Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

3 de mayo de 2010

Dolor de ligamentos redondos

Los ligamentos redondos están justo a ambos lados de la barriga y son los que sujetan el útero a los huesos del pubis. El ligamento redondo es un cordón muscular grueso, que sale de las trompas rodeando al útero en tu pelvis y conecta al útero con la ingle a través del canal inguinal y llega a los labios mayores. Ahí, las fibras del ligamento se mezclan con el tejido del pubis o monte de Venus. Estos ligamentos se contraen y se relajan como los músculos, pero de manera muy suave, cuando toses, al levantarte después de estar sentada, cuando te ríes y cuando estornudas.
Durante el embarazo, ante un movimiento brusco, al darse la vuelta en la cama, toser, estornudar, etc. se acortan para evitar el desplazamiento excesivo del útero y esto puede hacer que sintamos dolor, en uno o en ambos lados. Como os imaginareis en múltiples esto es más normal pues la carga y la tensión uterina es mayor.El dolor se puede presentar en ambas caderas pero, generalmente, se presentan en la cadera derecha debido a la tendencia del útero a voltearse hacia ese lado.Puede iniciarse en la ingle y correr hacia la parte superior de las caderas. El dolor es interno, pero si lo sigues sobre la piel, seguiría la línea del bikini. Debe durar solamente unos segundos, (dentro de los cuales, si te cambias de posición o te paras, desaparece el dolor), pero su intensidad te puede alarmar.

Prevención: 
- Evitar los movimientos bruscos.
- Sujetarse la tripa cuando vayamos a girarnos en la cama, a estornudar, toser, etc.
Cuando duela si flexionamos las piernas hacia la barriga haciéndonos una pelotita y nos quedamos quietas suele desaparecer. 
Josefina Ruiz Vega, en su libro "nueve meses de espera" dice: "Si el dolor sólo disminuye y permanece sordo, o se repite muy frecuentemente, consulta con el ginecólogo, ya que a veces puede recomendarte algún medicamento que relaje algo el ligamento."
Hay que acudir al médico si el dolor persiste y además se acompaña de:
  • Cólicos severos, o más de 4 contracciones en una hora (no importa si no te duelan).
  • Dolor en la parte baja de la espalda, o un aumento en la presión de la pelvis, como si el bebé estuviera empujando hacia abajo.
  • Sangrado vaginal o gotas de sangre
  • Fiebre, escalofríos, náusea, vómito, desmayo
  • Dolor al orinar
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario