Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

30 de octubre de 2011

La disciplina es innata y natural


"Los niños nacen con el impulso de adquirir la disciplina porque la autodisciplina es una habilidad para la sobrevivencia, instintiva y solamente el castigo persistente puede impedir su maduración.

Un bebé empieza a adquirir disciplina desde el momento de su nacimiento y quizas antes, porque es así como aprenden acerca de cómo funciona el mundo. Los bebés y niños pequeños seguirán naturalmente los mismos pasos que utilizan los científicos para descubrir nuevas verdades: ellos examinan el objeto, le hacen algo y observan qué sucede y si no obtienen resultados satisfactorios, intentarán algo diferente hasta que descubran la respuesta que produzca los resultados que están buscando.

Llega un momento en el que sienten la necesidad de hacer una diferencia positiva en su mundo ya que en ese proceso, profundizan su conocimiento acerca del mundo y de cómo se comporta.

La disciplina es aprendida. Es la tendencia natural del niño a crecer y madurar tan rápidamente como cada uno pueda hacerlo. La disciplina significa desarrollar las habilidades requeridas para alcanzar las metas. Significa trabajar para obtener lo que quieren y llegar a donde quieran llegar.

Los niños responden facilmente a la disciplina de tipo de trabajo de equipo. Incluso en un partido casual hay una estructura disciplinada y cuando no hay reglas de juego, se ponen de acuerdo en el momento.

La aversión a la disciplina no es algo innato, ni pecado ni maldad. Lo que sí es innato es la resistencia a la fuerza y a ser despojado del derecho a la libertad. La tendencia natural del niño es el adquirir la disciplina necesaria para ser libre y feliz.

A los adultos les gusta ver un progreso ordenado, que puedan medir, evaluar y controlar. Pero la disciplina natural no funciona de esa manera, empieza como algo interno que progresa en etapas, en saltos y descansos, en zig-zag o de manera espiritual.

Pero los adultos se engañan a sí mismos al querer creer que no se puede aprender nada, a menos de que sea enseñado y comprobado a cada paso. Piensan que están "enseñando" por medio de "reforzar"- a traves de calificaciones, medallas de oro, halagos y castigos como los regaños, humillaciones, ridiculizaciones y golpes. A esto hay que añadir la creencia ciega de que de que debe ser enseñado por una autoridad acreditada o de lo contrario no será aprendido adecuadamente.

Los niños encarcelados en las escuelas necesitan escapar desesperadamente de una vida compulsiva. Hay millones de niños que están involucrados en actividades fuera de la escuela, o en disciplinas de fin de semana, que les han dicho en la escuela que no pueden lograr por carecer de lecciones oficiales o por falta de disciplina. Simplemente observe las docenas de juegos y habilidades en las que están metidos millones de niños, desde acrobacias en patines, bandas de rock, escalar piedras y coleccionar piedras y la lista es interminable. (Ahora existe el clamor de tomar control sobre estas actividades informales fuera de las escuelas tambien, con la teoría de que el limitar la libertad, reducirá el crimen.)

La autodisciplina crece al complacerse a uno mismo al buscar la propia felicidad. Los padres y maestros autoritarios matan la disciplina y destruyen el espíritu de libertad y luego se quejan acerca de que hay algo malo dentro del niño, de que no está "motivado", de que "sufre de un problema de comportamiento", o de la corriente favorita: "que tiene problemas de atención", pero estos problemas desaparecen en el momento en que está fuera de la escuela.


La disciplina interior es auto-elegida y se desarrolla por eleccion propia. De esta manera un niño de 6, 7 u 8 años, elige los rigores del ballet porque ama su belleza, o a la maestra de ballet, a su madre bailarina. Un niño o niña pueden escoger la disciplina del karate por sus propias razones. Es una cuestión de quien hace la elección y se puede esperar muy poco éxito cuando esta es impuesta "por tu propio bien."

Lo que se necesita de parte del mundo del adulto, es CONFIANZA en la bondad fundamental del niño, quien, a menos que sea castigado, avergonzado y no-respetado, no te decepcionará. Si se le da un modelo de ejemplo aceptable, él o ella crecerán para convertirse en personas genuinas y auténticas. Exigir otra cosa es una ofensa a su integridad.

Para que se pueda desarrollar la disciplina, no debe haber miedo, pues sólo puede crecer en la libertad. La disciplina nos lleva a niveles de excelencia que no se pueden realizar en ningún otro lado. La disciplina es la puerta a la experiencia gozosa de vivir. Cuando vemos esto nos deleitamos en nuestra práctica, nuestra dirección está bien y estamos en nuestro camino, el camino que NOSOTROS hemos escogido. Podemos aprender de nuestros errores, pero no de ser cazados y apaleados.

Todo castigo es dañino. Incluso el aparentemente inocuo "tiempo fuera" produce serios efectos en el sentido de identidad, las emociones, los sentimientos de seguridad y de aceptación del niño pequeño.

Auto-disciplina para Padres
Los padres, los maestros y los tipos que odian la vida tratan de moldear a los niños para convertirlos en seres inferiores, inhibidos, temerosos y obedientes, que dediquen su vida al deber y que "no nos causen problemas". La disciplina estricta es odio a uno mismo, proyectado a través de los fracasos propios al tratar de obtener el éxito.

Los "disciplinarios" le roban al niño la responsabilidad de desarrollar su auto-disciplina, ya que él ó ella se adueña del trabajo de disciplina y obliga al niño a bailar al son de la autoridad, dejando en él una experiencia desagradable y una visión negativa acerca de la "disciplina."

Es muy trágico para cualquier niño el que se le niegue la oportunidad de que desarrolle su auto-disciplina y hay millones que padecen ésto por causa de padres y maestros brutales y estúpidos. El resultado de que nuestra sociedad se apoye en el castigo por parte de la fuerza superior, es una sociedad que ahora se tambalea en el borde del caos anárquico".

Fuente: http://www.nopunish.net
Foto: http://parenting-skill-info.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario