Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

7 de marzo de 2013

Problemas de lenguaje en los múltiples

criando múltiples gemelos mellizos problemas lenguaje

Seguro que ya has escuchado de todo al respecto. Cada uno tiene una opinión acerca del retraso en el habla. Tus amigos o familiares quizás te digan que el habla de tus múltiples está bien: “Tu no hablaste hasta los tres años”, “No te preocupes, solo se trata del lenguaje de los bebés” y “Ya madurarán”. Mi favorita es: “Dicen que los gemelos tienen su propio lenguaje”.

Como padre de múltiples, puedes estar preocupado porque uno de tus gemelos (si no ambos) tiene algún retraso en el habla y en sus habilidades del lenguaje y te estarás preguntando si tus preocupaciones están justificadas. Un mejor entendimiento sobre el desarrollo del habla y del lenguaje puede ayudar a aliviar esas preocupaciones.

¿Existe realmente un problema?

Para el propósito de este artículo, nos referiremos al “habla” como la manera en que los sonidos son pronunciados en palabras. “Lenguaje” puede considerarse a cómo entendemos y usamos esas palabras para expresarnos. Un niño con un retraso en el habla tiene problemas para pronunciar los sonidos en palabras, pero puede utilizar correctamente las oraciones. Un niño con un retraso en el lenguaje puede tener problemas para entender palabras y oraciones y/o utilizar oraciones cortas e incompletas. Por supuesto, algunos niños pueden mostrar una combinación de ambos problemas.

Usualmente, muchos padres de múltiples comienzan a preocuparse sobre retrasos en el habla y el lenguaje cuando comparan a un gemelo con el otro o cuando comparan a sus gemelos con otros niños de la misma edad. Los retrasos a menudo son más obvios cuando uno de los gemelos habla con oraciones y el otro solo pronuncia algunas palabras, y son menos obvios cuando ambos gemelos hablan al mismo nivel.

Los logros esperados son una buena forma de medir si estás preocupado por posibles retrasos. Los logros esperados son guías sobre lo que los niños usualmente hacen a determinada edad. Cada niño, sin embargo, es diferente y puede alcanzar esos logros antes o después de lo previsto. Si tus gemelos son habladores tardíos en referencia a los logros esperados, trata de no dar por sentado que simplemente alcanzarán esos logros más adelante. Si tienes dudas, consulta con tu pediatra para determinar si hace falta una evaluación del habla y del lenguaje.

Logros esperados del habla y el lenguaje
Este es un resumen de algunos de los estadios por los cuales los niños transitan a medida que aprenden a hablar y a comprender el lenguaje
Escuchar y comprender
Hablar
Desde el nacimiento hasta los seis meses
Se sobresalta o llora con los ruidos; se despierta con sonidos fuertes.
Parece reconocer tu voz y deja de llorar cuando la escucha.
Mira a su alrededor en busca de un nuevo sonido. Responde al “no”.
Desde el nacimiento hasta los seis meses.
Llora de diferente manera ante distintas necesidades.
Sonríe cuando te ve (3 meses)
Usa sonidos o gestos para mostrar que quieren hacer algo.
7 a 12 meses
Disfruta de los juegos de ocultar y descubrir la cara (“cucu-tras”)
Reconoce palabras comunes (“mamá”, “agua”)
Comienza a responder a ciertas órdenes y preguntas (“Ven aquí”, “¿quieres más?”)
7 a 12 meses
Utiliza sonidos del habla para obtener atención
Imita los distintos sonidos del habla
Utiliza una o dos palabras (“Mamá”, “papá”, “más”)
Más uso de sonidos cortos y largos al balbucear
1 a 2 años
Señala imágenes, algunas partes del cuerpo cuando se lo piden
Entiende órdenes y preguntas simples (“busca tu muñeco”, “¿dónde está la pelota?”.
1 a 2 años
Usa palabras nuevas cada mes
Utiliza oraciones de una a dos palabras (“más agua”, “¿dónde gato?”)
Utiliza muchos sonidos consonantes distintos.
2 a 3 años
Puede seguir órdenes compuestas (“Coge la pelota y dásela a papá”)
Entiende algunos opuestos (grande/pequeño, arriba/abajo)
Toma conciencia de los sonidos (teléfono, televisor)
2 a 3 años
Utiliza oraciones de dos o tres palabras
Su lenguaje puede ser comprendido por personas familiarizadas con su forma de hablar
A menudo pide o dirige su atención a objetos por su nombre.
3 a 4 años
Escucha cuando lo llaman desde otro cuarto
Entiende preguntas simples sobre “quién”, “qué” y “dónde”
3 a 4 años
Habla sobre las actividades de la escuela y la casa
Su lenguaje puede ser comprendido por personas fuera del ámbito familiar
Utiliza oraciones de cuatro o más palabras
4 a 5 años
Puede prestar atención a historias cortas y responder a preguntas
Escucha y comprende la mayor parte de lo que se le explica en casa y en la escuela
4 a 5 años
Utiliza oraciones detalladas (“me gusta leer mis libros”)
La mayor parte de su discurso se entiende claramente
Utiliza gramática similar a la de los adultos
(Fuente: Folleto "¿Cómo escucha y habla su hijo?" de The American Speech Language-Hearing Association)

Factores de riesgo para gemelos

Históricamente, las investigaciones en gemelos y el desarrollo del lenguaje indican que los gemelos tienen riesgo de retrasos en el habla y el lenguaje, simplemente por ser gemelos. Hoy, los investigadores llegan a la conclusión de que los múltiples tienen mayor riesgo de retrasos en el habla y el lenguaje porque tienen predisposición a nacer prematuros o a tener bajo peso al nacer. También pueden tener defectos de nacimiento, anormalidades cromosómicas o retrasos en el desarrollo, pero estos factores también se encuentran en los niños nacidos de embarazos simples.

Los múltiples también tienen mayor predisposición a las infecciones de oídos, que pueden ser otro factor de riesgo para los retrasos en el habla y el lenguaje. “La disfunción en la trompa de Eustaquio (un problema que ocurre frecuentemente cuando el delgado tubo entre el oído medio y la garganta no se abre lo suficiente como para ventilar el espacio del oído medio) es más frecuente en la población de prematuros. Cuanto más pequeños son los prematuros, mayores son las posibilidades de contraer afecciones en el oído medio”, comenta Marilyn Spinale, M.S., C.C.C.-A., fonoaudióloga matriculada. La infección del oído puede provocar la formación de líquido en los oídos y afectar la audición. La formación de líquido puede provocar que los múltiples escuchen como si estuvieran bajo el agua, lo que a su vez, puede llevar a errores en los sonidos del habla. En algunos casos, el líquido en los oídos puede permanecer durante tres meses, lo que hace que los niños estén expuestos a potenciales problemas auditivos.

Otra teoría es que existen factores sociales que causan retrasos en el lenguaje de los múltiples. Algunas investigaciones indican que los padres de múltiples tienen menos posibilidades de proveer el contacto individual necesario del habla directa o frente a frente, como es el caso de los padres de niños nacidos de un embarazo simple, lo que hace, en consecuencia, que cada niño tenga en una menor exposición al lenguaje. De la misma manera, los múltiples se encuentran más a menudo compitiendo con sus hermanos para comunicarse con sus padres, causando un incremento del índice del habla. Un índice del habla más rápido, puede disminuir la claridad de los sonidos del habla, lo que torna dificultoso poder comprenderlos. Adicionalmente, las investigaciones revelan que los padres de múltiples tienen menos tiempo de hablar con sus hijos como consecuencia de sus agitadas vidas. Los padres tienden a usar frases más cortas para comunicarse y tienen intercambios conversacionales más limitados con los múltiples. En consecuencia, los múltiples desarrollan patrones de lenguaje inmaduros, derivados de un modelo paterno limitado.

Que tus múltiples estén expuestos a uno o más de estos factores de riesgo no significa que deban padecer un retraso en su lenguaje y habilidades del habla. Tenemos muy poco o ningún control sobre los factores tales como el peso al nacer, nacimiento prematuro, genética o la frecuencia de las infecciones de oído. Sin embargo, sí tenemos control sobre los factores sociales. Es importante que podamos brindar a nuestros múltiples la mejor experiencia de aprendizaje del lenguaje posible para ayudar a prevenir potenciales retrasos.

Lenguaje gemelar
Consejos útiles
El lenguaje compartido de los gemelos es denominado comúnmente “lenguaje gemelar” o “idioglosia”. Las investigaciones indican que la idioglosia puede hallarse más comúnmente en gemelos que comparten un mismo nivel inmaduro de desarrollo o que tienen un desorden del lenguaje en común. Ellos pueden llegar a modelar sonidos del habla cogemelar y una estructura gramatical inmaduros/desordenados, lo que torna dificultoso que la gente los
comprenda.
Las investigaciones revelaron que la idioglosia prevalece más en gemelos con retrasos en el habla y el lenguaje que en gemelos con un lenguaje normal.

Cómo modelar el lenguaje: la estimulación del lenguaje tiene que ser divertida. No ponga demasiadas expectativas en que sus gemelos respondan o digan cosas para las que aún no están maduros. Mantén el proceso de aprendizaje del lenguaje entretenido para usted y sus gemelos. Ellos responderán más positivamente a un entorno de aprendizaje divertido que a uno estresante.
Hablar con usted mismo: esto tiene relación con hablar sobre todo lo que USTED está haciendo, viendo o escuchando mientras está sucediendo. Por ejemplo, mientras camina por la calle, usted puede decir: “Me gusta empujar el cochecito. Qué difícil empujar el cochecito cuesta arriba. Mirá que linda flor. Me gusta el aroma de esta flor. Escucho los pájaros cantar”.
Discurso paralelo: esto es cuando usted habla sobre todo lo que sus gemelos están haciendo mientras lo están haciendo. Por ejemplo, si están jugando con una muñeca, usted puede decir: “Tienes una muñeca. ¡Oh! Estás dándole de comer a la muñeca. Me gusta cómo estás acunando a la muñeca”.
Expandir una enunciación: esto se refiere al agregado de palabras a las oraciones de sus gemelos. Al expandir sus oraciones, usted promoverá el avance de la gramática y enriquecerá su vocabulario. Por ejemplo, si un gemelo dice “Mira el tren”, usted puede expandir esta oración diciendo: “Sí, estoy mirando el tren grande y negro que anda sobre rieles”. Involucre al otro gemelo diciendo: “¿Tú también ves el tren grande y negro que anda sobre rieles?”.

Dónde encontrar ayuda
Habla sobre tus preocupaciones con tu pediatra. Podrá derivarte al otorrinolaringólogo o a un logopeda. Un especialista del habla y el lenguaje es un profesional con formación para diagnosticar y tratar problemas de la comunicación. Al hacer una evaluación del habla y del lenguaje, un especialista del habla y el lenguaje podrá determinar si existe o no un retraso y si es recomendable algún tratamiento. Adicionalmente, el especialista podrá proveerle herramientas, guía y consejos sobre cómo comunicarse mejor con sus gemelos.
Los retrasos en el habla y el lenguaje pueden ser identificados y tratados a muy temprana edad. Muchos niños de menos de doce meses son sometidos a evaluaciones y tratamientos del habla y del lenguaje. Si estás preocupado sobre el desarrollo del habla y el lenguaje de tus múltiples, no esperes a que tengan tres años para someterlos a una evaluación. Cuanto más pronto se identifique un problema, antes se podrá ayudar a los múltiples a comenzar a hablar.

Por Mindy Hudon, madre de gemelos fraternos de tres años. Es una especialista matriculada en el habla y el lenguaje.
Copyright 2005 TWINS Magazine

No hay comentarios:

Publicar un comentario