Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

23 de marzo de 2013

¿Es posible la crianza con apego en múltiples?


He estado desde ayer dándole vueltas a todo esto, de si es posible criar con apego a los mellizos…y es que para empezar me pregunto ¿Qué es eso de crianza natural, o crianza con apego?...Sinceramente, y que no le parezca mal a nadie, si alguien usase esas expresiones para definir lo que hago con mis hijos, probablemente me enfadaría... debo de tener un defecto genético que me impide estar de acuerdo al 100% con cualquier grupo, teoría, partido político... ácrata que es una. (Mi madre una vez me dijo que yo era el “espíritu de la contradicción” a lo que respondí airada “mentira!!”-mi marido todavía se ríe cada vez que se acuerda). Pero es que de verdad que dudo que en este caso, alguien pueda llegar a ese 100%...

La crianza, la educación o como quieras llamarlo, es algo muy complejo, muy peculiar y que responde a la idiosincrasia de cada familia; puede estar influida, como no, por las teorías de turno (incluida la de la crianza con apego), pero también puede y debe depender de otras cosas: los valores de esas padres, su personalidad, el numero de miembros, sus horarios, sus estado de salud…

¿O es que acaso se puede estandarizar el modo de cuidar a los niños los primeros años al margen de todo eso? ¿Qué pasa, que hay una norma ISO sobre “crianza con apego”? Venga, vamos a crear un procedimiento estándar para criar a los niños, y cuando tengan X años y haya terminado el proceso, les plantamos en la frente el sello de calidad, como a las D.O… Al margen de lo inviable que tal cosa resultaría, lo cierto es que dicho así, las cuestiones éticas que suscita son evidentes ¿no?. A mí personalmente, me trae a la mente un libro: Waldem II (de Skinner)

Pero claro, eso no tiene nada que ver; por que Skinner era conductista y esto-lo de la crianza con apego- es todo lo contrario...¡pues NO! A ver, ¿Quién es el listo o la lista que ha hecho el experimento de dejar de dejar a una niña crecer en la naturaleza y embarazarla para ver como cría a sus hijos? Nadie, y si lo hubieran hecho, creo que a esa mujer le habría pasado como a las hembras de primates superiores criadas en cautividad, que al tener hijos no saben ni que hacer con ellos…Todo esto de la crianza con apego es solo una teoría más de cómo educar a los hijos, tal como lo fueron todas esas recomendaciones de expertos contra las que surgió. Vale, que a nosotras nos parece que ahora vamos por el buen camino (por de pronto yo diría que como teoría es más simple, más “elegante” que dicen los expertos en esto de juzgar teorías; pero además lo de no tener que oír llorar a nuestros hijos es punto a su favor ¿eh?); pero a lo mejor nuestras nietas se llevan las manos a la cabeza exclamando ¡¿Cómo pudiste hacer eso con mama/papa?!

Por que tampoco nos engañemos, aquí las buenas intenciones tampoco sirven para diferenciar: salvo excepciones (que haberlas haylas) todas las madres, sean de las que dejan llorar a sus hijos hasta dormirse o de las que los llevan todo el día encima, lo hacen convencidas de que lo están haciendo bien, y hacen lo que deben hacer por el bien de sus hijos…así que mejor que intentar seguir ninguna teoría al pie de la letra y ponernos medallitas por ello, lo mejor será dedicarnos a criar a nuestros hijos como se ha hecho siempre: lo mejor que podamos, cada cual en su casa con sus circunstancias (lo cual incluye tener gemelos, pero también muchas otras)

Almudena M.C., madre de mellizos y de un niño más, todos ellos criados con amor.

3 comentarios:

  1. Jejeje! Me he reido mucho con lo del sello de calidad en la frente!! Más deacuerdo no puedo estar. Yo creo que soy una anti etiquetas y una anti posicionamientos porque últimamente me doy cuenta de que realmente no estoy ni en un bando ni en otro. Defiendo la crianza respetuosa pero no colecho (por ejemplo) como una madre que cria con apego asi que imagino que he creado mi propia versión sobre crianza respetuosa! Jajaja. Mi versión, ni buena ni mala. No me gusta dejar llorar a un bebé pero sé que se les puede ir conduciendo al buen sueño coherente si les ayudamos a conseguirlo y no es necesario dejar llorar al igual que tampoco es necesario colechar (para quien no lo desee) con lo cual, me situo en un punto intermedio.
    Sere rebelde? Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Me encata, una vez escribi sobre esto porque yo era una talibana de la crianza con apego como es suele decir. Y al tener trillizos lo intenté, y no pude, y me supuso una frstración enorme, porqu eno pude colechar, no pude darles el pecho más de dos meses y a base de sacaleches y un sufrimiento enorme, no puede acunarles en brazos ni llevarles en canguro ni nada de nada...no hay nada peor que hacerse espectativas y no poder cumplirlas a base de darse porrazos con la pared. He conocido mujeres qu elo han conseguido con dos, porque oye al final tenemos dos brazos y dos tetas, pero con tres pues no creo que se pueda. Yo lo intenté y puedo que no sea suficiente super woman, quien sabe, pero desubri con sudor y lágrimas qu eno se puede.

    Lo que aprendí es que hay que ser flexible y hacer lo que se pueda, probar y si algo no funciona con tus hijos y tu sitiacion probar otras cosas y ver como se consigue mayor armonia y paz en casa, como se ve a lso hijos mas felices y mas tranquilos y ya está, ese es el unico secreto, la flexibilidad. Porque cad niño es un mundo y cada familia es un mundo, y los padres multiples pues tenemos muchos mundos que complementar y que buscar el equilibrio entre ellos. Y lo que a uno de mis hijos le va bien a otro no, y uno de ellos es muy demandante y cariñosón y el otro es más independeinte,...en fin que es complicado ser madre y ser madre multiple mas para que encima nos pongan tantas reglas y normas y cada uno diga que es lo mejor para nuestros hijos volviendonos locas y haciendonos sentir culpables si no cumplimos las espectativas...

    ResponderEliminar
  3. Que curioso resulta cuando te vea reflejado en cosas que cuenta la autora y en ambos comentarios... Sobre todo cuando yo -si, lo reconozco- no se de teorías de crianza... No soy talibán ni de la teta ni del colecho... Ni... ¿como lo habéis llamado? Crianza respetuosa (curioso y esencial termino).
    Desconozco esas teorías y si, también reconozco que no tengo mellizos, ni gemelos... Tengo un hijo único que cunde como varios de los vuestros ;) y si, también reconozco que no se muy bien que hago comentando este post, que publicasteis el día de mi cumpleaños (una señal para que viniese a comentar?)...
    Teorías y variantes a parte... En la crianza como en cualquier campo, cada uno aprende de forma experiencial y eso es lo que hace que aceptemos unos aspectos de una teoría y otros quizá no. En definitiva yo a mi hijo lo crío con amor, ha dormido conmigo (mucho), no tiene problemas en dormir a la hora de dormir... Puede elegir dormir conmigo hoy si a ambos nos apetece y mañana prefiere su cama. No fue tan catastrófico como advertían las sabías supremas.
    Ha tomado teta hasta que el y su teta quisieron. Nunca se ha dormido llorando y llora siempre que lo necesita ¿de verdad se puede "enseñar" a un bebé de meses a controlar su frustración dejándole llorar hasta el hastío o le estamos mostrando q la frustración no le conduce a nada y que en lugar de gestionarla debe reprimirla por economizar?...
    Mi hijo ha ido en silla, pero mucho más en mochila, y en brazos.
    Cada niño es distinto y cada casa tb lo es... Poco a poco, a base de experimentar cada uno va confeccionando su propio manual, su propia teoría. Mi propia teoría.

    ResponderEliminar