Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

5 de junio de 2013

Mi bebé coge poco peso

lactancia múltiples gemelos mellizos crianza

En ocasiones, algunos bebés que llevan muy bien la lactancia materna exclusiva durante los primeros meses, empiezan a no ganar peso tras dos a cuatro meses. Esto puede ser normal, ya que los bebés amamantados no crecen siguiendo las mismas curvas de crecimiento que los bebés alimentados con fórmula, y puede parecer que crecen muy lentamente, cuando en realidad, es el bebé alimentado con fórmula el que está creciendo demasiado rápido. La lactancia materna es la forma normal, natural y fisiológica de alimentación de los lactantes y los bebés pequeños. Usar al bebé alimentado con fórmula como modelo de lo normal es irracional y nos lleva a cometer errores en el asesoramiento a las madres sobre la alimentación y el crecimiento.

En algunos casos, una enfermedad del bebé puede hacer que el aumento de peso sea menor de lo esperado. La suplementación con fórmula no cura la enfermedad y puede privar al bebé de los efectos beneficiosos de la lactancia materna exclusiva. Se puede saber cuando un bebé toma leche y cuando no (véase más adelante). Si no está tomando leche suficiente, es poco probable que el bebé tenga una enfermedad, y es más probable que la producción de leche de la madre se haya reducido. La causa más común de que el aumento de peso sea menor tras las primeras semanas o meses es que la producción de leche de la madre se haya reducido.

¿Por qué disminuye el suministro de leche?

1. Estás tomando la píldora anticonceptiva. Si es así, deja la píldora. Hay otras formas de prevenir un embarazo distintas a los anticonceptivos hormonales.
2. Estás embarazada.
3. Has intentado reducir el número de tetadas diarias o estás intentando que no mame durante la noche. Si este es el caso, alimenta al bebé cuando tenga hambre o se chupe la mano.
4. Estás tirando de biberón más que de vez en cuando. Aun cuando la producción de leche esté bien establecida, el uso frecuente de biberones enseñan al bebé que existe un método rápido de comer incluso si sólo le das leche materna en el biberón. Cuando vuelve al pecho, y a un flujo más lento, puede rechazarlo, estarse menos tiempo (aún) en el pecho y eso hará que la producción de leche sea (aún) menor.
5. Un "shock" emocional puede, en ocasiones, disminuir la producción de leche.
6. A veces una enfermedad, sobre todo cuando se asocia con fiebre puede disminuir la producción de leche. Lo mismo ocurre con mastitis. Afortunadamente, las enfermedades en la madre no suelen disminuir la producción de leche.
7. Estás intentando ser una súper mujer. No tiene que serlo. Deja pasar el trabajo doméstico. Duerme cuando tu bebé duerme. Deja que el bebé mame mientras duermes.
8. Algunos medicamentos pueden disminuir la producción de leche (algunos antihistamínicos, por ejemplo).
9. Estás dándole un solo pecho en cada comida, para que obtenga mayor cantidad de las grasas del final de cada tetada. Recuerda que si el bebé no está bebiendo, no conseguirá nada de leche y si no la consigue, no llega a la “leche final”. "Finaliza" con un pecho y si quiere más, ofrécele el otro.
9. Una combinación de algunas de los anteriores.
10. A veces, la producción de leche disminuye, particularmente alrededor de los tres meses, sin ninguna razón evidente. Es probable, sin embargo, que encuentres la razón en el siguiente párrafo.

Existe una razón más que requiere de más explicación. En las primeras semanas, los bebés tienden a dormirse al pecho cuando el flujo de leche es lento (la desaceleración del flujo se produce con mayor rapidez si el bebé no está bien prendido al pecho, ya que el bebé depende de la "bajada" de la madre o reflejo de eyección de la leche para obtenerla). El bebé va a chupar y chupar y dormir, sin obtener grandes cantidades en este punto, pero la madre puede tener un reflejo de bajada (reflejo de eyección de leche) de vez en cuando y el bebé va a beber más. Cuando el suministro de la madre es abundante, el bebé generalmente gana bien, aunque puede pasar largas temporadas en el pecho a pesar de la abundante oferta de la madre. Sin embargo, cuando los bebés tienen seis u ocho semanas de edad, a veces menos, muchos se empiezan a separar del pecho cuando el flujo se ralentiza, a menudo al poco rato de haber comenzado a mamar. Esto es más probable que ocurra en los bebés que tomaron biberones al principio, pero puede ocurrir incluso sin haber tomado un solo biberón en su vida. La madre es probable que ponga al bebé al otro pecho, pero entonces el bebé hará lo mismo. Puede tener hambre todavía, y puede rechazar el pecho, y prefiere chuparse la mano. No va a conseguir esos descensos adicionales que le dan unos cuantos chorros de leche que habría tenido más si se hubiera quedado en el pecho. Así que bebe menos, y el suministro también disminuye porque bebe menos, y el flujo se ralentiza antes durante la tetada (porque hay menos leche) y ya sabes lo que puede pasar. No siempre sucede así, y muchos bebés pueden ganar peso incluso si pasan sólo un corto período de tiempo en el pecho. Todavía puede retirarse y chupar sus manos porque quieren chupar más, pero si su aumento de peso es bueno, no hay necesidad de preocuparse.

La forma de evitar esto es conseguir un buen enganche desde el principio. Sin embargo, a muchas madres se les dice que el bebé se ha enganchado bien aunque no sea así. Un mejor enganche puede ayudar, a veces incluso en una fecha posterior. Usar la compresión puede hacer que el bebé siga bebiendo

¿Cómo sabes que el bebé toma en realidad en el pecho?

Cuando un bebé está recibiendo leche (no está recibiendo la leche sólo porque tenga el pecho en la boca y haga movimientos de succión), verá una pausa en su barbilla entre que abre al máximo la boca y antes de que la cierre, por lo que uno mamada es: abrir la boca - pausa - cerrar la boca. Si desea demostrarte esto a ti misma, pon tu índice u otro dedo en la boca y chupar como si estuviera sorbiendo con una pajita. Mientras sorbes, tu barbilla cae y se queda abajo, siempre y cuando sigas sorbiendo Cuando dejas de sorber, tu barbilla vuelve a subir. Esta pausa que es visible en la barbilla del bebé representa un trago de leche cuando el bebé lo hace en el pecho. Cuanto más larga sea la pausa, más leche toma el bebé. Una vez que te des cuenta de esto, podrás cortar el aluvión de comentarios sin sentido que se le hacen a toda madre que amamanta, como “dale pecho veinte minutos en cada lado”. Un bebé que tiene este tipo de succión (con pausa) durante veinte minutos seguidos puede que no quiera mamar del segundo pecho. Un bebé que “picotea” durante 20 horas dejará el pecho teniendo hambre.

Puedes ver también los vídeos www.thebirthden.com/Newman.html . Los vídeos muestran cómo se engancha un bebé, cómo saber si un bebé recibe leche y el uso de la compresión.

Jack Newman.


No hay comentarios:

Publicar un comentario