que pronto encontrarán. Entonces, en algún momento, descubren que están esperando gemelos. Tal vez un poco conmovidas, tal vez nerviosas, comienzan a preguntarse cómo van a conseguir una crianza con apego que requiere tanto de los brazos no sólo con uno, sino con dos o más bebés. Con cautela, van contando a los demás que esperan múltiples, y uno por uno los comentarios empiezan a llegar.

Seguro que el médico no te deja tener un parto natural.
Vaya, no intentarás darles de mamar ¿no?
Yo nunca habría sobrevivido sin los biberones adecuados
Consigue dos hamaquitas. Nunca lo conseguirás sin hamaquitas.
Recuerdo que solías llevar a la mayor en un portabebé , es una lástima que no puedas hacer eso con los gemelos.
Bueno, TENDRÁS que tener dos cunas ¿no?
Es mejor que consigas que tengan el mismo horario rápidamente o te arrepentirás para siempre.


Uno por uno, los comentarios llegan, y uno a uno, empiezan a minar tu confianza.
No tiene por qué ser así. ¡Puedes criar con apego a tus múltiples! Es posible que tardes un poco más en aprender a medida que descubras, a través del ensayo y error, lo que os funciona  y lo que no a ti y a tus bebés. Puede que tengas que modificar algunas cosas que habías hecho en el pasado o que habías recomendado a alguien, cuando sólo había un bebé. Dicho esto, tener múltiples no quiere decir en absoluto que no puedas ser una verdadera madre que críe con apego.
El Dr. Sears, pediatra, padre, y experto en crianza con apego, da siete principios que son una parte de la crianza con apego. Aquí están, junto con algunas sugerencias para hacer que funcionen con múltiples. Si alguna no te funciona, ¡no pasa nada! La cuestión no es hacerte sentir culpable por no ser la madre perfecta. Las madres, especialmente las de múltiples, ya se sienten suficientemente culpables. La cuestión es dar sugerencias, información y estímulo.
  1. El vínculo del nacimiento. Que estés esperando múltiples no significa que pierdas el derecho a ser una participante activa en la planificación de su nacimiento. Es importante investigar sobre los temas que afectan a tu embarazo, tu parto y tus bebés. Aprende las cosas que puedes hacer para tener el embarazo más saludable posible. Aprende lo que puedes hacer para tener el mejor parto posible para tus bebés, y si es imposible tener un parto sin problemas, estudia tus opciones para que las intervenciones médicas o la cesárea sean una experiencia tan positiva como sea posible para ti y tus bebés. Busca el apoyo de otras madres que están haciendo lo que tú esperas hacer y déjate guiar por ellas desde el corazón.
  2. La lactancia materna. La lactancia materna es el alimento ideal para los bebés, incluso para los múltiples. Tener bebés que nacen a término y con un buen peso al nacer mejora tu probabilidad de una lactancia exitosa. Trata de dar de mamar en la hora  posterior al nacimiento (a veces, que el bebé A esté mamando ayuda a estimular las contracciones para el bebé B), y si tienes problemas, no dudes en pedir ayuda de una comadrona, doula, asesora de lactancia, especialista en lactancia, enfermera o un miembro de La Liga de la Leche. La maternidad de múltiples, el libro de Karen Gromada, tiene una gran cantidad de información para la lactancia de múltiples; léelo antes del nacimiento de modo que si te encuentras cualquier problema, estés preparada para resolverlos. Al igual que con un único hijo, dar el pecho a demanda asegura que los bebés tengan mucho que comer. Si necesitas simplificar, no dudes en despertar a uno para mamar si estás dando de mamar a otro en un esfuerzo por sincronizar sus horarios; sin embargo, no impongas un horario rígido, ya que no es saludable para los bebés y también podría reducir tu suministro. Cuando el tiempo es esencial, haber aprendido a amamantar en tándem (amamantar a los dos bebés a la vez) puede ser un salvavidas. Contrariamente a la creencia popular, probablemente no te vuelvas loca por dar el pecho a demanda a dos bebés a la, y si lo haces, ¡te encontrarás en buena compañía aquí!
    Algunas madres de trillizos o más han tenido la ayuda de alguna amiga que les da el pecho para que los bebés lactantes no pasaran hambre inicialmente, hasta que se estableciera una buena producción de leche, mientras que otras (cuando la suplementación es necesaria) los alimentaron con jeringas de leche materna extraída  o utilizaron el método Kassing hasta que la producción de leche pudiera establecerse. La lactancia trabaja en un principio de oferta y demanda, por lo que lo más probable es ser capaz de producir suficiente leche para dos (o tres, o más) si la lactancia frecuente. Si, después de buscar ayuda, descubre que la lactancia no puede continuar, puede fomentar la cercanía y la vinculación de la lactancia materna aunque estés dando un biberón.
    Evita la introducción de sólidos demasiado pronto, lo que puede aumentar la posibilidad de alergias a los alimentos, así como promover el destete precoz, menor producción, y malestar estomacal en los más pequeños. Introduce los alimentos sólidos poco a poco, y ofrece una variedad de alimentos saludables.
  3. Portear. Tener cerca a tus bebés puede potenciar el vínculo y darles un sentimiento de tranquilidad y confianza sobre el mundo. Cerca de mamá (o de papá), aprenden cómo vivimos. Puede que tengas que modificar la forma en que llevas a tus bebés, pero es posible hacerlo con dos (y más). En los primeros meses, muchas madres de gemelos usan un portabebés doble, o dos pouchs o bandoleras de anillas, con un bebé en cada lado. Las mamás también han contado que disfrutan llevando a los dos bebés en un fular. Cuando los bebés crecen, un modo habitual de portearlos es llevar a uno en la espalda y a otro en el pecho (en una combinación de fulares, mochilas a la espalda o bandoleras). Además, no olvidemos que no tienes que llevar a los dos bebés a la vez para disfrutar de los beneficios de la crianza en brazos. Puedes darle el pecho a uno mientras el otro está a la espalda, o llevar un bebé en el mei tai mientras que el otro duerme. Está claro que tener dos bebes aumenta la necesidad de los padres de tener las manos libres, ¡y los dos bebés sin duda se beneficiarán de la cercanía física con una mamá feliz! Echa un vistazo a la galería de imágenes de Naturally Parenting Multiples para ver diversas propuestas.
  4. Dormir cerca del bebé. Colechar simplemente significa que tanto los bebés como los adultos que les cuidan (por lo general la madre y/o el padre) comparten la misma habitación. Esto puede significar dos cunas en la habitación de los padres, dos minicunas, una cuna en sidecar, o (en los primeros meses), dos bebés que comparten una cuna. También puede significar que los bebés comparten la cama con mamá y papá, o un bebé en la cuna y uno en la cama (tal vez noches alternas, o incluso durante toda la noche). También puede significar que mamá y papá tengan una cama muy grande, o que pongan dos camas grandes juntas, y que pongan una barandilla protectora para evitar que el o los bebés se caigan de la cama. A medida que los bebés crecen y se convierten en niños pequeños, puede significar compartir una habitación con un hermano mayor. En cualquier caso, sigue las directrices de seguridad para dormir dormir con el bebé.
  5. Creer en el valor comunicativo del llanto del bebé. Aprende las señales de tus bebés y responde a ellas. El modo de llorar de tus bebés es una forma de comunicarte sus necesidades; sus sonidos, movimientos y otros comportamientos también te comunican cosas, mucho antes de de que sean capaces de verbalizar sus deseos y necesidades. Siempre que puedas,  responde a sus primeros intentos de comunicación. "Los bebés pequeños lloran para comunicarse, no para manipularte".
    Es prudente en este punto reconocer que las madres de múltiples también son seres humanos. Puede haber algunas noches, cuando un bebé está siendo amamantado para dormir y el otro se despierta, y papá termina paseando con el bebé que llora un rato hasta que mamá está preparada. Esto no es "dejar apartado", ¡ésta es la vida con múltiples! Puede haber ocasiones en que, después de un largo día de batallar con dos bebés inquietos, estés agotada, resentida o te sientas abrumada, y dejarías a los bebés de manera segura en una cuna o en una mantita de juegos mientras te vas a algún rincón tranquilo de la casa para tener un rato de soledad contigo misma. O, si tienes ayuda, puede haber ocasiones en las que necesites salir de casa un rato, y dejar a los bebés con alguien de confianza, familiar o niñera. Estas cosas no te hacen una mala madre, te hacen una madre humana con un par de bebés humanos, haciendo lo que necesitas hacer para ayudarte a ti misma a ser la mejor madre posible. Te esfuerzas por alcanzar tus altos ideales, pero reconoces tus limitaciones, y te perdonas a ti misma y los perdonas a ellos.
  6. Cuídate de los "entrenadores" de bebés. Ésta es, más que cualquier otra, la advertencia más habitual que hacen las personas que crían con apego a las madres de múltiples porque, tan pronto como cuentes a  la gente que estás embarazada de múltiples, comenzarán los consejos para “entrenar” a los bebés.. Ser flexible es importante cuando hay múltiples. No es saludable, especialmente en los bebés amamantados, imponer un horario de alimentación rígido. Puedes, sin embargo, intentar que un bebé amamante justo después de que termine el otro, de modo que dispongas de algo de tiempo antes de la siguiente toma. No es sano dejar llorar a su hijo como forma de entrenarle para que aprenda a dormir. Además, si uno llora, ¡es probable que el otro no sea capaz de dormirse de todas formas, si comparten una parte de la casa! Puedes, sin embargo, despertar a los dos bebés al mismo tiempo por la mañana, y tratar de conseguir que duerman la siesta a una hora similar, para tratar de lograr que tengan sueño a la misma hora por la noche. También puedes crear una rutina para la hora de dormir que podría incluir baño, masaje, cuento, picoteo antes de acostarse (si los bebés ya comen sólidos), seguido por teta. Esto, a menudo, es suficiente para transportar incluso a los pequeños más activos al mundo de los sueños. Cuando la gente te pregunte si siguen el mismo horario, responde con confianza, sabiendo que estás dando a tus bebés un buen comienzo en la vida: "En realidad, están trabajando para enseñarme el horario que les funciona mejor a ellos, y yo lo estoy aprendiendo".
  7. Equilibrio. Por supuesto, tener que conocer aún más necesidades de bebés significa que hay una mayor necesidad de equilibrio en las vidas de las mamás y los papás. Recuerda tus relaciones, aficiones e intereses. Aunque los primeros meses probablemente signifiquen que la mayor parte de tu atención se centrará en tus bebés, aún puedes encontrar pequeñas maneras de mantener el equilibrio. En los primeros meses de vida de mis gemelos, cuando aún amamantaban con frecuencia, no podía dejarlos de ningún modo (ya que uno de ellos no aceptaba un biberón). Sin embargo, al menos una vez a la semana, mi marido y yo dejábamos a los tres hijos mayores con una niñera, y “quedábamos”.  Llevábamos a a los bebés con nosotros, y si se quedaban dormidos en el coche (cosa que hicieron a menudo), los llevábamos en los mismos portabebés del coche al restaurante, y dormían profundamente a nuestro lado mientras disfrutábamos de una conversación de adultos. Sé que muchos madres que crían con apego abominan la idea de los “huevitos” o maxicosis", pero no solíamos llevar a nuestros bebés en ellos, y si se despertaban mientras estábamos en el restaurante, inmediatamente los cogíamos en brazos. Este es un ejemplo de tener un equilibrio en la vida dedicada, por otra parte, a la crianza de niños, y el equilibrio es algo es demasiado importante como para abandonarlo. En ocasiones encontrar tiempo para ti misma, tus relaciones y tus aficiones es importante para tu salud mental y tu salud mental es una parte importante de tu capacidad para cuidar de tus bebés. Por lo tanto, planear las cosas de modo que satisfagas al mismo tiempo las necesidades de tus bebés (mantener a sus bebés seguro y cerca del amor de sus padres) y tus necesidades como adulto, con algunos intereses de adultos. Se creativa, y encontrarás maneras, aunque sean pequeñas, para conseguir el tan ansiado equilibrio.
¡La crianza con apego puede ser una opción para los padres de los múltiples! La clave está en no caer en la trampa de creer que sólo porque tienes múltiples, todas tus convicciones sobre el embarazo, el parto y crianza de los hijos ya no son aplicables. Con creatividad, dedicación, ingenio, las modificaciones, el equilibrio, y el perdón, encontrarás lo que os funciona a ti y a tu familia.

Original publicado en Naturally parenting twins y traducido por Marisol y Treme para Criando Múltiples.

2 comentarios:

  1. Yo tengo trillizos, y siempre me ha encantado este tema de la crianza con apego. Lo intenté un mes y casi me muero en el intento, literalmente, porque dejé de comer y de dormir, no me daba tiempo! Por este motivo se me cortó la leche cuando los bebés tenían dos meses, lo que me frustró muchisimo porque siempre había querido amamantar a mis hijos. Me había preparado tanto y había leido tanto para una crianza natural que al no poder llevarla a cabo lo pasé fatal. Ahora ya lo he asumido y en mi caso por lo menos me he dado cuenta que con tres no puede ser(al menos sin ayuda, yo estoy sola para los niños y la casa).

    Mi experiencia igual es la excepción que confirma la regla, pero me ha sido imposible, he tenido que establecer horarios y rutinas inamovibles de comer y de dormir.

    ResponderEliminar
  2. Cintia, es que tres sola, es mucha tela. Una lactancia con multiples es solamente (la mayoria de las veces) exitosa si la madre se puede dedicar por completo a ella durante los primeros meses mientras que alguien mas se encarga de la casa y de cambiar a los peques, ba~narlos.

    De todas maneras, la crianza de apego (me gusta a mi mas el nombre que lo de natural, no se xq :) no se basa solo en pecho, colecho, porteo. La piedra filosofal de esta forma de criar es el respeto por nuestros hijos. El intentarnos poner en su lugar, el ser empaticos...en definitiva, el respeto. Y creo que respeto te sobra para tus 3 fieras :)

    ResponderEliminar