Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

4 de diciembre de 2012

Yo no vi mi leche

Este era mi paisaje habitual: Los dos dormidos, pero J. no soltaba el pecho (Imagen de la autora)
¡Es verdad! yo no vi mi leche. Vi algo de leche aguada los primeros días, pero gotas. Y luego nada hasta que tenían 3 meses.

Estaba a punto de abandonar. Llevaba desde el principio con mixta al 50%, intentando relactar, peleando por aumentar la cantidad de lactancia materna que recibían, casi cada cm3 extra de leche. Pero no veía mi leche. No, nunca. Las tomas duraban horas. Se me quedaban dormidos mamando, y despertaban mamando.

Una tarde me enfadé y dije "Ya está bien, lleva ya una hora, está dormido, de ahí ya no puede estar saliendo nada ¡va a ser verdad que me usa de chupete!". Y le quite del pecho con un poco de brusquedad... Y vi volar un chorrillo de leche. Lo flipé. Lo flipé porque yo a esas alturas creía que lo de las madres que echan chorrillos era un mito, y porque después de una hora mamando, ¡mucho menos! Mis tetas debían estar exprimidas ¿no? Pues no. Chica, no funciona así.

A partir de ese día relacté de golpe y tomaron lactancia materna prácticamente en exclusiva hasta los 5 meses. Y después no lo dejaron, tuvimos una lactancia prolongada hasta más allá de los 3 años.

Eso sí, nunca más volví a ver un chorrillo de leche, ni unas gotas. Me limitaba a confiar en que, si no se quejaban, si estaban bien, debían estar comiendo.

Por eso yo soy muy pasota con todos los mitos de la lactancia, incluyendo las complicadas maniobras que recomiendan algunos grupos de lactancia para relactar. No hace falta ir "subiendo la producción" poco a poco, ni tomar cerveza, ni estimular con el sacaleches.

El pecho no funciona así, segrega la leche que le hace falta a tus bebés, cuando a ellos les hace falta. Es capaz de duplicar y hasta triplicar la cantidad de leche de un día para otro sin que tú hagas nada para estimular ese cambio. Porque no tienes una fábrica de producción de leche a la que hay que pasar órdenes de trabajo, programar la maquinaria, y contratar nueva gente si quieres aumentar la producción. No. El pecho segrega lo que le pidas, si lo dejas tranquilo. Y dejarlo tranquilo, entre otras cosas, es no intentar evaluar cuánto estás segregando. Esa duda te crea un estado de estrés, tus tetas se ofenden, no les gusta que las mires con desconfianza. En cambio si te relajas, confías en ellas y las dejas trabajar, pueden segregar litros y litros.

Carmina de T., madre de mellizos de 5 años

7 comentarios:

  1. Me encanta este post porque, efectivamente, la lactancia es de alguna forma un acto de fe. Yo sí que veía mis chorritos y durante un tiempo tuve que sacarme leche y sabía que tenía un montón pero es verdad que tenemos que aprender a confiar en nuestro propio cuerpo y en la naturaleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la leche a veces se ve, y a veces no. Depende de muchos factores. Pero cuando no se ve cuesta trabajo mantener la fé. Y en el fondo, si el bebé (los bebés) están bien, crecen, manchan pañales y no hay ningún signo que indique que no come lo suficiente, pues no hace falta ver la leche para saber que está ahí.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Yo tengo tres hijos, las dos últimas son las mellizas y tampoco he utilizado empapadores, solo una vez cuando el mayor tenia 5 meses y tardo en despertarse esa noche, fue la unica vez que se salio y le di de mamar 3años y medio, hasta el embarazo de sus hermanas. Y con las mellizas igual, mamando en exclusiva, una de ellas y la otra con mixta tampoco se me ha salido nunca la leche, y ya van 10 meses, en fin la naturaleza¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la naturaleza es así. Es muy curioso que cuando se trata de lactancia humana, todo el mundo espere que la leche se pueda extraer, medir, pesar, con toda facilidad. Pero a todos se nos vienen a la cabeza escenas cómicas de cuando un "chico de ciudad" intenta ordeñar una vaca y no sale ni una gota. Y parece lo más normal del mundo. Y ya ves tú si tendrá leche una vaca.

      Un saludo y enhorabuena por tus 3 retoños

      Eliminar
  3. Precioso y tan, tan cierto. :-) La lactancia es verdaderamente un acto de confianza y sobre todo, de quietud y olvidarse del control férreo de las cosas... y eso es complicado en el mundo en el que vivimos, que vamos todo el día como locos y que nos gusta controlar todo al milímetro.

    Yo tampoco he sido nunca de "empapar" todo con leche... mis pechos han segregado siempre lo justo. Lo justo para amamantar a 1 hija y luego a 2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJA ¡Lo justo! que no es poco. Un beso guapa

      Eliminar
  4. Hola, completamente d acuerdo. Yo creo q la lactancia en parte es un acto d confianza en nuestro cuerpo. Yo tengo 1+1+2, y a mis mellizos fue a los q más tiempo les pude dar. Confiaba plenamente en mi cuerpo.
    Saludos

    ResponderEliminar