Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

27 de agosto de 2010

Consejos para un colecho seguro

A lo largo de mi libro, "The No-Cry sleep solutions" es evidente que nuestros cuatro bebés han sido bien recibidos en nuestra cama familiar. Mi esposo Robert y yo hemos permitido a nuestros hijos a compartir nuestra cama, y nuestros hijos han disfrutado de compartir la cama "hermano" también. Es de suma importancia, sin embargo, el hecho de que hemos seguido religiosamente todas las recomendaciones de seguridad conocidas para compartir la cama con nuestros bebés.
La seguridad de meter a un bebé en una cama con adultos ha sido objeto de mucho debate en la sociedad moderna, sobre todo recientemente.En 1999, los EE.UU. Consumer Product Safety Commission (CPSC) hicieron una recomendación en contra del colecho con bebés menores de dos años. No obstante, algunas encuestas muestran que casi el 70% de los padres duermen con sus bebés una parte o toda la noche. La mayoría de los padres que eligen el colecho están muy comprometidos con la práctica y encuentran muchos beneficios en el mismo
La advertencia de la CPSC es polémica y ha suscitado un fuerte debate entre los padres, médicos y expertos en desarrollo infantil acerca de la exactitud y pertinencia de la recomendación; muchos expertos creen que el tema requiere más investigación. Mientras tanto, es muy importante que investigues todos los puntos de vista y tomes la decisión correcta para tu familia.Y recuerda: incluso si te decides por no colechar con tu bebé, puedes más adelante compartir el sueño con tu niño de más edad, si esto se adapta a tu familia.

La siguiente lista de seguridad, así como cualquier referencia a compartir la cama en mi libro, se proporcionan para aquellos padres que han investigado esta cuestión y han hecho una elección informada de colechar con su bebé. Dondequiera que decidas que duerma tu bebé, ya sea durante la siesta o de noche, presta atención a las siguientes precauciones de seguridad recomendadas:

  • Tu cama debe ser absolutamente segura para tu bebé. La mejor opción es colocar el colchón en el suelo, asegurándose de que no hay huecos en los que el bebé pueda quedar atrapado. Asegúrate de que tu colchón es plano, firme y suave. No permitas que tu bebé duerma sobre una superficie blanda, como un colchón de agua, sofá, colchón con acolchado, puf, o cualquier otra estructura flexible y resistente. 
  • Asegúrate de que las sábanas bajeras sean ajustables y de que no se pueden soltar.
  • Si tu cama se levanta del suelo, usa una baranda protectora de malla para evitar que tu bebé ruede y caiga de la cama, y ten especial cuidado de que no haya espacio entre el colchón y la cabecera o pie de cama. (Algunos barandas están diseñadas para niños mayores y no son seguras para los bebés porque tienen espacios que podrían atrapar pequeños cuerpos.)Si la cama se coloca contra la pared o contra otros muebles, comprueba todas las noches que no hay espacio entre el colchón y la pared o los muebles.
  • El niño tiene que estar entre su madre y la pared o la barandilla. Padres, hermanos, abuelos y niñeras no tienen la misma conciencia instintiva de la ubicación de un bebé como lo hacen las madres. Madres: Prestad atención a tu propia sensibilidad del bebé. Tu pequeño debe ser capaz de despertarte con un mínimo movimiento o ruido, incluso una aspiración o ronquido es generalmente suficiente. Si duermes tan profundamente que sólo te despiertas cuando tu bebé deja escapar un fuerte grito, considera seriamente sacar al bebé de tu cama,y ponerlo en una cuna, ya sea adosada o independiente de la cama.
  • Usa un colchón grande para proporcionar un amplio espacio y comodidad para todos.
  • Considera la posibilidad de poner una cuna adosada a tu cama.
  • Asegúrate de que la habitación en la que duerme su bebé y todas las habitaciones a las que pueda acceder están a prueba de niños. (Imagina a tu bebé bajándose de la cama mientras duermes y gateando para explorar la casa. Si no ha lo ha hecho todavía puedes estar segura de que lo hará finalmente)
  • Nunca duermas con tu bebé si has estado bebiendo alcohol, si has utilizado cualquier droga o medicamento, si roncas mucho, o si sufres falta de sueño y te resulta difícil de despertar.
  • No duermas con tu bebé si eres una persona grande, ya que el exceso de peso de los padres supone un riesgo demostrado para el bebé en una situación de colecho. No podemos dar un ratio de peso adulto-bebé, simplemente estudia la forma en que tú y el bebé os ponéis uno junto al otro. Si el bebé rueda hacia ti, si hay un descenso importante en el colchón, o si sospechas cualquier otra situación peligrosa, hazle un favor a tu bebé y pásale a una cuna junto a la cama.
  • Quita todas las almohadas y mantas durante los primeros meses. Ten mucho cuidado al añadir almohadas o mantas a medida que tu bebé crezca. Abriga al bebé y abrigaos vosotros mismos para dormir. (Un consejo para las madres lactantes: llevar un jersey viejo o una camiseta, cortados desde el centro del cuello, como camiseta interior para darte calor adicional. También valen las camisetas de hombre cruzadas por detrás: te pones la parte de detrás delante y te dejará el pecho fuera) Ten en cuenta que el calor del cuerpo se añade al calor de la cama durante la noche. Asegúrate de que tu bebé no se caliente en exceso.
  • No uses pijamas o camisones con cintas largas. No uses joyas en la cama, y si tu cabello es largo, sujétatelo hacia arriba.
  • No uses perfumes o cremas con un olor fuerte que pueden afectar al delicado olfato del bebé.
  • No dejes que tu perro o gato duerma en la misma cama que el bebé.
  • Nunca dejes al bebé solo en una cama de adultos a menos que la cama sea perfectamente segura para su bebé.
Del libro de Elizabeth Pantley "The No-Cry Sleep Solution", se puede leer en inglés en la web de la autora.
Traducido por Marisol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario