Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

14 de agosto de 2010

El estrés infantil

 
 
El estrés infantil y sus causas:

El estrés en los niños podría ser definido como un conjunto de reacciones, tanto biológicas como psicológicas que se originan ante situaciones que perturban el equilibrio general de los mismos. Este desequilibrio entonces, puede desencadenarse ante distintas situaciones que requieran el cambio o la adecuación del niño, y por lo tanto van acompañadas de tensión y ansiedad. Estas situaciones pueden ser tanto positivas como negativasy varían desde el ingreso a una nueva actividad hasta el nacimiento de un nuevo integrante de la familia, el fallecimiento de alguna persona cercana, el maltrato físico, los exámenes del colegio, olvidar hacer una tarea o trabajo, tener que ir al médico, llevar un ritmo de vida muy acelerado y/o cambiante, etc.
El estrés en pequeñas cantidades no resulta perjudicial, sino que por el contrario podría ayudar a la persona a ser más productivo, pero cuando este estrés es en exceso, puede interferir negativamente en las actividades y la salud del niño como así también puede alterar las conductas de los niños y sus formas de sentir y pensar. Para unniño, cualquier situación que exija algún cambio, por más pequeño que sea, genera un impacto fuerte en sus sentimientos de seguridad y confianza.

Los Síntomas:

Cada niño es diferente y por ende reacciona distinto ante el estrés. Por otro lado los indicios que el niño presente como respuesta, cambian según el contexto familiar y escolar, sin embargo pueden señalarse como los más comunes:

Síntomas emocionales: Sensibilidad, temor, poca confianza en sí mismos, excesiva preocupación por todo, tristeza, ansiedad, indiferencia, tendencia a postergar sus deberes, falta de concentración, disminución del rendimiento escolar, exaltación del temperamento, miedo a la oscuridad, a estar solo o a la muerte, aferrarse al adulto, rabia, para controlar sus emociones, comportamiento agresivo, regresión a comportamientos típicos de etapas anteriores del desarrollo, o ser reacio a participar en actividades familiares o escolares.

Síntomas Físicos: Dolor de cabeza, molestia estomacal, problemas para dormir, pesadillas, una mayor tendencia a mojar la cama o una clara disminución de apetito, llorar sin causa alguna, sudor en las palmas de las manos, se tuercen o arrancan los cabellos, se muerden las uñas.

Cómo ayudamos al niño:
La mejor manera para intentar evitar la aparición del estrés es brindar al niño una vida afectiva equilibrada. Es importante que el chico tenga amigos y juegue, que se relacione y no pase el día ocupado en actividadesextraescolares.
Por otro lado es importante hacerle sentir al niño y demostrarle que está seguro en la casa, ser tolerantes y enseñarles a que lo sean, tener especial cuidado con la elección de un colegio apropiado para la
personalidad del niño, provocar que el niño sea más abierto y comunicativo, para que de esta forma puedan expresar más fácilmente sus sentimientos, preocupaciones y miedos. Es muy importante también, enseñar a los niños a ser asertivos, es decir a saber decir NO ante determinadas situaciones y a que confíe en los demás para pedir ayuda; no sólo preocuparse por que realicen sus labores sino también porque tengan momentos de descanso y relajación.

Si detectamos que a pesar de que todo esto los signos de estrés no disminuyen ni desaparecen en un período prolongado de tiempo, entonces debemos buscar asesoramiento profesional.El terapeuta realizará todas las pruebas pertinentes para determinar el grado de estrés en el niño y la mejor forma tratarlo. En esto es muy importante la participación de la familia ya que cuando las dificultades se presentan en la niñez es ineludible contar con el apoyo emocional de los padres y familiares más cercanos, tanto para comprender la situación que está atravesando y sufriendo el niño, como para que puedan formar parte de una efectiva solución. Muchas veces es necesario combinar la terapia del niño con una terapia de familia, en la que se da consejos los padres sobre cómo tratar al niño y qué exigirle. Coinciden varios expertos en que el progreso suele ser muy bueno, y en pocas sesiones se logra eliminar los síntomas y maniobrar las técnicas para prevenir el estrés.


Por Sofía Rovira, estudiante de Trabajo Social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario