Aviso importante

Mientras se solucionan los problemas con el servidor donde estaba alojado el foro, tenemos uno nuevo y provisional en Criando Múltiples en freeforums.org . Al ser nuevo, no tienen validez los antiguos usuarios, por lo que tendrás que darte de alta de nuevo si antes estabas en el viejo.
Si tienes dudas, puedes plantearlas en cualquiera de los posts de Criando Múltiples en facebook o comentando en Twitter. También nos puedes mandar un email a nuestro correo: criarmultiples arroba gmail punto com.

2 de noviembre de 2012

¿Separamos a los gemelos en el cole o no?

Hoy traemos al blog este post, publicado por Gema Cárcamo en su blog Gemelos al cuadrado, sobre la dichosa política de separación de los gemelos en clases distintas. Muchas gracias, Gema, por dejarnos traer a nuestro blog tu entrada.


Hace unas semanas llegaba a mi conocimiento la historia de Carmen,  una mamá de gemelos que estaba viviendo con pesar la separación de sus pequeños en Educación Infantil. Nos hacemos eco de esta noticia, invitando a las madres que así lo deseen a escribir, desde el respeto y la educación que se merece, a la dirección del centro para solicitarle que tenga a bien reconsiderar la decisión de separar a estos niños.

Vienen en un paquete indivisible, comparten desde el primer minuto los latidos del corazón de su madre, su calor y el alimento que les llega. Sufren su primera separación física nada más nacer porque la naturaleza lo dicta así, pero emocionalmente son como uno sólo. Tienen una sintonía especial. A lo largo de su vida experimentan separaciones innecesarias y frustrantes, como en el Colegio.

Muchas son las madres que me preguntan mi opinión sobre separación de los gemelos en dos aulas diferentes. He tenido la oportunidad de vivir dos casos diferentes que me hacen postularme hacia el sentido común. ¿Qué necesidad hay de separar a dos niñ@s para ponerlos en aulas diferentes?

La política de cada centro

Los argumentos sobre los que se justifica la designación de un aula para cada gemelos es variopinta y cuestionable. Algunos se toman el asunto muy en serio y te dedican algunos textos para convencerte de la necesidad de que vayan separados. Otros no tienen ni siquiera ese detalle. Lo normal es que te digan que los niños separados son más independientes y desarrollan más su individualidad y que es la norma.

Eso es lo que me pasó a mí en el año 2003 en el colegio donde matriculaba a a mis hijos. La noticia de que mis hijos iban a ser separados físicamente de nuevo me cabreó bastante, pero lamentablemente no llegué a la pataleta, aunque debería haberlo hecho. La primera separación fue nada más nacer, la segunda cuando vivieron 15 días separados, uno en el hospital y otro en casa los primeros días de su vida, y ahora otra vez.

En este caso el centro aseguraba que la separación de los niños en dos aulas diferentes respondía a necesidades educativas y personales, los niños estaban mejor separados porque así ellos habían visto que estaban mejor. No hubo ningún interés en discutir con nosotros el caso de forma personal, era sí o sí. Todo lo contrario a lo que dicen los expertos de verdad.

Y es que toda separación es dañina, en cualquier momento, pero especialmente durante la infancia. Dos niños que apenas se comunicaban solo entre ellos en su propio idioma, son separados para mejorar su desarrollo. Puede que en un principio la cosa sonase como que era muy necesario para potenciar su comunicación. Aun así creo que siempre hay que tener la amabilidad de preguntar a los padres, porque el proceso de segregación es tan serio que merece ese debate. Nadie mejor que los papás para saber si esta decisión puede afectar a su desarrollo personal o no, ya que son los que mejor conocen a sus hijos.

Jorge y Jesús fueron de nuevo separados al iniciar la escuela infantil de primer ciclo, y de nuevo me quedé de brazos cruzados sin rechistar, porque los argumentos que me daban eran los mismos. Se supone que los profesores y los directores de las escuelas saben lo que es mejor para los niñ@s. Pues resulta que en estas edades si cabe es más importante tener la consideración de mantenerlos juntos en el mismo aula.

Con la escolarización en educación infantil de segundo ciclo, Jorge y Jesús acabaron en el mismo colegio en el mismo aula.No, no es que cambiaran la política de separación. La decisión se fundamentaba en que al haber solo una aula de infantil, los niños compartirían el aula. No se consideró de nuevo ese "hecho tan importante" como era el fomento de la individualidad de los niños, porque esta vez no les interesaba.

Por el bien de los niños, si fuera algo tan fundamental en sus vidas y en su desarrollo, habrían tenido que recurrir a buscar un colegio donde mis hijos pudieran recibir sus enseñanzas en dos clases diferentes, pero como en la zona no "hay niños suficientes" se han cerrado de forma progresiva aulas haciendo que los colegios sean todos de línea 1. Esto en Coslada y en otros tantos centros de otros lugares, donde por desgracia, no hacen más que cerrar unidades y dejar a los profesores con un porrón de niños en el aula, aunque sea canija. ¡Qué mas da!

Consecuencias de la decisión de separar o no a los gemelos. Según Coks Feenstra, psicóloga especializada en los partos múltiples, no existe evidencia científica que avale que la separación de los gemelos a temprana edad en diferentes aulas sea beneficiosa, más bien es todo lo contrario. Parece que es mucho mejor que los múltiples compartan el aula en estas edades tan delicadas para su desarrollo.

La argumentación que aporta Feenstra me parece suficientemente solida por  lógica y sentido común: la importancia del vínculo especial que existe entre los hermanos, algo que no se puede obviar.

Separando a los gemelos se corre el riesgo de una falta de adaptación de los niñ@s a su nueva etapa. Estar escolarizados juntos les ayuda a adaptarse mejor a la realidad que están viviendo.

Algunos estudios han encontrado que los niños que son separados en estos momentos tienen mayores riesgos deproblemas psicológicos como depresión y ansiedad.Aunque el riesgo es pequeño, merece ser tenido en consideración.

Los cuatro tunantes de hermanos
Núnez-Cárcamo jugando juntos
Las consencuencias en cualquier caso de la separación de los niñ@s durante su vida escolar no parece que sean siempre positivas. Puede que lo sea ante determinadas situaciones, pero siempre hay que adelantarse a ellas valorando todo de forma integral. Creer que los nin@s van a ser más independientes y van a tener más éxito por estar separados de forma generalizada es una locura.

Según la especialista, y una idea que compartimos muchísimas madres en el mundo de la blogosfera maternal, parece ser tendencia actual de la sociedad negar la importancia del vínculo, observando con casi "horror" como se intenta independizar a los niños casi desde que salen del vientre materno.

Socialmente mis hijos pequeños no tienen ningún tipo de problema, tienen su propio grupo de amigos, algunos compartidos, y otros no. Cada uno tiene sus aficciones diferentes, se sientan en mesas distintas, no se han estancado en su desarrollo académico y son felices porque tienen un punto de referencia y apoyo en clase que a todos nos hubiera gustado tener. Es decir, que cada uno tiene su personalidad y si individualidad.

Dice Coks: "No debemos olvidar que en todo niño hay un afán por ser un individuo autónomo; los hijos de un parto múltiple no son una excepción a esta regla." Llegará un momento en que, de forma natural, tienda hacia ese camino y forzarlo no puede sino traer disgustos y preocupaciones. Para qué tanta prisa. La necesidad de separar a los gemelos o no debe ser evaluada cada cierto tiempo, como al pasar de ciclo, o cuando los comportamientos de los niñ@ en la vida cotidiana son de dominancia y agresividad.

De la misma forma, Roberto y Francisco, al ir a clases diferentes, aunque socialmente no han tenido problemas y comparten de la misma forma amigos, académicamente sí podría decir que se han desarrollado de forma distinta, aunque mi argumento no es sólido ni científico. Simplemente Francisco tuvo en educación infantil más profesores que Roberto, con profesoras de baja, suplentes, y suplentes de suplentes. Nunca ha podido estrechar una relación con su profesor como lo hizo Roberto, y eso se nota.

En primero y segundo se volvía a repetir la situación, cada curso con un profesor diferente, y el resultado, la total falta de profesionalidad por desconocimiento de sus necesidades. Si hubiera seguido con su profesora en primero, en segundo no se habrían planteado los problemas que finalizaron en la repetición de curso. Roberto nunca ha vivido esto, y cuando lo ha hecho ya era más mayor y la situación era diferente. Me refiero al tema del cambio de profesores, porque si nos vamos al tema de la repetición, si repitiera ahora, no quedaría otra, acabarían en el mismo aula.

Hay que tener en cuenta la experiencia personal

Mis compañeras de Criando Múltiples, que se curran mucho estos temas y que tienen, obviamente, tanta experiencia o más que yo, que me he centrado siempre más en los temas de lactancia, apuntan en su blog sobre tres estudios que el rendimiento escolar y el desarrollo personal de los niñ@s no se ve afectado porque el hecho de ir juntos al mismo aula. Tenéis una recopilación de artículos súper útiles en su blog. Pero quizás lo que más me ha gustado ha sido un artículo realizado por una hermana gemela contando su experiencia sobre el tema. Soy así de Friki.

Quien desee escribir su experiencia para la Dirección del Centro y ayudar así a Carmen a conseguir que sus niños vayan juntos en el aula, puede pedirme la dirección del centro y se la daré encantada.

1 comentario:

  1. Vaya, qué casualidad! Parece que todas nos hemos puesto de acuerdo esta semana para escribir sobre lo mismo. Yo publiqué la semana pasada un artículo traducido de Twins Magazine basado en varias investigaciones realizadas y las conclusiones son muy similares, aunque en algunos casos concretos si proponían la separación. Podéis leerlo aquí: ¿Separar a los múltiples en clase? Lo que dicen las investigaciones

    ResponderEliminar