Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

19 de noviembre de 2010

Lactancia materna en trillizos: Marisa

Lactancia en trillizos http://criandomultiples.blogspot.com


Mis hijos nacieron en la semana 35 con buen peso: 1790, 1920, 2100grs.
La verdad es que mi embarazo fue buenísimo y, excepto una amenaza de parto prematuro cogida muy a tiempo, que me obligó a estar en reposo absoluto durante un mes, por lo demás, lo recuerdo con muuuuucho placer. Quizá porque todo aquel reposo era como una 'recarga' de batería para todo lo que vendría después.

Gracias a ese embarazo tranquilo y reposado, tuve tiempo de leer e informarme sobre la lactancia en múltiples. Sinceramente creo que ahora que la información es mucho más accesible que hace tiempo, ir informada a tu parto es fundamental y en el tema de la lactancia mucho más.

Mis hijos nacieron a las diez de la mañana, pero a mí me llevaron a una sala de recuperación de la que me sacaron a las diez de la noche. En ese tiempo a nadie se le ocurrió pensar en lo que me acababa de pasar. Sólo permitieron entrar a mi marido y mi madre dos veces en todo el día y ellos me pudieron dar información de los niños. Un día muy tenso para una madre primeriza de trillizos... como podéis imaginar.

Pude ver a los niños a las once de la mañana del día siguiente, hasta entonces no me dejaron ir. Paralelamente, las enfermeras me preguntaron si tenía intención de dar lactancia y yo les dije que quería intentarlo y que quería sacarme leche cuanto antes. Me llevaron a la sala de lactancia y... tras veinte minutos en el sacaleches... ¡¡salieron dos gotas!!. La chica que había a mi lado había llenado su botella y yo ¡¡con tres niños y dos gotas!!. Una enfermera me vio y me dijo: No te preocupes, gota a gota se llenan los pantanos. Y así fue, cada día salía un poco más.

En neonatología mis hijos estuvieron en incubadora aproximadamente cuatro días. Todo iba bien, excepto su succión. Les costaba mucho comer, a veces tras una hora con ellos acababan poniéndoles la sonda para que no se les juntaran dos tomas. Ya sabéis, en un hospital todo debe estar organizado...

Los intentos de ponerlos al pecho fueron muy frustrantes. Si ya les costaba el bibe, el pecho mucho más, no hacían nada. Me dijeron que usara pezonera, pero tampoco. Yo, mientras, me seguía sacando leche para que al menos tuvieran leche mía. Cada día tenía un poco más y eso me animaba.

Diego se vino a casa tres días después de mí. Aproveché la primera noche en casa, a solas, para darle, pero nada. Lucía vino un día después. Y Marce tardó tres días más. En ese punto todos tomaban bibe, muy muy despacito, pero lo suficiente como para acogernos al 'alta precoz'.

En ese punto mi prioridad era que comieran, pensando que ésa había sido la única razón que había hecho que se quedaran en el hospital tras su nacimiento ya que por lo demás, estaban bien. Pero pasados unos días me fui a ver a la matrona de mi centro de saludo. Ella me dijo que los llevara, de uno en uno inicialmente, para ver cómo lo hacía.

Lucía se cogió y estuvo mamando un ratito. Se cansaba, pero lo consiguió. Otro día fui con Diego y otro con Marce, pero con ellos fue distinto. La matrona me pedía paciencia.

Por parte de mi familia no tuve apoyo. Mi marido y mi madre me decían que los niños estaban "muy organizados" para las tomas y que con mi intento lo que estaba pasando era que se estaba descompensando la regularidad, que era un lío tremendo para mí, que me costaría mucho y estaba débil, que tenía que recuperarme, que... lo intenté en casa con los niños, pero no se cogían bien, costaba muchísimo y sin apoyo, agotada, etc. sucumbí.

Seguí sacándome leche y dándosela en el bibe, con apoyo de fórmula cuando era necesario, pero es cierto que finalmente tuve mucha leche y puedo asegurar que más de la mitad de la leche que tomaban era mía.

Al subirme tanta leche tuve congestiones en el pecho muy dolorosas, hasta que un día, cuando yo estaba más descansada, más relajada, decidí poner a Lucía y se enganchó muy bien. Lo intenté con Marce y con Diego y no. Diego siempre ha sido (¡y sigue siendo con casi cuatro años!) muy impaciente. Si le ponía al principio se enfadaba porque no conseguía hacerse con mi pezón, mucho más pequeño que la tetina. Y si lo ponía al final, no le interesaba. Y Marce es que no se enganchaba, sólo jugaba.

Esto me creó un poco de confusión, no podía darle el pecho a una y a los otros no, así que la opción que resultó al final fue: lactancia mixta, en bibe y con el sacaleches como aliado y algunas tomas para Lucía con el pecho, no de manera regular, pero sí constante. Normalmente al final, como un postre rico rico.Lo mantuve así hasta los siete meses.

¿Estoy orgullosa de mi lactancia? Pues sí. Sé que las hay mejores, pero también sé que esta es la que me ha permitido a mí, con mi forma de ser y mis circunstancias, hacer una lactancia feliz.

¡Y gracias por hacerme recordarla!
Marisa.-

¡Muchas gracias, Marisa, por contarnos tu experiencia!

2 comentarios:

  1. Marisa pues te entiendo totalmente!! Te leo y siento que he vivido cosas parecidas!!! me pasaron cosas similares con mis mellizos, ahora tienen 6 meses y mi Violeta es la que toma de la teta aún, mientras que a Simón nunca le ha tramado y cada vez toma menos, le desespera que no le salga como con el biberón... También tuve que darles biberón porque nacieron de bajo peso y yo no daba a basto!!! Entiendo esto de la presión de que tuvieran que alimentarse para que ganaran peso... Me tocó optar por la alimentación mixta. Desde mi experiencia siento que el tener un parto de múltiples debería ser tratado como un caso especial, siento que la medicina tradicional de estos países sigue siendo tan poco humanizada!!! Y me uno a ti diciendo que también me siento orgullosa de mi lactancia pues hice todo lo que estuvo en mis manos para alimentarlos con mi leche!!! Las madres de un solo hijo critican mucho el que le des biberon a los pequeños, pero no se alcanzan a imaginar cómo es una experiencia de múltiples!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario L.A.LITA. Tienes toda la razón :) No se puede comparar la lactancia de un bebé solo con la de múltiples por eso nos parece tan importante el difundir este tipo de testimonios para que otras mamas se den cuenta de que una lactancia materna puede tomar muchas formas cuando hay mas de un bebé con la barriga vacía. Un saludo de criandomultiples :)

    ResponderEliminar