Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

9 de febrero de 2011

Cómo arruinar una lactancia materna

Hay muchas formas de terminar con una lactancia, de golpe o poco a poco, cada uno de estos tips los pueden aprovechar los familiares, los profesionales en salud, o la misma mamá para que la lactancia dure lo menos posible .
(Nota, este es un post en tono irónico, por si las dudas lo aclaro ;) )
  1. No leas sobre lactancia, imagina que es algo que mágicamente aprenderás, piensa que de todas formas si no se puede, le damos fórmula y ya, ¿no? Hay información en libros, en internet, en instituciones como La Liga de la leche, Lacmat, Multilacta y más, poniendo en google “lactancia"” hay infinidad de recursos, pero, ¿para qué? Mejor busca el color de la cunita del bebé…
  2. Acata como ley las palabras del pediatra, 10 minutos de cada lado, cada 3 o 4 horas, y si le da hambre, dale un biberón con agua entre tomas, no sigas esas ideas locas de “libre demanda”, porque si no, tendrás suficiente leche y corres el riesgo de que tu lactancia dure.
  3. No exijas alojamiento conjunto en el hospital, que se lo lleven al nido para que “descanses”, y que se pierda esa periodo sensitivo de las primeras horas después del parto. Igual que tan pronto nazca se lo lleven y sólo te lo muestren de lejos,
  4. Si tomas algún medicamento, o te pones enferma, nunca consultes páginas como www.e-lactancia.org, donde te cuentan qué medicamentos son compatibles con la lactancia. Mejor suspende la lactancia, ¿para qué investigar?
  5. Si duerme mucho, es que tu leche le cae pesada, si duerme poco, es que tu leche no sirve, y convéncete de que con biberón dormirá mejor (aunque ahora tendrás que levantarte a preparar los biberones en lugar de simplemente acercar a tu bebé al pecho, con la leche lista y a la temperatura exacta)
  6. Si sube “poco” de peso, es que tu leche es aguada y no sirve, dale biberón; si engorda mucho, es que tu leche tiene mucha grasa y no sirve, hay que limitarle las tomas de pecho y darle biberón.
  7. Pide y acepta biberones y chupetes en las canastillas que te regalen, y ten un bote de leche de fórmula en casa “por si acaso” y recuerda darle entre tomas biberones con infusiones, tés , agua azucarada o fórmula “por si acaso no lo lleno”, cada centilitro de biberón es menos leche que producirá tu pecho y el bebé terminará por preferir el biberón. Desde el primer día ponle chupete, así le crearás confusión de pezón, y dejará de pedir pecho.
  8. Cree a pies juntillas que la imagen idílica de los anuncios y revistas, de bebés rubicundos y sonrientes, madres esbeltas y hermosas y vida y paseos relajados entre tulipanes es cierta, así tan pronto nazca tu bebé desearás tener “tu vida de antes” y dejarás pronto la lactancia.
  9. Para los nuevos papás, exigid que vuestras esposas cumplan con todos los papeles de esposa, ejecutiva y madre, al 100%, y que ese pequeño intruso se vaya lo antes posible a su habitación, al fin y al cabo, el bebé es ya un ser independiente, y tú necesitas mucho a tu mujer, ¿no? y en otra habitación será muy difícil amamantar al bebé por las noches, así que amamantará poco tiempo. También insiste en que tú como papá debes involucrarte alimentando al bebé (aunque un papá puede bañarlo, cargarlo y mecerlo mientras la mamá duerme una siesta, pasearlo, cambiar pañales, vestirlo, abrazar a la mamá mientras amamanta al bebé. No, tú como padre exige a la mamá en que le deje darle un biberón)
  10. Mentalízate “yo no podré”, “ser mamá es muy dificil”, “y si no puedo”, “eso de la lactancia no es para todas”, “seguro yo no tendré leche”, “y si tengo leche, seguro va a ser de mala calidad”, nada como pensar que no podemos, para que no podamos.
  11. Si tienes pechos pequeños, mentalízate de que no tendrás suficiente leche, por eso son tan chiquitos; si son grandes, seguro es sólo grasa y no tendrás leche suficiente; si son de tamaño mediano, pues seguro se me caerá el pecho si amamanto, mejor lo vamos acostumbrando al biberón. (Claro que nunca investigues que el tamaño de los pechos nada tiene que ver con la producción de leche). También por supuesto, si eres delgada, no tendrás leche “de calidad”; si eres gorda, algo tendrá tu leche, pero tampoco servirá seguro. (Cualquier mujer que se alimente más o menos bien tiene leche de calidad, a menos que viva en Somalia o algún país africano con hambrunas, y según algunos estudios, esas mujeres desnutridas pueden producir menos leche, pero todavía tiene nutrientes)
  12. Mamás, abuelas y familiares, recordad decirle a la mamá cada vez que podáis “pero qué delgadito”, “pero qué flaquitoooo. Hasta ojeras tieneeee” o “está muy gordito no?, ¿no tiene sobrepeso?", "¿seguro que tu leche le cae bien?”, “¿Solamente le das pecho? ¡¡¡pobreciiito!!! yo crié a mis hijos con leche de fórmula y se criaron muy bien". También decidle que es muy esclavizante, que así el bebé no se hará “independiente“, que la lactancia es para “pobres”. Si en una reunión familiar quiere amamantar a su bebé hacedla sentir tan incómoda que tenga que irse, o directamente decidle que, para hacer “sus cosas” en público, mejor no vaya, o que se meta al baño.
  13. Otro punto muy importante, metedle en la cabeza a la mamá aunque tenga una buena lactancia, que “hay que acostumbrarlo al biberón“, porque, ”¿y si un día te hospitalizan, qué le damos?" (sustituidlo con salir de viaje, te pasa algo, vuelves a trabajar.) "Mejor que se acostumbre a tomar un poquito de fórmula, ¿no?” (claro ese poquito va a ir aumentando y dejará el pecho pronto, pero eso nadie lo dice) Y si va a volver a trabajar, que nadie le diga que el permiso de lactancia es un derecho, ni que se puede extraer la leche y dársela al bebé en ausencia de la mamá, mejor biberón con leche artificial, que es una copia de lo que la naturaleza da gratis, pero la mercadotecnia manda.
  14. Los pediatras son expertos en enfermedades infantiles, no en crianza, pero de todas formas si te aseguran que a los tres meses tu hijo ya DEBE dormir tooda la noche y si se despierta, dale un biberón con agua, o que llore un rato , ya se acostumbrará, es como la ley de Dios, así que, aunque tu instinto te diga que no, obedece a un extraño que ni de tu familia es. (Y recuerda que las empresas que venden fórmulas infantiles, son las que auspician los cursos y congresos donde van muchos pediatras, regalitos, muestras gratis, etc,etc.)
  15. La leche no sale del pecho a chorros como del biberón, ni apretando, hay que saber “cómo” apretar para que salga, el bebé sabe cómo sacarla si no se interfirió en los primeros momentos de lactancia, y si la mamá recibió suficiente apoyo. Pero tú no te enteres de eso, y si no ves la leche salir a chorros, di “no tengo leche” y corre a preparar un biberón
  16. A los 3 meses más o menos de amamantar, la producción de leche se regula, ya los pechos no amanecen duros y enormes, ya están blandos al tacto, aunque todavía tienen leche dentro, pero de todas formas, tú piensa “ya se me terminó la leche” y comienza a meter biberones.
  17. Para las amigas que amamantan, decidle a vuestra amiga madre primeriza, que “si no amamantas eres una floja”, “eres una mala madre”, no la apoyéis en sus dudas, sino hacedla sentir culpable si algo no sale perfecto en la lactancia, o si “pregunta tonterías”, con eso seguro saldrá huyendo y no querrá saber nada de lactancia, es más, hasta le tendrá aversión, hazla sentir rechazada si no cumple “el canon“.
  18. Deja que te convenzan de que si amamantas, no puedes tomar medicamentos, no puedes teñirte el pelo, no puedes tomarte radiografías, no puedes comer picante, debes tener una dieta especial, no puedes asustarte, enfriarte, acalorarte, etc,etc, el chiste es que te convenzan que la lactancia es sólo para algunas iniciadas o que si pasa cualquier cosa de las mencionadas debes interrumpir inmediatamente la lactancia. Para eso sólo necesitas no informarte.
  19. Si el bebé tiene cólicos, convéncete de que es por que tu leche no le hace bien, no te informes de que algunos bebés tiene cólicos y desaparecen a los 3 meses, de que si revisas tu alimentación, evitando temporalmente algunos alimentos, mejoran y más adelante podrás comer de todo nuevamente, y tu bebé estará más protegido ante alergias y enfermedades del estómago.
  20. Si a la mamá le salen grietas, es el momento ideal para decirle que “se evite el sufrimiento y de biberón”, nunca, nunca le digáis que revisar que el bebé se prenda correctamente al pecho hace que la lactancia no duela, y que hay muchas formas de dar amamantar, que busque cómo estar más cómoda, dile que es normal que le duela la espalda, y que debe aguantar (o suspender la lactancia, claro) . Dile que use protectores de lactancia , que los deje mojados para que se macere bien la herida (no permita que deje que el aire vaya secando la grieta), que use sostenes apretados para que con suerte también tenga una obstrucción, que antes de amamantar debe desinfectar sus pezones con agua hervida o con alcohol, o cualquier potingue que se le ocurra, la idea es hacerlo lo más complicado posible.
Por Lety Jimenes (http://criandocreando.com/)
Encontrado en rebozoway.org

5 comentarios:

  1. Se podrían añadir muchas más. Me ha encantado. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hola soy la autora de este post que publicaron tambin en rebozoway, seria un bonito detalle si ponen mi pagina, ya que no aparece y si aparece en la fuente original :) un saludo

    ResponderEliminar
  3. Leticia, por supuestisimo! Lo ponemos ahora mismo :) Muchas gracias por escribirlo :)

    Sonia,es que es muy bueno:)

    ResponderEliminar