Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

5 de marzo de 2011

Los terribles dos (por dos)

http://criandomultiples.blogspot.com/

El día en que tus hijos cumplen un año (posiblemente al filo de la medianoche) caerás en tu cama y darás un suspiro de alivio. Después de todo, ningún otro año podría ser tan estresante como el primero ¿no? Cierto. Esa es la buena noticia. Algunas noticias adicionales: el segundo año será “interesante” Sin embargo, podrás con ello. Te damos diez consejos y modos de pensar que te garantizarán el éxito

1. MUY bajas expectativas
Alice Walker lo resumió perfectamente cuando dijo: "No hay que esperar nada. Vive frugalmente de las sorpresas." Esto es lo que tendrás que hacer la mayor parte del tiempo durante el segundo año. Si eres capaz de llevarlo a cabo (la mayoría de las veces) sobrevivirás bastante bien.
La elección de mantener muy bajas expectativas puede parecer negativa al principio. Si es así, trata de pensar de esta manera: Este enfoque no es pesimista, es realista. Si no tienes un plan en mente sobre cómo tienen que ir las cosas, reducirás significativamente la posibilidad de sentirte decepcionada. Una experiencia que de otro modo podría haber sido vista como horrenda puede ser vista como "fascinante". Un viaje al supermercado durante el cual los niños no estuvieran en un estado de ánimo maravilloso podría considerarse como un éxito simplemente porque se haya podido mantener una apariencia de paz hasta que hayas conseguido comprar todo lo que tuvieras en la lista de la compra.

2. Tu propia cabina telefónica
Este consejo me lo dio mi amiga Mollie, que muchas veces me salva de la locura. Estábamos hablando por teléfono, nuestros cuatro niños estaban gritándonos y me dijo (en voz alta), "¿Sabes? Le he pedido a Gary una cabina de teléfono por reyes”
La clave para sobrevivir a este año en que no pararán de hablar es aceptar que no vas a tener ni un momento de paz desde que se levanten hasta que se acuesten. Cuando estés jugando con tus hijos, cada uno competirá por tu atención. Cuando estés tratando de concertar una cita médica, tendrás al menos a uno de los niños colgado de tu pierna y gimiendo. Cuando estés tratando simplemente de ir al baño y tardes más de siete segundos, alguno estará llamando a la puerta por temor a que te hayas caído dentro de la taza del inodoro.
Trata de limitar tus conversaciones telefónicas “sociales” a la hora de la siesta o después de la hora de dormir de los niños. De esa manera, cuando tienes que recibir o hacer una llamada importante durante el día, puedes ser más firme sobre el hecho de que mamá está hablando por teléfono y de que a menos que alguien esté sangrando o haya dejado de respirar, el problema tendrá que esperar unos momentos.

3. Una jarra enorme de Almax
Durante el segundo año, es probable que encuentres a tus gemelos en algunos lugares precarios, y posiblemente incluso en posiciones precarias tratando de llegar a esos lugares. Para empezar, he encontrado a mis hijos encerrados en sus habitaciones, uno con un trozo de plastilina pegado detrás de la cama, en la parte superior de su biblioteca (sí, está atornillada a la pared), y escondiendo pequeños juguetes bien dentro de la rejilla de ventilación. La clave para mantener tus dosis de almax en niveles aceptables: cuando hay demasiada tranquilidad en casa antes de que los niños estén dormidos, no te relajes. Ponte nerviosa. Muy, muy nerviosa.

4. Cinta adhesiva
Nunca pensé que este producto sería tan útil para los desafíos relacionados con la infancia. Estaba equivocada. Nuestra primera experiencia con múltiples y la cinta adhesiva se produjo cuando Mollie no pudo encontrar otra manera de impedir que sus hijos abrieran la puerta del horno. Todas las tiendas de bebé tenían agotados los cierres de seguridad para puertas de horno (debe ser algo habitual) por lo que en el ínterin, envolvió todo el frente del aparato con cinta adhesiva. Poco después, en un esfuerzo para crear una estrategia para evitar que mi hijo Jack se quitara el pañal durante la siesta (puede hacerlo y lo hace, se quita toda la ropa para quitarse el pañal), Mollie sugirió que lo pegara con cinta adhesiva.
Buenas noticias: Impide que el niño sea capaz de quitarse completamente el pañal. Malas noticias: No impide que el niño llegue a través de los huecos de las piernas y saque todo lo que haya dentro. Más malas noticias: ¡Es tan difícil para los padres como para el niño quitar el pañal!

5 La capacidad para discriminar entre un inconveniente y una emergencia
Como señaló Richard Carlson en su libro Don't Sweat the Small Stuff ... (algo así como “No te ahogues en un vaso de agua”) "Aunque la mayoría de la gente cree lo contrario, la verdad es que la vida no es una emergencia. El primer paso para convertirse en una persona más apacible es tener la humildad de admitir que, en la mayoría de los casos, creamos nuestras propias emergencias. La vida suele seguir si las cosas no salen según lo planeado. "
Una casa sucia es un inconveniente, no una emergencia No tener tiempo para hacer a mano tus tarjetas de felicitación navideñas es un inconveniente, no una emergencia. No te presiones a ti misma para darlo todo cada día. En la mayoría de los casos, la única persona con estas altas expectativas sobre sí misma eres tú. Tendrás un montón de tiempo cuando tus hijos vayan a la escuela para fregar el suelo de la cocina hasta que esté limpio como la patena o para hacer trabajos manuales hasta que te hartes.

6. Una baja necesidad de orden / control
Noticia de última hora: No va a ser este año. Los niños de dos años están en el periodo de la curiosidad. Los niños de dos años que tienen una pareja constante para sus correrías son algo más peligrosos que curiosos. La cantidad de problemas en los que estos niños se pueden meter en los 42 segundos que tardas en pasar la ropa de la lavadora a la secadora antes de que empiece a criar moho puede desafiar la imaginación más desbordante.
Algunos consejos a tener en cuenta: 1) Si bien algunos toman más tiempo que otros, la mayoría de los líos se pueden limpiar. (si fuera necesario, revisa lo dicho más arriba de diferenciar lo inconveniente de lo urgente) 2) Si se ha roto, pero no es valioso, puede pasar. 3) Si se ha roto y era valioso, tal vez no debería haber estado tan a mano.

7. Camisetas de manga corta
¿Cuál es el mejor regalo para una mujer que es madre de múltiples? Lleva una camiseta de manga corta en mitad del mes de febrero. ¿Por qué? Porque está sudando constantemente. Mi pobre marido propone de vez en cuando encender la chimenea en las noches de invierno, y yo respondo débilmente, "Uh ... bueno ... si no queda más remedio..." Luego me voy a otra habitación. Y me pregunto por qué me apresuro a recoger a mi hija desde el preescolar - sin abrigo pensando en lo maravilloso que es sentir el aire fresco, sólo para que se me congelen los brazos entre el parking y la puerta de la escuela.

8. Paciencia
Si bien puede sonar ridículo a veces, el efecto de contar lentamente hasta diez está muy subestimado. Aprende a hacerlo en varios idiomas para crear entornos de aprendizaje y calmarte al mismo tiempo
Probablemente habrá muchas ocasiones en que su primer instinto sea gritar cuando pasa algo inconveniente. Esto es perfectamente comprensible. Después de todo, encontrarnos todo el contenido de un tubo de pasta de dientes esparcido por el suelo puede ser frustrante. Haga todo lo posible para determinar qué incidentes son realmente accidentes - y, muy posiblemente, el resultado de que su hijo simplemente está tratando de aprender y de ser independiente - y cuales son conductas que su hijo sabe que están mal. Cuando ocurre esto último, tenga un plan para un “tiempo fuera” o una consecuencia natural y lógica para su hijo. Lo más importante es estar tranquilo y en consonancia con su respuesta. A veces, la verdadera causa de la trastada era meterte en un follón en el que sabe que puede meterte. ¡No te dejes ganar la batalla por un niño de dos años de edad!

9. Una gran cantidad de rollos de papel de cocina
No compres el rollo de cocina más barato del mercado, de esos que se rompen por la mitad al intentar doblarlas. Al mismo tiempo, no asumas que la marca más cara es la mejor. Lo que necesitas es el papel de cocina más absorbente que puedas pagar.
Y por cierto, por favor, no enjuagues y vuelvas a usar el trozo de papel que hayas usado por ahorrar dinero o cualquier otra cosa. Tengo clara mi afición por las gangas, pero no las admito en este caso. En mi familia se gasta un rollo de papel cada dos días, más o menos, y me parece bien. Simplemente no tengo tiempo para poner más lavadoras con preciosos y otra vez sucísimos paños de cocina.

10. Una niñera buena, y de confianza(o dos)
Cuando tus múltiples cumplan un año, empezarás a sentirte “cómoda” con la idea de salir una noche. Es muy importante que tengas una niñera de absoluta confianza con quien sepas que puedes dejar a tus hijos durante unas horas para que tú y tu pareja podáis salir juntos. Ya sé que, una vez que te sientas cómoda dejando a sus hijos, te sentirás incómoda con lo que va a costar dejarlos. Es fácil pensar, "teniendo en cuenta que lo más caro de la noche ha sido pagar a la niñera, nos podríamos haber quedado en casa." Piensa en este gasto como una inversión en la pareja, y destina parte de tu presupuesto mensual a la niñera. De esta manera, no será un gasto inesperado.

El segundo año de los múltiples estará lleno de nuevas experiencias y lecciones. Tus hijos crecerán ante tus ojos de más maneras que las que puedas imaginar. Sin duda, tú crecerás con ellos durante ese Como dijo San Pablo, "he aprendido a estar contento en cualquier situación en la que me encuentre". Conserva ese espíritu y estarás comenzando el tercer año antes de que te des cuenta.

De la web Twins today
Traducido por Marisol

7 comentarios:

  1. ¿Pero los terribles 2 empiezan cuando cumplen 1 año? Pues yo estuve esperando a que cumplieran 2 para disfrutar de esa pseudo-adolescencia :D :D :D

    Claro, así no noté grandes cambios

    ResponderEliminar
  2. Mis peques acaban de cumplir el primer año! Y ya empiezan a descubrir la casa como un mundo de diversión pendiente de explorar! El magnetismo de la cocina...no? Muy buena idea la cinta adhesiva, la tendré en cuenta!

    ResponderEliminar
  3. Me he reido un montón, aunque creo que es porque lo pasé hace ya un tiempito, lo leo hace un año y yo creo que no me hubiera reido tanto, jeje.

    ResponderEliminar
  4. Fantástico post!
    Me temo que estamos en plena fase, jajjaja.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja, me he reido un montón (por no llorar de pensar la que me espera con tres..)
    Me a gustado mucho y me apunto los consejos.

    ResponderEliminar
  6. Mucho ánimo, todo pasa. A mí no me resultó tan terrible.

    ResponderEliminar