Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

3 de octubre de 2011

Disciplina sin castigos

Hace un tiempo, publicamos unos fragmentos de la web No punish.
Pero es que hay tantas cosas interesantes, que aquí estamos otra vez con unos principios básicos sobre la disciplina sin castigos. Esperamos que os gusten y sobre todo que nos sirvan a todos para reflexionar :)


"Es necesario que aquéllos que cuidan de los niños desarrollen la madurez de actuar como modelos de ejemplo a seguir, apropiados para aquellos niños. Todos sabemos que los niños aprenden las mayores y más importantes cosas observando a buenos modelos y que las peores cosas las aprenden por medio de métodos de alabanza y castigo y hay una cierta disciplina que caracteriza a los mejores modelos de ejemplo.

Disciplina sin Castigar: Principios Básicos.

1. Hay una confianza fundamental en la naturaleza buena del niño. La verdadera naturaleza del niño es buena, amorosa y afectiva, y responde con alegría a  un tratamiento gentil y cuidadoso. El niño es inocente y nace con una bondad y amor naturales y necesita protección, cuidado y nutrición.

2. El hogar está centrado en el niño, en vez de en los padres o en una autoridad. Esto significa que el hogar existe principalmente para satisfacer las necesidades del niño. Los padres, por definición, ya se han tomado la molestia de ver que sus propias necesidades hayan sido satisfechas lo suficiente como para poder liberarlos para enfocarse en las necesidades del niño. Los padres maduros y responsables ciertamente ponen las necesidades de los niños antes que las suyas.

3. El papel de los padres es el de proveedor y protector, y NO el de un controlador, o maestro, o formador, o del que los "prepara para la vida." La vida es ahora, no el futuro o en la adultez. Esta responsabilidad incluye el asegurarse de que el hogar sea seguro y libre de peligro, amenazas y miedo. Significa el hacer un lugar seguro para que los niños puedan explorar y jugar y aprender acerca de ellos mismos, sus hermanos, sus padres y el mundo.

4. Sólo se enseña por medio del ejemplo, a menos de que el niño lo pida específicamente. Inculcar valores, actitudes y carácter, se hace en todo caso a través del ejemplo, ya que el sermonear diciendo: "haz lo que digo, en vez de lo que hago", le enseña tan sólo hipocresía. Los padres conscientes de su papel vital como ejemplo de modelo de carácter para los niños,necesitan examinarse a sí mismos para aprender a crecer como personas auto-actualizadas: física, mental, social, emocional, cultural y espiritualmente. Los padres necesitan procurar no tanto HACER, como SER.

5. Se reconoce al niño como el experto acerca de qué y quién es un niño y de lo que es la infancia. Los demás necesitan tan sólo observar y permanecer abiertos a entender qué es un niño y por qué, en vez de tratar de forzarlo a adaptarse a un molde. Esto requiere una confianza básica en la bondad inherente del niño, en que el niño es el maestro del cual tenemos que aprender.

6. El niño ya viene equipado con tendencia al aprendizaje autodirigido, con un fiero anhelo de entender el mundo y todo lo que hay en él, pero en sus propios términos y a su propio paso. Por lo tanto "los juegos de niños", son el trabajo serio del niño, que debe ser respetado debido a la importancia crucial que implican en esa auto-educación. La necesidad esencial es proveer un lugar seguro para llevar a cabo esa auto-exploración, descubrir y experimentar, libres del miedo a ser reprendidos, rechazados, amenazados con castigos o con el riesgo de ser lastimados. Los padres siguen así la guía del niño en su búsqueda por el auto-aprendizaje, evitando el dirigir o controlar, sino más bien ayudar y facilitar cuando se les pida y reconocer el nuevo conocimiento.

7. Se reconoce el daño producido por todas las formas de castigo y se le prohíbe absolutamente. Una vez que se renuncia sinceramente al castigo, ya no hay más impulso de castigar.

El curarse del pensamiento del hábito de castigar no requiere de paciencia, como comúnmente se piensa. Los beneficios de ser padres sin castigar son tan inmediatamente evidentes y el sorprendente aumento en la autoestima es de tanta ayuda, que los padres se preguntan a sí mismos, cómo es que alguna vez se les ocurrió castigar en primer lugar.

8. Se protege la autoestima del niño tan cuidadosamente como su bienestar físico. El respeto por este individuo en desarrollo, así como su auto-identidad tan única, es lo principal. No hay humillaciones, ni tratos de "mala niña" o "mal niño", así como tampoco alabanzas ni juicios del tipo de "buena niña" y "buen niño".

Con esta actitud, las recompensas se desechan junto con los castigos, pues lo que se necesita es descartar para siempre el sistema de control a base de alabanzas y castigos, así como todos los métodos condicionadores, explotadores y sofocantes de crianza.

Las alabanzas y humillaciones son igualmente dañinas para la auto-estima, ya que ambas ponen al que alaba o castiga en una posición de poder, de juzgar. Todo el que alaba puede también condenar en la siguiente frase y ambos debilitan la manera en que el niño se ve a sí mismo. El niño lo siente, pero raramente puede expresarlo.

9. El niño es un espejo que refleja tanto las cualidades atractivas como las negativas del espectador. Nosotros tendemos a ver inconscientemente en el niño aquello que odiamos en nosotros mismos. El ser consciente de esto, significa dejar el castigo al darse cuenta de lo injusto que es hacer sufrir al niño a causa de nuestros propios defectos de carácter.

10. La estructura política de la familia es la democrática. Desafortunadamente, este rechazo a las formas autocráticas y dictatoriales nunca se ve en las series de TV o en los cuentos para niños, e incluso raramente en la literatura para padres. La familia está organizada alrededor de la autoridad de los padres, dejando al niño solo para luchar por sus derechos, respeto y su auto-dirección.

Si se quiere que el niño crezca en responsabilidad y disciplina, es necesario que él o ella disfruten de los derechos de ser miembros completos de la organización familiar. Si se le niega esto, hay un sentimiento de falta de poder que lleva al conflicto en la lucha por el poder."

Fuente: http://www.nopunish.net.

1 comentario:

  1. Yo la verdad, lo siento pero no estoy deacuerdo con esto totalmente. Creo que ni tanto ni tan calvo. A veces los niños necesitan saber que algo que han hecho tiene consecuencias para no volver a hacerlo o por lo menos pensarselo dos veces. Los niños aprenden lo que está bien y está mal mediante el ejemplo si, pero hay cosas que yo no hago y ellos si (como tirar del pelo a su hermanita). A mi me funciona separarles un poco del grupo cuando se portan mal, se tranquilizan y vuelven a estar concentrados jugando tranquilos y van aprendiendo lo que no pueden hacer. Para mi el no actuar de ninguna forma antes sus buenas o malas acciones les convierte en niños sin sentido del bien o el mal, y futuros niños tiranos. Os invito a leer este articulo que me pareció muy interesante sobre el tema:
    http://ummuabdurra7man.blogspot.com/2011/10/un-hijo-delincuente.html

    ResponderEliminar